1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La siguiente parada de nuestro itinerario por la Costa Oeste sería la visita del Parque Nacional de Yosemite. Personalmente era una de las paradas que más me ilusionaba. Siempre había oído maravillas y visto fotos realmente impresionantes de los parques naturales de Estados Unidos y, por fin, iba a tener dos días para conocerlos.

💡 Quizás también te interese más información sobre Estados Unidos

1. El Parque Nacional de Yosemite y su biodiversidad

Se trata de un parque californiano con unos 3000 km2 de extensión. ¡Casi nada! A pesar de que nos quedaríamos allí dos noches, el tiempo no llegaría absolutamente para nada… Su naturaleza exuberante, que se caracteriza por acantilados de granito, cascadas, bosques de sequoias, ríos y lagos, ha sido nombrado Patrimonio de la Humanidad en 1984. Los indios ahwahnichi ocuparon esas tierras durante 4000 años hasta que fueron echados con la fiebre del oro. Sin embargo, a principios del s. XIX empezaron a llegar los primeros turistas que alarmaron muy pronto a los conservacionistas. Debemos de darle las gracias al Presidente Lincoln por firmar un Decreto para que este Parque Estatal fuese protegido y al Sr. John Muir, un naturalista de origen escocés, otro gran defensor del lugar.

Lo más fascinante de Yosemite (pronunciado yo-sem-ai-ti), que se ubica en plenas Montañas Rocosas, es que no sólo su belleza es sobrecogedora sino que los grandes contrastes que existen entre sus cinco principales zonas de fauna y flora da lugar a que sea un mini ecosistema vivo, es decir, que en función de la época del año, del momento en el que los visites es probable que no veas ni los mismos glaciares, rocas, ríos o incluso árboles que he visto yo durante mi visita en Julio de 2017. ¡Qué increíble puede ser la naturaleza!

En Yosemite veremos sobre todo pinos, cedros, abetos y sequoias, unos árboles enormes en comparación a lo que se puede ver en Europa. Al tratarse de un espacio protegido, es posible ver ciervos, mapaches, linces, nutrias, zorros… ¡y osos!

Caminata con guía naturalista

Haz clic en la imagen para más información

2. Qué ver en Yosemite

2.1. La Sierra Alta

En la Sierra Alta nos encontraremos con picos como el Half Dome (el monumento más famoso de Yosemite porque domina casi todo el valle con sus 2695 m), El Capitán (un monolito de granito de unos 2307 metros de altura, el más grande del mundo), Lembert Dome, Catedral Peak’s (también llamado Nunatak) o Glacier Point (un mirador a 2199 de altura que ofrece increíbles panorámicas del valle). El clima allí es cambiante por su cercanía a los glaciares. Los mejores miradores para fotografiarlos son Valley View y Inspiration Point.

 

2.2. Los acantilados de granito

Estos picos de granitos dan la sensación de que hemos aterrizado en otro planeta. Desde ellos tendremos vistas a Half Dome y a El Capitán. Estas rocas están en constante evolución ya que las moldea el agua de los glaciares, convertida en cascaras. Si tomas Tioga Road, la única carretera que atraviesa el parque, podrás recorrer 90 km de carretera rodeado de bosques, lagos y acantilados de granito para quitar el aliento. Uno de los miradores más bonitos que te encontrarás de camino es Olmsted Point.

Caminata guiada de Half Dome

Haz clic en la imagen para más información

2.3. Los bosques de sequoias

Al sur de Yosemite, entre Merced y el valle, nos encontramos grandes pinos pero también bosques de sequoias. Sin embargo, si no dispones de mucho tiempo, junto al pueblo de Mariposa, fue fundado durante la Fiebre del Oro, se encuentra Mariposa Grove. A través de un pequeño sendero podrás acercarte a algunos de estos magníficos ejemplares.

