DESCUENTOS Y TIENDA PARA EL VIAJERO
Viajar en bus por Turquía
Viajar en bus por Turquía

Viajar en bus por Turquía

3 razones por las que deberías probar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Si estás preparando tu viaje por Turquía, y aún no has pensado en los medios de transporte que vas a tomar para hacer tu ruta, en este post te presento las ventajas de movilizarte en bus por el país eurasiático.

Porque no nos digamos mentiras: siempre que pensamos en comodidad, se nos viene a la cabeza la imagen del avión. ¿Pero es realmente la opción más cómoda? ¿Con la que ahorrarás tiempo? ¿Y la que mejor se ajuste a tu presupuesto? Aquí te lo responderé.

Pero antes de eso, te advierto que el post no será objetivo. ¿Por qué? Pues porque estuve recorriendo Turquía sola durante dos meses y en ese tiempo, todos los recorridos que hice fueron en bus.

💡Quizás también te interese más información sobre Turquía

Preferí este medio porque me gusta tener libertad de decisión cuando viajo: suelo tomarme mi tiempo en cada país y decido mi ruta según como me sienta, dependiendo de la impresión que me haya generado la ciudad del momento. ¡Ah! Y también teniendo en cuenta las recomendaciones de los amigos locales que haya hecho por el camino.

Aparte, después de probarlo, noté que era seguro para viajar sola: al comprar, te permiten ver en cuáles asientos van hombres y en cuáles, mujeres. Así que si no consigues una silla individual, siempre puedes escoger ir al lado de una mujer, como lo explico en esta guía para viajar en bus por Turquía.

En todo caso, hay muchos más beneficios de escoger esta manera de movilizarse, que te explicaré a continuación:

Viajar en bus por Turquía
Viajar en bus por Turquía

1. Moverse en bus por Turquía es barato

En general, viajar por Turquía es bastante económico, a excepción de los sitios turísticos que, como podrás imaginar, sí tienen precios en euros (aunque cuando veas todas las maravillas que tienen, quedarás fascinado).

Bueno, y de llegar allí, porque los vuelos con aerolíneas oficiales no suelen ser tan económicos. Cuando iba a ir, por ejemplo, cada pasaje solo ida, directo desde Barcelona, no bajaba de 100 euros. No obstante y como siempre digo, todo depende de la búsqueda que hagas, jejeje.

Como prefería gastar menos en pasajes, se me ocurrió otra ruta, alternando vuelo low-cost con bus, como te cuento en este post.

En fin, aparte de los pasajes y los museos y demás, una comida al mediodía te puede costar hasta 2 euros y una noche de hostal, 10. Obviamente, dependiendo del sitio, pero ese fue mi promedio de gasto allí, y los buses no fueron la excepción.

Por ejemplo, el trayecto de Estambul a Çanakkale en bus, que correspondía a más de 7 horas viajando por tierra, me costó un aproximado de 10 euros. Los recorridos largos se suelen mantener en ese precio, mientras que los más cortos cuestan menos, obviamente.

En cuanto a vuelos, jamás vi alguno que costara igual que el pasaje de bus o, incluso, el doble de este, aunque debo decir también que viajar en bus nocturno no me pareció tan cómodo en Turquía como en otras partes del mundo. ¿Por qué? Pues porque las sillas no se recuestan mucho, como en los buses de Vietnam o China (aunque esos ya son una cama, directamente).

Pero bueno, comparado con los de Europa occidental como Flixbus y Eurolines, los turcos los superan con creces. Incluyendo la amabilidad de su personal, que también influye en cómo te sientas viajando en este medio de transporte.

Aparte, en los trayectos largos suelen ofrecerte café o té y algunos snacks. Igualmente, tendrás tu propia pantalla de entretenimiento, aunque no te ilusiones: todas las películas están en turco, y sin subtítulos.

No obstante, en mi caso, me fascinaba mirar por la ventana mientras escuchaba música turca. El paisaje, acompañado por esta música, era un cóctel que, definitivamente, me hacía sentir a plenitud el viaje, incluso si me encontraba simplemente esperando que el bus llegara a su destino.

 

2. Puedes armar tu propia ruta sin antelación

Como dije antes, la tranquilidad de poder armar tu ruta a medida que avanzas es otra ventaja de viajar en bus en Turquía. En mi caso, normalmente solía comprar con un par de días de anticipación o, incluso, el día previo a mi salida.

¿Cómo lo hacía y en dónde? Simple: hay oficinas de las empresas de buses repartidas por las ciudades más grandes. Si estás en Estambul y quieres tomar un bus de Pamukkale (la compañía de buses más lujosa, por ejemplo), encontrarás oficinas cercanas a sitios turísticos.

Sin embargo, recomiendo comprarlos en las que queden cerca a tu hotel, porque así puedes pedir que te recojan allí. Si no es posible, te pedirán que te acerques al punto donde las compraste. Así, podrás ir caminando de tu hotel al punto donde compraste el pasaje.

Una vez en la oficina, te enviarán en “shuttle” al terminal de buses para tomar el bus grande. Entonces, te ahorrarás la incomodidad de tener que llegar al terminal grande por ti mismo, que es todo un suplicio teniendo en cuenta el tamaño de una ciudad como Estambul, si es que estás allí.

Además, si vas con el transporte privado de la empresa y llegas tarde para el bus grande, tendrán que responder de alguna manera porque el pasaje está comprado y no fue tu culpa (cosa que no pasará cuando el tráfico te impida llegar, si vas en un taxi particular).

Viajar en bus por Turquía
Viajar en bus por Turquía

3. Evitas las salidas al aeropuerto en ciudades como Estambul

Los aeropuertos suelen quedar lejos de las ciudades y transportarse hasta allí también es todo un proceso. El tráfico en Estambul es realmente caótico y hay que salir con mucho tiempo de anticipación si tu vuelo es, por ejemplo, desde el aeropuerto de Sabiha Gokcen, como lo cuento en este video.

Sin embargo, a ese aeropuerto que queda en la zona asiática, llegan usualmente aviones provenientes de destinos internacionales.

Por el contrario, el aeropuerto Internacional de Estambul (diferente del Sabiha Gokcen) es más cercano y queda en el lado europeo, que es donde, usualmente, los turistas permanecen. De cualquier modo, nunca puedes confiarte del tráfico en esta mega ciudad de 15 millones de habitantes.

Así que al final, con tantas horas de anticipación que hay que calcular para anticiparse a los atascos, sumadas a las esperas del aeropuerto y demás, no creo que realmente te estés ahorrando más tiempo del que emplearías si tomas un bus entre ciudades.

En todo caso, esto varía si no hablamos de una ciudad tan grande como Estambul, por supuesto. La antigua Constantinopla creo que se lleva la corona en términos de tráfico caótico.

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.