1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
felpudo-deposite-aqui-sus-malos-rollos

Bienvenidos a la república independiente de mi casa

1. Alquileres vacacionales

Desgraciadamente, no siempre podemos tener la suerte de tener amigos que nos hospeden gratuitamente o puede que no hayas conseguido ningún Couchsurfer   o Nomaders Local Heroes. A veces pasa…

Como comentaba anteriormente, en Londres, en aquella ocasión, en una ciudad tirando a carilla, los alquileres vacacionales pueden resultar muy interesantes ya que al poder desayunar en casa y quizás también cenar tras un ajetreado día de turisteo puedes ahorrar bastante. Además también se pueden preparar unos bocatas en “casa” algún día que otro (tampoco es plan de despreciar la oportunidad de probar la gastronomía local, eh).

 

  • Si la estancia es corta no nos quedará otra opción que tirar de albergues, hostales, hoteles pero si se trata de una estancia más larga puede que sea más económico decantarse por un aparthotel o incluso alquilar.
piaggio-ape-50

Una Piaggio APE 50, la casa de mis sueños, jajaja (Foto: Internet)

  • En Internet ya se encuentran numerosos portales como Homelidays o Homeaway que vienen a ser agencias inmobiliarias online. Aunque la mayoría de la gente pueda desconfiar en un principio, yo lo veo exactamente igual de seguro que alquilar una casa rural.
  • Además hay que tener en cuenta que en muchos países, sobre todo en los anglosajones, los alquileres son semanales. Así que también podéis simplemente contactar con agencias inmobiliarias locales o incluso buscar en páginas de anuncios locales. Para Londres, por ejemplo, acabé encontrando piso en la página de anuncios Gumtree dónde numerosas inmobiliarias publicitan sus pisos. (Parecido a Loquo en España).
chubasquero-tienda-campana-portatil

Tú mismo haciendo de casa portátil (Foto: Internet)

2. Intercambio de casa

Otra de las opciones para tener una casita allá dónde viajáis es intercambiar casa como aquella peli The Holiday. Yo, por ahora, no he probado aún – sólo Couchsurfing.

La página Intercambiocasas me ha brindado la oportunidad de probar su servicio (de Intercambios de casas, como su nombre indica) así que espero contaros qué tal es la experiencia en breve. ¡Me encantan estos experimentos! Por ahora os voy a contar cómo funciona la web para llevar a cabo intercambios de casa.

 

2.1. ¿Cómo funcionan los intercambios de casas?

Muy fácil: alguien se va a alojar en mi casa y yo en la suya. Por lo visto, en la mayoría de los casos el intercambio es simultáneo pero no siempre tiene que ser así.

Como en la mayoría de las redes sociales de “trueque”, la clave está en llegar a un acuerdo con tu “amiguito intercambiante”. Nadie te obliga a nada. Os tenéis que poner de acuerdo sobre la duración de la estancia, sobre la limpieza, la reparación de posibles deterioros, el posible préstamo de vehículos (hay gente que hasta te deja usar su bici, moto o coche). Según la web nunca se han recibido quejas por robo o deterioros, ni ningún lugar distinto al prometido.

¡Importante! Al no haber transacción financiera, podéis perfectamente intercambiar vuestro hogar – aunque sea de alquiler – y, si tenéis algún seguro de hogar contratado, se considerarán a vuestros huéspedes como invitados-amigos.

portada-intercambiocasas

Portada de Intercambiocasas.com

2.2. ¿Qué pasa con mis mascotas y plantas? 

Eso es lo primero que pensé al ser “madre” de dos preciosísimos gatos. Pues sólo tengo que incluirlo en mi perfil (y rezar para que alguien que no sea alérgico quiera intercambiar casa conmigo).

Intercambiocasas.com es un servicio de pago (con estrictas normas de confidencialidad de los datos) pero se comprometen a una renovación gratuita si no encontrais a gente con la que intercambiar durante el primer año.

Básicamente, la regla de oro es  respeto, intentar dejar la casa en el mismo estado en el que estaba, cuidar de la vivienda como si fuera vuestra.

perfil-intercambiocasas

Mi perfil (Captura de pantalla)

3. Alquiler de caravanas

Y para los más aventureros, ¿por qué no viajar con la casa a cuestas? En portales como Freecaravan , Mc-Rent , ServiRent ya podéis haceros con una autocaravana a precios más que razonables.

¿Te gustó este artículo? Encuentra más consejos para viajar en El Viaje de mi Vida.

Una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.