mercado-artesanal-pisac-peru

Mercado artesanal de Pisac

pueblo-pisac-peru

Gente encantadora que posa para ti y luego te pide unas moneditas

Excursión al Valle Sagrado de los Incas

Cogí otro autobús nocturno de Puno a Cuzco y tan pronto llegué de madrugada, ya tocaba enganchar con la excursión al Valle Sagrado de los Incas que arrancaba a las 10. Por lo tanto, conocer la ciudad de Cusco quedaría para el final del viaje. Aquella mañana sólo me iría a desayunar al Mercado Central y poco más.

Intentar organizar esta excursión por mi cuenta resultó ser un auténtico quebradero de cabeza así que, desgraciadamente, vuelta a contratar un tour. Si el de Uros y Taquile me había parecido catastrófico, esta excursión al Valle Sagrado de los Incas me horrorizó casi más. Nada más subirnos al autobús, el guía se presentó, nos hizo un resumen de los lugares que íbamos a visitar… ¡y empezaron los “momentos publicidad”! Primero, una chica que nos quería vender un dvd de Perú, luego un chico que nos quería vender libro sobre el Valle Sagrado, luego que si licores… y así todo el tiempo. 🙁

valle-sagrado-pisac-peru-2

Vistas desde la carretera a las terrazas de Pisac

pisac-peru

Vistas desde las terrazas de Pisac… ¡y ya!

Visita a Pisac

La primera parada de 45 minutos cronometrados fue en el mercado artesanal de Pisac. Nos depositaron en la puerta de una joyería en la que nos explicarían cómo distinguir los materiales que nos venderían en el mercado. Fue interesante pero, tras 20 minutos de explicación, ya no nos daba tiempo a llegar prácticamente a los puestos y a regatear así que al final, la gran mayoría – como cabía de esperar – compraríamos allí.

La siguiente parada ya fueron en las terrazas de Pisac – con unas explicaciones de lo más vagas y “tiempo libre” (es decir, 30 minutos para sacar fotos. Nada de tiempo para explorar el palacio imperial 🙁 ). Aún así, hay que decir que el lugar es excepcional y parece mentira que los incas fueran tan “listos” como para crear esas terrazas medidas al milímetros (que aún se mantienen en pie siglos después). Si no fuera poco, se ha descubierto recientemente que cada nivel mantienen una temperatura determinada por lo que cada terraza era apta para un tipo de cultivo diferente.

A continuación, llegaría la hora del almuerzo en Urubamba que fue el más desastroso de todos los buffets que los comí en mi vida (¡Con lo difícil que es comer mal en Perú!)

ollantaytambo-peru

Vertiginosas vistas desde lo alto de las ruinas de Ollataytambo

ollataytambo-peru-2

Subiendo y sudando la gota gorda… ¡Impresionante!

Visita a Ollataytambo

La última parada sería el complejo arqueológico Ollantaytambo dónde se nos explicaría de forma un poco más extensa muchos de los grandes logros y misterios que aún existen en torno a los incas. Esta excepcional ciudad fue fundada por uno de los incas más importantes de toda la historia, Pachacútec y, durante la conquista, allí se atrincheró Manco Inca Yupanqui hasta que finalmente se retiró y Pizarro tomó la ciudad. Una vez más sorprende ver el ingenio y los amplios conocimientos arquitectónicos que tenían los incas. Incluso el guía nos contó que se ha descubierto que la luz entraba de determinada manera a la fortaleza según la temporada del año, lo que les permitía a los incas calcular las fechas.

La excursión seguiría de vuelta para Cusco, parando por Chinchero. Me dio pena perderme esa visita pero, por otro lado, estaba feliz de poder bajarme de aquel maldito autobús y poder descansar después de este largo día. Fue un gran acierto quedarme en Ollantaytambo. Con la excursión sólo visitamos el complejo arqueológico pero este pueblecito encantador, tranquilo y genial es perfecto para relajarse antes de la excursión tan esperada: Machu Picchu. En su plaza principal hay un montón de pequeños restaurantes y tiendas de artesanía. Ollantaymbo posee un punto “mágico” al encontrarse en plena montaña. La gran mayoría de sus calles son adoquinadas, algunas casas aún conservan elementos originales incas e incluso aún se conservan muchas canalizaciones en ciertas calles.

Aquella noche tocaría acostarse temprano ya que al día siguiente cogería el primer tren para visitar Machu Picchu

ninos-ollantaytambo-peru

Niños de Ollantaytambo jugando sin más

canalizaciones-ollantaytambo-peru

Antiguas canalizaciones incas de Ollantaytambo

atardecer-ollantaytambo-peru

Lindo atardecer en Ollantaytambo

Deja un comentario