 

2.4. El valle de Yosemite

En esta zona, tal y como escribió John Muir, todo fluye. Se respira una paz sin igual. Nos encontraremos con ríos y cascadas que van cambiando en función de las temperaturas del año. La cascada de Yosemite se despeña en tres niveles por 739 m y se considera la más alta de América del Norte. Otras de las más famosas es la de Bridalveil. Otro de lugares que no puedes perderte es Mirror Lake y las Happy Isles, dos islitas en el río Merced.

3. Qué hacer en Yosemite

Visitar el Museo de Yosemite. Hay una pequeña exposición que hace referencia a la cultura india que vivía por esos parajes y un auditorio en el que ver un documental de 15 minutos sobre este Templo de la Naturaleza.

Trekking. Hay rutas de senderismo de diferentes niveles. Si yo pude (que no soy nada deportista), ¡tú también! Eso sí, recuerda que los indicadores vienen en millas y no en quilómetros (1 milla = 1,6 km) si no quieres tener la sensación de que nunca consigues llegar a los sitios, jajaja. También hay rutas guiadas con rangers diariamente.

Rutas de senderismo del Parque Nacional de Yosemite

Nivel fácil: Bridalveil Fall, Lower Yosemite Fall y Mirror Lake
Nivel medio: Valley Floor Loop y Vernal Fall Footbridge
Nivel difícil:  Upper Yosemite Fail Trail hasta Columbia Rock, Top of Vernal Fall y Top of Nevada Fall
Nivel muy difícil: Cima de la cascada de Yosemite, Cima de Half Dome y Four mile Trail hasta Glacier Point.

Alquilar bicicletas. Hay muchísimos senderos para bicicletas por todo Yosemite. Se pueden alquilar en Yosemite Valley Lodge y Half Dome Village.

Montar a caballo. Se pueden recorrer los bosques de sequoia a caballo. Para más información visita el Wawona Visitor Center.

Rafting. En Half Dome Village se pueden alquilar piraguas si las condiciones climáticas lo permiten.

Escalada. Para los amantes de la escalada es posible subir al Half Dome si las condiciones lo permiten pero es necesario pedir un permiso (se conceden muy pocos diariamente). Si estás interesado, consulta las condiciones en su página oficial.

4. Cuál es la mejor época para visitar Yosemite

Realmente todo el año está bien porque sus paisajes son cambiantes. Todo dependerá de qué tipo de experiencia buscas.

  • De diciembre a marzo, te encontrarás con bosques nevados y es posible hacer esquí y snowboard por sus cubiertas de pinos en Mammoth Mountain.
  • De mayo a junio, es cuando podrás ver sus cascadas en todo su esplendor
  • En julio y agosto, podrás ver una naturaleza más salvaje bajo un sol radiante (tal y como lo vi yo).

 

5. Dónde dormir en Yosemite

– Se permite la acampada libre pero es obligatorio conseguir un permiso “Wilderness” que funciona como un sistema de cuotas para limitar el número de personas en cada ruta cada día.

– Existen varios campamentos (hay que reservar con antelación) por todo el parque perfectamente acondicionados con baños y mesas pero también se pueden arrendar cabañitas. Para más información para reservar, échale un vistazo al siguientes webs oficiales: Campground Reservations y Lodging Reservation.

– A 400 m de Yosemite Village también hay un refugio de montaña y mansión, el Ahwahnee Hotel, si no te importa aflojar la cartera (unos 400 dólares por persona).

– Existen gasolineras y pequeños supermercados en los que abastecerse para esos días en plena naturaleza.

 Precaución con los animales salvajes 

Recuerda que en Yosemite hay osos en libertad. Por seguridad es importante no dejar ninguna comida en tu coche, es necesario almacenar la comida en taquillas especiales que hay en los campamentos y en la zonas de picnic, no te olvides de cerrar bien los candados que vienen en los contenedores. 

Tarifas
Permiso de acampada (Wilderness): 5$
Precio por vehículo para 7 días: 30$
Precio por moto para 7 días: 25$
Persona para 7 días: 15$ (si vas en un bus, vas a pie, en bicicleta o a caballo)
Campamentos: Entre 12 y 26$ por día.

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.