DESCUENTOS Y TIENDA PARA EL VIAJERO
Trabajar como profesor de inglés en el extranjero
Trabajar como profesor de inglés en el extranjero

Trabajar como profesor de inglés

¿Es posible trabajar como profesor de inglés en el extranjero?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Si tu sueño es viajar por el mundo y, al mismo tiempo, generar dinero, trabajar como profesor de inglés en el extranjero puede ser una opción. Pero… ¿cómo empezar y formarse hacia ello? ¿Cómo conseguir trabajo? Te lo cuento en el post.

Esta entrada va dirigida a quienes han estudiado como tal para enseñar inglés, pero también para quienes han hecho otra carrera, y han decidido darle un giro en este sentido. Porque hay que decirlo: en ocasiones, ser profesor de inglés en el extranjero puede significar ganar más dinero y tener mejor calidad de vida que trabajar en tu profesión en tu propio país.

Ese fue mi caso. Soy periodista y he trabajado en televisión y agencias de prensa internacionales. Aburrida de los malos ambientes y las precarias condiciones de trabajo, decidí tomarme un tiempo sabático para cumplir mi sueño de viajar por Asia.

Al principio, me fui con ahorros, pero después el sueño fue creciendo (exacto, como una bola de nieve, je je) y quise seguir mi viaje sin tener que regresar a mi país. La solución fue, entonces, formarme para ser profesora de inglés en Vietnam donde, según me decían otros viajeros, pagaban muy bien.

En ese caso, la respuesta al título de este post es: sí, claro que puedes trabajar como profesor de inglés en el extranjero. Pero… ¿Cómo? Vamos a ello.

Trabajar como profesor de inglés en el extranjero
Trabajar como profesor de inglés en el extranjero

💡 Por si te interesa, aquí encontrarás más información sobre trabajar viajando

 

¿Saber inglés es suficiente para enseñar inglés?

En primer lugar y aunque parezca obvio, saber inglés y hablarlo con buena pronunciación es súper clave si quieres dedicarte a la enseñanza de manera ética. ¿Y por qué lo menciono aquí? Pues porque, lastimosamente, he visto a muchos no nativos enseñando inglés con un acento súper fuerte.

¿Y entonces cómo pueden enseñar? Pues porque en algunos países (lo he visto en los asiáticos, pero desconozco la situación en Latinoamérica, por ejemplo) se fijan mucho en la apariencia del “profesor” en cuestión.

Es decir, si cumples con el estereotipo de ser blanco y de ojos claros, podrás conseguir trabajo, aunque no hables buen inglés. ¿Es esto ético? Claramente no lo es, porque tus alumnos no estarán aprendiendo una pronunciación correcta.

Aunque las escuelas propicien a veces este tipo de contratación, yo creo que si participas en el fraude, eres cómplice también… Pero allá cada cual con sus principios, claro.

El caso es que para ser un buen profesor, claro que deberías saber y hablar un buen inglés. Después de ello, también es necesario certificarte oficialmente como profesor de la lengua. ¿Por qué? Pues porque saber una lengua no es lo mismo que enseñarla.

Hay que aprender de métodos de aprendizaje, cómo preparar una clase, saber cómo enseñar gramática de una manera didáctica… en fin.

 

Certificaciones para ser profesor de inglés en el extranjero

Hay varios tipos de certificación para ser profesor de inglés como lengua extranjera. ¿Cuál escoger? Pues depende de qué tanto tiempo y dinero quieras invertir en la formación (y, por ende, también de la calidad del trabajo que quieras conseguir). También depende del tipo de alumnos que quieras tener.

Además de ello, depende de la formación previa que hayas hecho en la universidad, entre otros factores.

¿Cuál certificación escoger? ¿Celta, TEFL o TESOL?

 

Celta

 El Celta tal vez sea el certificado más prestigioso para enseñar inglés. Es respaldado por la Universidad de Cambridge y está enfocado a la enseñanza de adultos.

Para lograr una certificación Celta debes haber hecho un pregrado y llenar una aplicación para ser aceptado en el programa. Además, los precios pueden subir hasta los 4000 USD. Además de esto, hay menos opción de hacer este tipo de cursos online (o por lo menos, así era antes de la cuarentena, aunque ya sabemos que, por la pandemia, muchos han dado el giro hacia lo digital).

Sin embargo, hacer una certificación Celta te puede asegurar trabajo posteriormente. Aquí tienes la página oficial con toda la información actualizada.

