DESCUENTOS Y TIENDA PARA EL VIAJERO
Chateau Laurier
Chateau Laurier

Guía y recomendación para viajar a Ottawa

Qué lugares visitar en la capital de Canadá

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Teóricamente iba a viajar a Canadá en temporada de otoño (noviembre), pero ¡el invierno se adelantó tres semanas. Así que puede ver la ciudad de Ottawa, contrariamente a lo que me podía esperar, ¡nevada! Hoy os hablo de las visitas que realicé en la capital del país.

💡Quizás también te interese más información sobre Canadá

1. Qué ver y hacer en Ottawa

1.1. Canal Rideau

Desgraciadamente, visité Ottawa en el peor momento para disfrutar de su gran emblema, Canal Rideau, porque hacía demasiado frío para navegar por él (hay numerosos cruceros) y demasiado calor para patinar sobre él (el deporte preferido de los ottawenses).

¿Qué tiene ese Canal que haga que sea tan famoso? Pues a simple vista, este río rodeado de paseos arbolados, Patrimonio de la Humanidad, no nos dirá mucho. Mide unos 200 kilómetros y nace desde el lago Ontario. Sin embargo, hay que ahondar en su historia para entender mejor su importancia. Fue construido en el siglo XIX y el objetivo inicial era evitar una invasión por parte de los estadounidenses. Aunque finalmente no tuvo lugar ningún enfrentamiento, el canal contribuyó luego en el gran desarrollo de toda la región (industria maderera y minera, transporte de cereales, etc.)

1.2. Museo Canadiense de Historia

He de decir que este probablemente me ha parecido uno de los museos más interesantes de todo mi viaje por la zona de los Grandes Lagos. El Museo Canadiense de Historia nos sumerge en todas las culturas de los primeros pueblos, cómo Canadá nació como país hasta sus problemas más actuales. Para poder acceder al museo tendrás que cruzar Alexandra Bridge (une Downtown y el barrio de Gatineau) desde el que se tiene muy bonitas panorámicas a Canal Rideau y Ottawa.

1.3. El Parlamento de Canadá

En mi caso, la visita de Ottawa fue más que emocionante porque coincidió con “Remembrance Day” o “Poppy Day” (por las amapolas que todo el mundo lleva esos días en las solapas). Ese día los canadienses recuerdan a sus soldados caídos durante la primera y segunda guerra mundial por lo que, en la plaza Confederation Square (en la que se encuentra “The National War Memorial”, con el Parlamento a un costado y el bonito Hotel Fairmont Château Laurier como telón de fondo), pude ver la ceremonia…  ¡con el actual Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau! ¡Toda una experiencia!

Una de las visitas que no pueden faltar en tu itinerario que viajas a la capital de Canadá es evidentemente su Parlamento y Senado. Son dos edificios independientes: la “House of Commons” (Parlamento) y el “Senate (Senado).

Ahora mismo los parlamentarios se reúnen en el edificio que se encuentra en Parliament Hill. El inmueble fue construido en el siglo XIX, pero en el siglo 1916 sufrió un incendio y aún está en curso de restauraciónLa biblioteca de Parlamento es una de las joyas del conjunto pero, por desgracia, se encontraba en obras, en el momento de mi visita. 

Los senadores se juntan en el particular edificio del Ayuntamiento, una antigua estación de tren.

Ambos edificios sólo se pueden ver contratando visita guiada a través de su web. Recuerda que se reservan por separado y que se encuentran a unos 20 minutos el uno del otro. Ésta es la página oficial.

1.4. El arte urbano de las “Mural Boxes”

El arte urbano está claramente poniéndose de moda en todo el mundo. Ottawa no podía ser menos. Lo llamativo de la iniciativa es que nos encontraremos estas pequeñas obras de arte, sobre todo, en cajas-contadores de luz de la ciudad, todos ellos de un tamaño estándar, dedicado a mujeres glamurosas con aires retro.

1.5. Basílica Catedral de Nuestra Señora

La Basílica de Nuestra Señora es una iglesia de pequeñas dimensiones. Ha sido declarada Patrimonio nacional porque su edificio original se remonta a principios del siglo XIX. Llama la atención por su exterior plateado (que recuerda al dibujo animado de Frozen). Su interior totalmente pintado de azul también es muy coqueto.

1.6. ByWard Market

La zona comercial, de bares y restaurantes por excelencia de Ottawa es la zona de ByWard Market. Sin embargo, tal y como comenté antes, justo cuando me iba a recorrer la zona, ¡cayó una increíble nevada! Como bien sabéis, los mercados locales son mi predilección así que fue lo que principalmente puede recorrer por esa zona en aquel momento.

 

1.7. Otros museos de Ottawa

Frente a Toronto, a Quebec y Montreal, está claro que Ottawa no destaca tanto como otras ciudades de este recorrido. Sin embargo, tiene su encanto. Si hace buen tiempo, también existen muchos atractivos turísticos naturales a sus alrededores (que no pude descubrir por culpa de la nieve). Si dispones de más tiempo (yo me quedé apenas 2 días), otras de las visitas que me recomendaron fueron el Museo del Banco de Canadá (Trata no sólo del Banco canadiense sino de cómo funciona la economía, la bolsa y muchas cosas más. Es muy didáctico y recomendable sobre todo si viajas con niños), el Bytown Museum (sobre la historia de la ciudad) y la Galería Nacional de Canadá (con algunas de las obras de arte contemporáneo más importantes del país).

2. Dónde comer en Ottawa

Tal y como comenté en artículos anteriores sobre Canadá, lo que más me ha llamado la atención del país es que presume de su multiculturalidad así que, cuando le pedí recomendaciones a los locales sobre dónde comer… ¡El sitio de moda ahora mismo es el Santotei Ramen en el que, evidentemente, sirven ramen japonés! Cuando llegué al local, ¡Hasta había cola para entrar!

Desde luego, tras haber viajado a Japón, para mí, este ramen estuvo de 10 así que lo recomiendo.

3. Dónde dormir en Ottawa

En  mi caso, al viajar sola con un presupuesto ajustado, opté por hacer Couchsurfing. Sin embargo, mi host me habló de un hostel muy original. El Hi Ottawa es una antigua cárcel reconvertida en hostel. No puedo probarlo en primera persona pero, desde luego, ¡Debe ser toda una experiencia!

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!