DESCUENTOS Y TIENDA PARA EL VIAJERO
Viajar haciendo voluntariado
Viajar haciendo voluntariado

Viajar haciendo un voluntariado

Análisis de los pros y contras de una experta en voluntariados

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Última actualización:

Viajar haciendo un voluntariado es una de las formas más lindas de viajar. Más allá de estar dándole tu tiempo a otras personas e integrándolo con tu viaje, viajar haciendo un voluntariado tiene algo que haces que disfrutes el momento un poco más.

Vamos a dejar algo en claro. Cuando digo “más lindo”, me refiero a algo totalmente subjetivo. Para mí viajar para ir a una playa de arena blanca y verla desde lejos mientras estoy en una piscina en un resort 5 estrellas no tiene absolutamente nada de interesante. Y menos lindo. Para mí los viajes son desafíos personales, crecimiento, aprendizaje. Para mí lo lindo de viajar lo dan las otras personas, sobre todo en una cultura que desconozco. Es hermoso levantarte por la mañana en el medio de la nada y que tus pies pisen el barro de la casa que estás ayudando a construir junto con otros viajeros. Pero, te repito, es totalmente subjetivo.

A mí me gusta pensar los viajes como una experiencia de vida y no tanto como un stop en el medio de la misma. Mis viajes no son vacaciones sino, más bien, distintas formas de vivir. Viajar haciendo un voluntariado me permitió unir muchas de las cosas que más disfruto en la vida cotidiana y aumentar de forma exponencial lo que me gusta llevarme de los viajes en general.

Viajar haciendo voluntariado
Viajar haciendo voluntariado

💡 Quizás también te interesen estos otros artículos sobre Trabajar viajando

1. ¿Qué son exactamente los “voluntarios”?

Antes de seguir hablando maravillas de este estilo de viaje, me veo en la obligación de que hablemos sobre a qué me refiero exactamente con ser voluntarios. Existen muchos conceptos y debates al respecto del término “voluntario” en el mundo de los viajes, por lo que hablar con detalles precisos y que eso satisfaga a todos resultaría imposible. Por eso, hablemos en términos generales: viajar haciendo un voluntariado es, básicamente, trabajar algunas horas al día o por objetivos, a cambio de alojamiento y/o comida. Que seas voluntario significa que no va a haber una remuneración monetaria a cambio de tus horas laborales, sino que, en realidad, se va a tratar de una especie de intercambio que, en general, se trata de alojamiento y, en algunas ocasiones y dependiendo de quién te esté “contratando”, comida.

Este tipo de intercambio no sólo ayuda a que economices tus gastos al momento de viajar (sobre todo, si estás haciendo un viaje largo) sino que, además, va a hacer que te inmersas de lleno en la cultura que estás visitando. Desde mi experiencia personal, te digo que no hay forma más efectiva de entender un país o una cultura, que trabajando allí y relacionándote con los locales en un ambiente de trabajo.

 

2. ¿Qué tipos de voluntariados hay?

La forma más común de viajar haciendo un voluntariado es trabajando en hostales a cambio del alojamiento. Esta modalidad no sólo te permitirá ahorrar evitando que tengas que pagar noches de hospedaje (que suele ser de lo más caro) y, de esta forma, alargar tus días de viaje, sino que además podrás conocer muchísimos viajeros a la vez que te relacionas con la gente local.

Los trabajos que suelen pedírsele a los voluntarios en los hostales pueden ir desde la limpieza de las instalaciones hasta la recepción y la organización de eventos.

Otro tipo de voluntariados pueden ser en escuelas rurales enseñando idiomas, en granjas ayudando con la refacción de los espacios e incluso aprendiendo permacultura.

Lo bueno del mundo de los voluntariados es que puedes darle rienda suelta a tu imaginación, tomar coraje y ofrecer tus servicios a los lugares que más te llamen la atención.

Si te encanta la fotografía puedes escribirle a algún hostal en esa ciudad que tanto te gusta para ofrecerle un pack de fotos para sus redes sociales a cambio de alojamiento. Lo que se te ocurra, cualquier cosa que sepas y disfrutes hacer, va a haber alguien que lo necesite y lo pueda aprovechar.

💡 Si quieres saber más sobre cómo funciona la plataforma de voluntariado Worldpackers, podrás encontrar información aquí.

Viajar haciendo voluntariado
Viajar haciendo voluntariado

3. Qué tener en cuenta antes de aceptar un puesto como voluntario

Viajar haciendo un voluntariado es muy lindo, pero tal como decimos en mis pagos: hecha la ley, hecha la trampa. No todo es de buena fe en el mundo de los viajes y, si bien soy de las primeras que sostiene que en nuestro bello mundo hay muchísima más gente buena que mala, la gente que quiere aprovecharse del viajero no va a faltar. Lamentablemente es muy común, sobre todo, en el ambiente de los hospedajes (hostales y hoteles), que los dueños que contratan voluntarios para que se encarguen de sus alojamientos terminen aprovechándose de la buena voluntad de los viajeros. Algo que se traduciría en que trabajes más horas de las que te corresponden por estar en carácter de voluntario.

La mejor forma de darte cuenta si el trato es justo, es comparar monetariamente lo que te ofrecen con las horas que te exigen. Por ejemplo, supongamos que estás en Australia donde el sueldo mínimo ronda los 18 dólares australianos la hora de trabajo. El hostal donde quieres trabajar como voluntario te pide que trabajes unas 5 horas al día 7 días a la semana y a cambio te da una cama en una habitación compartida de 8 personas. Si tuviese que pagarte con dinero, estaríamos hablando de 630 dólares australianos la semana. Lo próximo que tendrías que hacer es ver cuánto cuesta la noche en la habitación que te están ofreciendo por tu trabajo. Si la habitación cuesta 30 dólares la noche (lo que haría un total de 210 dólares a la semana), pues entonces el trato no sería para nada justo. A menos que además te ofrezcan 2 comidas y tours gratis (o cualquier cosa que el hotel donde te encuentres ofrezcas). Lo que quiero que entiendas es que el trabajo voluntario no sólo te ayuda a ti a viajar barato, también ayuda a los dueños del hotel a no tener que contratar a alguien y pagarle por sus servicios, lo cual a veces termina en una relación injusta. Antes de aceptar un voluntariado, asegúrate de que sea justo para ti también.

💡 Si quieres saber más sobre cómo funciona la plataforma de voluntariado Worldpackers, podrás encontrar información aquí.

 

4. ¿Me conviene buscarlo a través de plataformas específicas o por mi cuenta?

En mi experiencia personal, depende del tipo de voluntariado que quieras hacer. Cuando se trata de granjas de permacultura o escuelas, suele ser conveniente buscarlo dentro de plataformas ya que puedes ver las reviews que otros viajeros han dejado y te aseguras de que sean lugares serios y que cumplan con tus expectativas. Cuando se trata de hostales, a mí me gusta y me funciona mejor buscarlos por mi cuenta. Suelo dedicarme un día entero a ver y listar los que más me gustan y luego les escribo un mail presentándome y contándoles mi propuesta.

Viajar haciendo un voluntariado es una experiencia completa que te ayudará a llenar tus viajes de desafíos, crecimiento y nuevos amigos. ¡Buena suerte!

💡 Si quieres saber más sobre cómo funciona la plataforma de voluntariado Worldpackers, podrás encontrar información aquí.

💡Quizás también te pueda interesar este artículos sobre agencias de viajes de voluntariado

 

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!