DESCUENTOS Y TIENDA PARA EL VIAJERO
Consejos para trabajar en el extranjero
Consejos para trabajar en el extranjero

Consejos para trabajar en el extranjero

Requisitos y documentación que tendrás que preparar antes de irte a vivir fuera

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Última actualización:

Irse a vivir y trabajar en un país extranjero es algo que a muchos de nosotros nos quita el sueño. Te voy a hablar desde mi experiencia: la idea de sumergirme de lleno en una cultura distinta a la mía era algo con lo que no podía dejar de soñar cuando era niña. Puede que en ese momento mi imaginación no fuese tan realista y las cosas que creía que podían pasar estuviesen muy lejos de la realidad, pero aún así, irse a vivir y trabajar en un país extranjero no deja de ser un gran cambio de vida que logrará superar muchas de tus expectativas.

Es una experiencia que definitivamente te recomiendo ya que te ayudará a mejorar todas tus habilidades, desafiarte, fomentar tu capacidad de adaptación y hasta tu creatividad, pero aún así, creo que es super necesario darte una serie de consejos para que semejante aventura te agarre lo menos desprevenido posible.

Consejos para trabajar en el extranjero
Consejos para trabajar en el extranjero

💡 Por si te interesa, aquí encontrarás más información sobre trabajar viajando

 

1. ¿Qué necesito para trabajar legalmente en un país?

El tipo de trámite, visa o permiso que necesites depende del destino al que decidas ir y, también, qué tipo de trabajo quieras realizar.

Varios países cuentan con visas de Trabajo y Vacaciones: se trata de acuerdos que permiten a sus participantes trabajar con los mismos derechos que una persona local a lo largo de un aproximadamente un año (la duración exacta y si la estadía puede ser extendida o no depende de cada acuerdo). Estos acuerdos son muy útiles ya que el trámite es personal y los requisitos para su tramitación suelen ser bastantes básicos: idioma, entre 18 y 35 años, cierta cantidad de dinero que le permita al participante solventarse en el país de destino hasta poder encontrar trabajo. En general pueden conseguirse todo tipo de trabajo y, en países como Australia y Nueva Zelanda, es relativamente fácil pasar de una visa de trabajo y vacaciones a una de trabajo, en caso de que tus empleadores decidan que les gusta tu desempeño laboral y prefieran que sigas trabajando con ellos.

Otro tipo de visa que puede resultar útil y común a varios países es la visa de trabajo. A diferencia de la visa de trabajo y vacaciones, ésta debe ser tramitada a través de una empresa que nos contrate antes de ir al país destino.

 

2. ¿Es necesario saber el idioma del país al que quiero ir a trabajar?

Por lógica, respeto y una experiencia más completa te recomendaría que aunque sepas aprendas lo básico para poder comunicarte en el idioma del país destino. Pero, esto no siempre es posible y, depende del tipo de trabajo que quieras hacer, a veces ni siquiera es necesario. Mientras trabajaba en Nueva Zelanda he compartido puestos de trabajo en fábricas o en el campo con gente que no hablaba ni una palabra de inglés y sin embargo se desenvolvía con total profesionalidad. Y a los jefes tampoco les importaban que no pudiesen comunicarse siempre y cuando el trabajo se hiciera en tiempo y forma.

💡 Quizás también te interese este artículo: Trabajar en el extranjero sin hablar inglés

Y, en mi experiencia personal, estuve un año trabajando en Corea del Sur y si bien terminé aprendiendo lo suficiente para mantener una conversación básica, llegué al país apenas pudiendo leer el alfabeto. Llegar a Corea sin saber el idioma no me impidió conseguir un trabajo como voluntaria en un hostel a los pocos días de haber arribado. Durante mis primeros meses, trabajé limpiando y recibiendo a los huéspedes que hablaban inglés. Sin embargo, con el correr de los meses y porque me llevaba bien con mi jefe, éste quiso que además de limpiar empezara a hacerme cargo de la recepción para que mi manager se tomara días off y eso requirió que también recibiera a los huéspedes coreanos. De haber sabido coreano antes de llegar, la tarea hubiese sido un poco más fácil pero llegar sin conocer el idioma no fue impedimento para empezar.

