1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Todo son ojos para la bella Bruselas, Brujas o Gante cuando uno viaja por primera vez a Bélgica. Sin embargo, a apenas 20 minutos en tren se encuentra la ciudad universitaria de Lovaina (Leuven en neerlandés) que me pareció el “bomboncito” de este viaje. Hoy os hablo de ella.

💡 Quizás también te interese…

1. Un poco de historia de Lovaina

Lovaina es una ciudad que se fundó en el s. IX y se convirtió en un próspero centro de comercio en el s. XII. De ahí nació su rivalidad con sus vecinas Bruselas y Amberes. El s. XIV fue un momento de gran prosperidad para la ciudad y en el s. XV se fundó su universidad que marca, desde entonces, el ritmo de la ciudad. Leuven quedó muy “tocada” tras la Primera y Segunda guerra mundial pero ha recuperado hoy todo su esplendor.

2. Qué ver en Lovaina

Al igual que ocurre en otras ciudades belgas, recuerda que comprar una ILUVLeuven puede ayudarte a ahorrar un montón de dinero. Por unos 16 euros esta tarjeta te deja acceder gratuitamente en la mayoría de los monumentos más importantes de Lovaina.

 

2.1. Grote Markt y el Stadhuis (Ayuntamiento)

La plaza del ayuntamiento es preciosa. Es una auténtica delicia poder pasear por esta explanada peatonal, adoquinada, rodeada de preciosos edificios de estilo gótico bramante. Inicialmente fue concebida como un mercado durante la edad medieval de ahí su nombre. Destaca en ella, su impresionante ayuntamiento de la misma época. Se realizan al interior una visita diaria en neerlandés, francés e inglés. Personalmente fue entretenida pero no me aportó demasiado. En cambio, su fachada de 3 pisos de altura y con infinidad de estatuas que representan los personajes más importantes de la época (papas, reyes, militares y nobles) es realmente imponente.

 

2.2. Sint-Pieterskerk

Frente al Ayuntamiento se encuentra la Iglesia de San Pedro (Sint-Pieterskerk) que se construyó en 1435 y que es otra de la joyas y emblemas de la ciudad. También es de estilo gótico aunque llama la atención sus torres que son bajas ya que nunca se terminaron debido a la inestabilidad del suelo. Una de ella tiene en lo alto un llamativo autómata llamado “Meester Jan” que golpea la campana cada hora. En su interior destacan cuadros de los primeros pintores flamencos.

 

2.3. La Universidad de Leuven

La universidad, fundada en el s. XV, tienen un gran peso en esta ciudad.

  • La biblioteca: En su campus central se encuentra la impresionante biblioteca universitaria con un pasado de lo más agitado. Primero ardió durante la primera guerra mundial y se perdieron 300 000 libros de valor incalculable lo que provocó una ola de indignación a nivel internacional por lo que, posteriormente, se reconstruyó con la ayuda de Estados Unidos. El edificio de estilo renacentista flamenco era símbolo de rebeldía para los nazis y volvió a ser destruida durante la Segunda Guerra mundial con sus 900 000 libros. Tras la guerra, fue reconstruida piedra a piedra por tercera vez y hoy alberga más de 2 millones de obras con una sala de lectura imponente.
  • El castillo ducal de Arenberg: Este espléndido edificio del s. XVII es la actual facultad de ingeniería y núcleo del campus dedicado a la ciencia, ingeniería y tecnología. Cuenta con una biblioteca, antiguo convento de los Celestinos
  • Otros edificios de interés: La universidad cuenta también como el Colegio de Arras, Van Hale y del Papa construidos en el s. XVI y el Colegio de María Teresa y el anfiteatro anatómico del s. XVIII.

2.4. Los Begijnhofs (beguinajes)

Al igual que en Brujas, visitamos el beguinaje de Leuven que también es Patrimonio de la Humanidad. Se fundó en el s. XIII y llegaron a vivir cientos de mujeres en él. Es uno de los más grandes de Bélgica con 3 hectáreas de superficie. Las beguinas eran mujeres que hacía votos de castidad y obediencia y vivían en estas pequeñas comunidades. En la actualidad, la Universidad se ha hecho con las propiedades y sus bonitas casitas están ocupadas por estudiantes y profesores. Sus calles, plazoletas y jardines son de lo más pintorescos.

