tren-machu-picchu-peru

Interior del tren Incarail a Machu Picchu

Tren de Ollantaytambo a Machu Picchu

¿Quién no ha soñado con ir a Machu Picchu? Pues como os podéis imaginar aquella mañana aunque tuviese que levantarme a primera hora de la mañana para coger el tren, no me costó nada despertarme. Estaba impaciente.

El trayecto en tren tarda aproximadamente dos horas y media. Sale desde Ollantaytambo para dejarte en Machu Picchu pueblo, conocido como Aguas Calientes. ¿Eso qué significa? Que cuando llegas a Aguas Calientes aún no has llegado al recinto arqueológico de Machu Picchu. Nada más bajarte del tren, hay una parada de bus. Pasan autocares cada 15 minutos para subir… ¡por el módico precio de 12 dólares! (como si el precio del tren y de la entrada no fuesen poco). Aunque el primer tren de IncaRail no llega para el amanecer, al tener ya impresa mi entrada comprada por Internet, fue llegar y entrar directamente sin tener que hacer cola. Sobre las 8,30 ya estaba allí lista para empezar. 🙂

machu-picchu-peru-2

Vistas nada más entrar al recinto de Machu Picchu

Visita a Machu Picchu  

Aquel día tuve la gran suerte que lucía el sol (aunque las nubes y la niebla siempre rodean en algún momento determinado del día la montaña otorgándole un halo de misterio). Y digo suerte porque una de las primeras recomendaciones es llevar un chusquero (uno de usar y tirar por si las moscas) y repelente antimosquitos (la humedad y la enorme vegetación es lo que tiene…). Al llegar en tren y al subir en bus, aunque ambos son caros, estaba fresca y animadísima para empezar… ¡y muy pronto me alegré de haberlo hecho así y es que… Machu Picchu es enorme. Si, nada más llegar, tienes una panorámica espectacular de todo el recinto, tan pronto empiezas a recorrer sus miles de senderos de piedras irregulares subiendo y bajando (imprescindible buen calzado e incluso un bastón de montaña puede ser de gran ayuda) te das cuenta del esfuerzo físico que supone andar por allí (además de que no solemos estar habituado a esas altitudes) y de que recorrerlo entero puede llevarte horas y horas.

Otra de mis recomendaciones es que llevéis comida y bebida ya que dentro del recinto no hay nada y fuera de él tan sólo hay un restaurante. Una botella de agua de medio de litro me costó 8 dólares para que os hagáis una idea…

caminos-machu-picchu-peru

Caminitos de Dios…

Existe también la posibilidad de ascender a Huayna Picchu que es la montaña más alta de los alrededores (para ver desde más arriba el recinto) pero el ascenso, sólo recomendado para los más deportistas, lleva unas dos horas. Recorrer Machu Picchu (a buen paso) me llevo unas cinco horas y media para que os hagáis una idea…

Decidí tomar un sendero llamado antiguo sendero inca y todo ello ya me llevó una hora y media. Eso sí, las vistas desde allí fueron impresionantes… 🙂

En el recinto, no hay ningún cartel explicativo así que si tenéis la oportunidad y os interesa se pueden contratar guías en el lugar (o poner la oreja cuando se os acerque algún grupo).

montana-machu-picchu-peru

Unos paisajes hipnóticos

ruinas-machu-picchu-peru

Las ruinas de Machu Picchu

El parque arqueológico de Machu Picchu

Machu Picchu se divide en varios sectores:

El recorrido empieza por la Puerta de la Ciudad, ,la Piedra Sagrada, el Templo del Sol y el Mausoleo. A continuación se encuentran la Plaza Sagrada (con el Templo de las tres ventanas) y Intihuatana, un especie de pirámide con una vistas vertiginosas quedando siempre la plaza en el centro por la que no se puede cruzar (Allí andan a su aire un montón de llamas, de vez en cuando perseguidas por los turistas…).

En el último tramo, menos espectaculares aunque no menos importantes, están el grupo de las Tres Portadas, el grupo de los Morteros, el grupo del Cóndor, los talleres y las viviendas, edificaciones más sencillas en los que vivían la gente. En la salida ya se encuentra la Escalinata de las Fuentes que muestra, una vez más lo ingeniosos que eran los Incas.

rutas-incas-machu-picchu

Las rutas incas… de la muerte

La bajada de Machu Picchu a Aguas Calientes

Para la bajada, como no me apetecía tener que volver a pagar una barbaridad de dinero y aún me quedaban fuerzas, decidí bajar andando. Me indicaron que se podía llegar a Aguas Calientes en 45 minutos tomando la “Ruta de los Incas” un atajo de escalones y escaleras en medio de la vegetación. Empecé a descender pero muy pronto, al no ver más viandantes por allí y por lo empinada que era la bajada (y lo fácil que podía resultar hacerme otro esguince), decidí finalmente seguir mi camino por la carretera llena de curvas por la que había subido. Disfrute de los paisajes y de la montaña como una enana (fotos a tutiplén) y finalmente tardaría… ¡unas dos horas en llegar a Aguas Calientes!

Antes de tomar el tren de regreso a Ollantaytambo, me di un paseo por el pueblo de Machu Picchu (Aguas Calientes) y me alegré de regresar a dormir a este primero. Aguas Calientes no tiene mucho encanto. Es más que nada una ciudad con hoteles y restaurantes a precios desorbitantes…

Aquella noche, como os podéis imaginar, dormiría más que bien: reventada de cansancio pero feliz por haber visto otra de las nuevas siete maravillas del mundo moderno. 🙂

aguas-calientes-machu-picchu-peru-2

Aguas Calientes, conocida como la ciudad de Machu Picchu

aguas-calientes-machu-picchu-peru

Llegada a Aguas Calientes

 

Deja un comentario