 

TEFL (Teaching English as a Foreign Language)

El TEFL es el más popular porque precios son más asequibles y, además, está enfocado a la enseñanza para estudiantes de inglés en el extranjero. Aparte, está perfecto para enseñar a niños (que son tal vez los trabajos más demandados en Asia).

Hay muchos tipos de certificación TEFL, dependiendo de la cantidad de horas que tardes en hacer el curso. Además, puedes hacerlos presencialmente u online.

Los online son, obviamente, más baratos y tienen variedad de intensidad en cuanto al curso: a menos horas, menos precio, pero debes tener en cuenta que los TEFL “de fin de semana” no son válidos en muchas ofertas de trabajo.

Algunas empresas de TEFL te avisan de ofertas laborales una vez terminas el curso, aunque no siempre te aseguran un trabajo. Otras prometen trabajo seguro, pero no se hacen responsables de las condiciones del mismo (y, en ese caso, hay que evaluar qué tan conveniente sea).

En mi caso, un TEFL de 120 horas fue uno de los requisitos para conseguir un permiso de trabajo en Vietnam y, por tanto, para trabajar legalmente como profesora de inglés en el país asiático.

Mi recomendación en cuanto a esto es que no lo hagas con cualquier empresa porque, aunque hay exceso de oferta de estos cursos online, no todos son reconocidos oficialmente en el extranjero.

Por eso, recomiendo el de 120 horas de la empresa ITTT (International TEFL and TESOL Training), que puedes ver aquí.

Tal vez te interese también leer esta Guía completa para enseñar inglés en Vietnam

 

TESOL (Teaching English to Speakers of Other Languages)

También es un certificado más sencillo que el Celta, y usualmente se confunde con el TEFL, pero tiene unas ligeras diferencias: el TEFL está enfocado a enseñar inglés en países no anglófonos; mientras que el TESOL es para hacerlo dentro de países angloparlantes, usualmente con estudiantes no nativos que viajan justamente a aprender.

Para ITTT, la empresa que te mencioné anteriormente, la formación TESOL es la misma que la TEFL, si escoges el curso de 120 horas. Sin embargo, el precio cambia si quieres uno de 350 horas.

Tanto para TEFL como para TESOL, no existe el requisito de haber hecho un pregrado previamente. Tampoco debes esperar a que te acepten: simplemente pagas y empiezas el curso.

¿Qué nivel es recomendable para hacerlos? Con un nivel B2 de inglés puedes hacer estos cursos. Preferiblemente si es mayor, claro, y si has vivido en algún país angloparlante.

¿Cuál es mi recomendación antes de escoger el curso que más se ajuste a lo que quieres?

Mira primero posibles empleadores en Google, y revisa los requisitos que piden. Eso te dará una idea para escoger la certificación.

 

Jose en Perú como Voluntariado Cooperatour
Foto: Cooperatour

Recomendaciones para buscar un trabajo como profesor de inglés en el extranjero

  • Aparte del buen nivel de inglés y la certificación, como ya dije anteriormente, debes hacer una búsqueda exhaustiva de países donde acepten profesores de inglés no nativos (porque si estás leyendo este post en español, lo más probable es que no lo seas).

Si no eres nativo, pero tienes un pasaporte de un país donde hablen inglés, no tendrás ningún problema. Así de interesadas son algunas empresas de este sector, como si un pasaporte determinara tu metodología de enseñanza o tu compromiso con el trabajo…

 

  • El caso: revisa países donde puedas enseñar inglés como no nativo.  Esto significa mirar los requisitos que piden para tramitar el permiso de trabajo, el costo de vida respecto al promedio salarial (para decidir si vale la pena mudarse allí), facilidad en tramitar el permiso de trabajo, el promedio de edad de los alumnos…

 

  • Además, intenta contactar, de ser posible, a otros profesores no nativos que estén enseñando allí en el momento, y que te puedan dar un panorama general de la cosa.

 

  • Chequea también las referencias de las empresas que te ofrezcan trabajo, sobre todo si estás fuera de ese país y no puedes averiguar in situ (como máxima, ten presente que “de eso tan bueno no dan tanto”), para que no vivas una pesadilla como la que yo viví en Vietnam por culpa de mis empleadores, que actuaban más como una mafia que como una organización centrada en la educación.

 

Eso es todo. ¡De que se puede, se puede!

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Código ético

Este post NO ha sido patrocinado. Los enlaces o las menciones a marcas que incluyo en este texto han sido introducidos porque creo que pueden tener interés para el lector. TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.