1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La semana pasada nos ha sorprendido la noticia de un niño australiano de 12 años que, tras enfadarse con su madre, le robó la tarjeta de crédito, compró un vuelo a Bali, alquiló una bicicleta y se alojó cuatro noches en el Four Seasons… ¡Ni más ni menos!

¿Cómo pudo llegar hasta allí? Pues tras salir de clase, tomó un tren de Sidney hasta la ciudad de Perth (también en Australia) para luego volar a Indonesia todo ello con su pasaporte y su identificación de estudiante y, diciéndole a la gente que su hermana venía detrás. ¡Pero la cosa no queda ahí! ¡Hasta estuvo grabando un vídeo de su viaje!

Está claro que… ¡Cría cuervos y te sacarán los ojos! 😀

Fuente: El País

Deja un comentario