1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

Aunque Jordania puede parecer un país relativamente pequeño (se tarda aproximadamente cuatro horas y medio en cruzarlo de norte a sur en coche), esconde un rico pasado que no se puede pasar por alto.

💡 Quizás también te interese más información sobre Jordania

Mar Muerto, Jordania

La cara amable del Mar Muerto

1. El Mar Muerto ☑

¡La mayor decepción del viaje! Quizás los que hayáis visitado Jordania (o Israle) habéis tenido más suerte que yo pero desde luego, no fue una experiencia muy agradable por diferentes motivos: primero, porque contrariamente a lo que podría parecer, la sal escuece muchísimo y se flota tanto que es frecuente que haya accidentes. Por otro, mi indignación proviene sobre todo por el hecho de que la playa estaba llena de basura (malditos turistas y muy mal por parte de los que llevan las instalaciones). Para más inri, no había barro y para echárselo había que pagar la suma de ni más ni menos de 3 dinares jordanos (unos 3,50 euros al cambio).

2. Aqaba y Wadi Rum ☑

¡Aquí, la autora nos mezcla un poco el agua con aceite! ¡Dos lugares totalmente opuestos recogidos en el mismo punto!
Aqaba es el único puerto de Jordania y, desgraciadamente, debido a la guerra de Siria, se ha convertido en un enclave primordial del comercio del país por lo que la ciudad está creciendo muchísimo. Quedan unas ruinas de un antiguo castillo construido en el s. XIII por lo mamelucos pero es una ciudad sobre todo interesante para los amantes del snorkel y del buceo. Sus playas son bastante horrorosas y están llenas de resorts pero hay hasta 21 puntos destacados para sumergirse y descubrir impresionantes arrecifes, barcos, aviones o tanques hundidos en el Mar Rojo. ¡Para no salir del agua!

Uadi Rum, conocido también como el Valle de la Luna, es un desierto totalmente diferente a lo que uno podría imaginarse. Es un lugar fascinante por sus espectaculares formaciones rocosas que dan lugar a unas mezclas de arena blancas y rojizas.

Gerasa

Las ruinas de Jerash

3. Jerash ☑

Gerasa fue una de las grandes sorpresas de este viaje… ¡¡¡Y lo digo muy en serio (tras haber visitado ciudades históricas como Pompeya, Atenas, Persépolis o Agrigento en otras)!!! En la época romana, 10 eran las ciudades que marcaban la frontera oriental del Imperio. Las calles de Jerash nos muestra la gran importancia económica que tuvo esta ciudad. ¡Un imprescindible a apenas una hora de Amán a la que bien merece la pena dedicarle al menos medio día!

 

4. La carretera del Rey ☑

La carretera que une Amán y Petra tiene 5000 años de historia. Por ella fueron los judíos hacia la Tierra Prometida, los musulmanes para ir a la Meca, los cruzados para alcanzar al Tierra Sagrada, los mercaderes recorriendo la Ruta de la Seda…
Por ella nos encontraremos con caravasares y fortalezas. La pequeña ciudad de Madaba, a apenas 35 km de la capital, también conocida como la Ciudad de los Mosaicos, es una de las paradas obligadas. Es famosa por conservar un mosaico bizantino de enorme importancia histórica: el primer mapa de Jerusalén, la Tierra Santa y del Delta del Nilo. A apenas 10 kilómetros de allí también se encuentra el Monte Nebo. Según los textos bíblicos Moisés vio la Tierra Prometida desde allí. Aunque no se sabe si ese es realmente el lugar, lo que sí es cierto es que, hoy, desde este mirador, podemos divisar a lo lejos el río Jordan, Jericho, Belén y Jesuralén.

5. Petra ☑

¿Qué se puede decir del monumento más conocido de todo Jordania? Pues que esta maravilla del mundo moderno y Patrimonio de la Humanidad, la llamada “ciudad rosa”, desde luego, no defrauda. Sin embargo, advierto que no os podéis quedar con la fachada de “El Tesoro”, la instantánea más conocida de este recinto. Petra es para vivir y tirarse al menos allí entre 2 y 3 días recorriendo su enorme ciudad.

 

Cinco de cinco y aun así tengo la sensación de que me faltó mucho más por descubrir Jordania. ¿Habéis estado? ¿Qué opináis de esta lista de Patricia Schultz?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.