 

2.5. M-Museum Leuven

Tuvimos algo de nieve y lluvia durante nuestra estancia pero esto no le restó belleza a Lovaina. Aún así decidimos abrigarnos un par de horas en el M-Museum y fue una visita de los más sorprendente y divertida. Este museo fusiona en sus instalaciones y exposiciones obras del pasado (del antiguo museo) con otras contemporáneas en espacios vanguardistas. Su terraza ofrece además vistas espectaculares a la ciudad.

2.6. Otras visitas

Pasamos un día en la ciudad y visitamos principalmente su centro que, tal y como podéis ver, tiene un montón de lugares que explorar. Más alejado del centro histórico también se pueden visitar varias abadías (la de Keizerberg, la del Parque, la de Vlierbeek y la de Santa Gertrudis) y su jardín botánico, uno de los más antiguos de Bélgica (s. XVIII).

3. Lovaina, la capital mundial de la cerveza

¿Sabías que Lovaina fue una antigua zona industrial? A principios del s. XX llegó a tener hasta 30 fábricas de cervezas. El grupo cervecero más famoso y más grande del mundo es SAB Miller-Ab Indev que confecciona la Stella Artois. Se puede visitar su fábrica, pero además existe toda una ruta de lugares emblemáticos para probarla.

¿Dónde tomar cerveza en Leuven?

  • En Oude Markt, tenéis un montón de terrazas para disfrutar de ella al mismo tiempo del patrimonio de la ciudad.
  • En la cervercería De Hoorn que nació en el s. XIV y es el nuevo punto de encuentro cultural de referencia en la ciudad.
  • En De Lantaarn, una cervecería reconstruida tras la segunda guerra mundial, que fue provista de los elementos más modernos de aquella época. Se decía que se mejor cerveza del mundo.
  • En el barrio de Vaartkom, antiguo distrito industrial, totalmente reformado ahora convertido en punto de encuentro.
  • En De Marengo, un bar-café de lo más pintoresco
  • En la cervecería Domus, una pequeña fábrica tradicional en la que aún se pueden probar cervezas más naturales, sin conservantes o saborizantes.

¿Sabías que la “Stella” (Estrella en latín) fue bautizada de ese modo porque inicialmente era una cerveza especial para Navidad? Gustó tanto que ahora se ha convertido en una de las cervezas más populares de Bélgica y del planeta en cualquier momento del año. 😀

 

4. Dónde dormir en Lovaina

Hemos sido muy afortunados en encontrar una excelente oferta en el hotel Martins Klooster en Lovaina. Como os he contado anteriormente, el alojamiento (¡y los desayunos!) en Bélgica no son económicos pero, ¡Pagar por hoteles como este bien merece la pena!  Este hotel, antiguo monasterio reformado, se encuentra en pleno casco histórico a 10 min caminando de la plaza del ayuntamiento. Las habitaciones ofrecen sofisticación y calidez. Nos ha encantado el toque personal en la decoración con guiños a la historia de la ciudad (cuadros flamantes, mapa antiguo de la ciudad serigrafiado en la puerta del cuarto de baño). El personal y los pequeños detalles que han tenido con nosotros han hecho que nos enamoráramos de este hotel. Además, el hotel mantiene una política de sostenibilidad… ¡Las fotos hablan de por si solas!

Nota: Los precios rondan los 80-120 euros en función de la habitación pero sacan precios especiales en temporada baja así que no os los perdáis. Compara precios aquí.

💡 Quizás también te interese…

Este post ha sido patrocinado, es decir, que he obtenido una retribución económica o un servicio a cambio, sin embargo, TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías. No acepto nada que incumpla mi código de ética y mi moral. ¡Sinceridad ante todo! Este tipo de posts me permiten seguir adelante con este blog.

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.