💡 Quizás también te interese los artículos Agencias de viajes de voluntariado, Viajar haciendo un voluntariado y Voluntariado internacional con Worldpackers

Consejos para trabajar en el extranjero
Consejos para trabajar en el extranjero

3. Si tengo un título universitario, ¿debo llevarlo? ¿es necesario traducirlo?

Por supuesto que no está de más que si tenés títulos los lleves de viaje contigo, pero su uso dependerá de qué tipo de trabajo quieras conseguir. Lo más probable es que sólo te lo pidan si es que estás aplicando a un trabajo formal y a largo plazo en tu área de estudio y tengas que demostrar experiencia y conocimiento del rubro. De todas formas, aún si tu idea es comenzar a trabajar de lo que consigas, te recomiendo que, por lo menos, lleves una copia de tu título original para el caso que te surja la posibilidad de aplicar no tengas que volver loca a toda tu familia para que te escaneen el título y te lo manden por mail.

 

4. ¿Con cuánto dinero es recomendable llegar?

Esto también depende del país en el que quieras probar suerte. Los montos que aparecen en las visas de trabajo y vacaciones son un buen parámetro ya que se supone que incluyen todos los gatos que tendrías en tres meses en el país sin absolutamente ningún ingreso.

Desde mi experiencia personal, nunca estuve más de un mes para encontrar mi primer trabajo y empezar a generar dinero, por lo cual, los montos que me pedían me resultaron una exageración. Mi consejo es que, una vez que tengas tu destino en mente, averigües los costos de alojamiento por un mes, plan de celular y las compras básicas de supermercado. Eso te va a dar una idea sobre la cantidad mínima que deberías llevar. Empezar viviendo en habitaciones compartidas en hostales o en casas compartidas va a hacer que la llegada no te duela tanto en el bolsillo y puedas buscar trabajo sin estresarte por no tener ingresos durante las primeras semanas.

 

5. ¿Es recomendable tener trabajo antes de viajar?

No es necesario y creo que depende del tipo de persona que seas. En mi caso, siempre prefiero llegar y buscar porque me parece que hay detalles y experiencias que se descubren mejor en persona y conociendo el lugar que lo que pudiese averiguar antes de llegar. Pero sé que ese no es el caso de todos y si realmente vas a pasarla mal con la incertidumbre, no te vendría nada mal intentar viajar con un puesto asegurado.

 

6. ¿Con la visa o el permiso es suficiente o tengo que hacer algún otro trámite?

Las visas y los permisos lo único que te permiten es estar en el país de forma legal y la posibilidad de trabajar, sin embargo, cada país tiene su número fiscal que deberás tramitar una vez que llegues, ya que será el número que se usará para cobrarte los impuestos y para que la empresa que te contrate pague los impuestos que le corresponde por contratarte. Debido a que este trámite suele demorarse algunas semanas, la mayoría de los países te permite empezar a trabajar con una constancia de tu trámite, por eso te aconsejo que apenas llegues al país, dejes las mochilas en tu alojamiento de turno y corras a tramitar el numerito y te quedes tranquilo. Las burocracias son las mismas en todos los países y cuanto antes te saque de encima estos trámites tediosos mejor.

 

Enlaces de interés

 

Espero que estos consejos para irse a vivir y trabajar en otro país te sean de utilidad pero antes de dejarte para que empieces a planear tu nueva aventura te voy a dar el consejo más importante: lo que más va a ayudarte a sobrevivir, conseguir trabajo y pasarla bien, es tu actitud y la energía que le pongas. Te prometo que aunque cueste, va a valer la pena y va a convertirse en una experiencia inolvidable

¡Buenas rutas!

htt

Código ético

Este post NO ha sido patrocinado. Los enlaces o las menciones a marcas que incluyo en este texto han sido introducidos porque creo que pueden tener interés para el lector. TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías.