Guía y recomendaciones para viajar a Faro

Sandra Candal

¿Lagos o Faro?

No es un respuesta fácil si deseas conocer el Algarve sin coche.

Lo cierto es que las dos ciudades y las actividades alrededor de cada cual son bastante diferentes. Lo ideal es utilizar ambas ciudades de epicentro para luego explorar la zona.

Lagos es una ciudad actualmente más moderna y se ha convertido en un lugar más económico en el que alojarse, lo que conlleva que sea mucho más turística.

Faro me pareció una ciudad más auténtica, pero con más esencia y encanto. Las playas y los paisajes no son tan espectaculares, pero se trata de un lugar perfecto para la slow life y una vida mucho más hippy.

Personalmente, me gustó poder dedicarle tiempo a ambas para ver las dos caras del Algarve.

Cómo llegar a Faro desde Lisboa



Se puede ir en bus como en tren a Faro.

El tren tarda unas 3 horas y media y cuentas unos 25 euros.

El bus tarda unas 4 horas y cuenta aproximadamente lo mismo que el tren.

También es posible llegar a Faro desde Lagos en bus o en tren (y viceversa).

El tren de Lagos y Faro tardas unas 2 horas y cuenta apenas 8 euros.

El bus entre Lagos y Faro tarda unas 2 horas o 2 horas y media y cuenta unas 20 horas.

Tren de Faro a Tavira y Olhao
Tren de Faro a Tavira y Olhao
Buscador de billetes baratos Omio

OMIO: el buscador de transporte

Qué ver en Faro



En mi opinión, el casco histórico de Faro tiene mucho más encanto que Lagos. Esta ciudad portuaria del Algarve apenas tiene 70 000 habitantes y aunque también es turística, tiene un ambiente mucho más tranquilo, campechano y auténtico que Lagos. Por momento, parece que en estás más en un pueblo que en una ciudad por sus estrechas callejuelas.

Catedral de Faro

La Sé de Faro, también conocida como la Iglesia de Santa María fue construida en el siglo XXIII tras la reconquista cristiana. Tiene la curiosa forma de torre medieval aunque fue reconstruitda después de los terremotos del siglo XVIII.

Arco da Vila

Esta puerta monumental construida en el siglo XIX representa una de las antiguas puertas de las antiguas murallas musulmanas de la ciudad. Es de estilo neoclásico italiano.

Capilla de los Huesos de la Igreja do Carmo

Al igual que la ciudad de Óbidos, Faro puede un osario dentro de la Iglesia del Carmen. Fue inaugurada en el siglo XIX y posee 1000 huesos de frailes carmelitas y 1245 calaveras.

Casa do Arco do Repouso – Murallas de Faro

Dentro de la Ciudad Vieja se encuentran restos de una antigua casa de las Cortes. Pertenecía a la fortaleza de Faro. También podemos ver trozos de murallas y un torreón bizantino.

Paseo alrededor de las antiguas murallas
Paseo alrededor de las antiguas murallas

Palacete Belmarço

Se trata de un edificio histórico construido a finales de siglo XX que es símbolo de la ciudad. Es un ejemplo de la arquitectura burguesa y del estilo historicista de Faro.

Palacete Belmarco
Palacete Belmarco

La Marina de Faro y el Jardim Manuel Bivar

Junto al casco antiguo nos encontramos con la Marina de Faro y el Jardím Manuel Bivar con diferentes tipos de árboles, perfecto para pasear. Está rodeado de inmuebles históricos del siglo XVII y XIX como el edificio de la Aduana y del Gobierno Civil. En la Marina además no podemos encontrar el Centro de Ciencia Viva para disfrutar con los más peques.

La Marina de Faro
La Marina de Faro

La Igreja de São Pedro

La Iglesia de San Pedro data de la segunda mitad del siglo XVI y tiene un retablo de estilo barroco del siglo XVII, de los más importantes del Algarve.

El Teatro Lethes

Este teatro de fachada austera (y que es fue inicialmente un colegio de jesuitas) hasta que en 1843 es transformado en un Teatro, por lo que se le considera una de las salas de espectáculos más antiguas del país.

El Teatro Lethes
El Teatro Lethes

Parque Natural da Ría Formosa



El Parque Nacional de la Ría Formosa es laberinto de canales, islas, marismas y bancos de arena. Se extiende a lo largo de 60 km, entre las Playas de Garrão y Manta Rota.

Puedes contratar en la Marina de Faro un montón de ferrys o excursiones organizadas para descubrir la fauna y la flora de esa zona, para descubrir algunas de sus islas o simplemente para ir hasta las playas de Faro.

Playas de Faro



Para poder acceder a Playa de Faro, a la Praia da Barrinha o la Praia da Barreta y bañarte en el Atlántico, necesitarás tomar un ferry que cruce el Parque Natural de la Ría Formosa.

Una vez allí, nos encontramos con larguísimas playas de arena fina que puedes ir recorriendo a través de pasarelas de maera.

Una particularidad de estas playas es que no sólo es posible bañarse en el mar, sino que también es posible bañarse en las aguas más tranquilas de la Ría de Formosa.

Illa Deserta



Dos de las excursiones más populares de Faro son las visistas a la Praia Illa Deserta y a Illa do Farol.

La primera, tal y como indica su nombre, está totalmente deshabitada y sólo dispone de una pequeña cafetería/restaurante, algún puesto de bebidas y un par de casitas.

Una opción muy interesante para alejarse de todo bullicio pero que dispone de ciertas comodidades: en la Praia da Barreta hay posibilidad de alquilar hamacas y sombrillas.

Ilha do Farol



La Illa do Farol, tal y como indica su nombre, tiene un precioso faro blanco y rojo, pero no es una isla per se, sino que es la punta oeste de la Isla de Culatra.

Posee una playa idílica, la Praia do Farol, y una pequeña área habitada con casitas bajas con un ambiente chill out/surfero/artístico con mucho encanto.

Tavira



Tavira, una gran recomendación de Patricia Schultz, es un pequeño pueblo de unos 30 000 habitantes, atravesada por el río Gilao.

Para visitar Tavira, si viajas por el Algarve sin coche, te recomiendo tomar un bus o un tren. Ambos tardan aproximadamente 40 minutos desde Faro. El tren te costará unos 4 euros, mientras que el bus cuesta unos 6-9 euros.

Castillo de Tavira

Tavira posee un castillo medieval que nos ofrece una bonita panorámica de toda la ciudad y conservar unos preciosos jardines románticos. Se cuenta que por allí se pasaron fenicios, griegos, celtas, cartaginenses, romanos y moros.

Torre del Reloj de la Iglesia de Santa Maria do Castelo

La iglesia de Santa María do Castelo fue construida en el siglo XIII donde se encontraba la antigua Mezquita de la ciudad. Originalmente era de estilo gótico, pero tras el terremoto de 1755, se reconstruye, aunque se conservan muchos de los elementos originales como la Torre del Reloj a la que únicamente le añaden algunos elementos decorativos.

Igreja de Santiago

Esta iglesia medieval puede parecer sencilla desde fuera, pero merece la pena pagar los 3 euros de su entrada para disfrutar de su capilla mayor, azulejos y techos de madera pintados.

Camera Obscura de Tavira

Uno de los puntos de atracciones de Tavira, además de lo anteriormente mencionados, es su Cámara Oscura. Se trata de una torre desde la cual se puede tener una imagen 360º de todo el pueblo.

Ponte antiga de Tavira

Tavira también conserva su puente medieval que cruza el río Gilao. Desde él podemos tener otras preciosas vistas de esta encantadora población.

Vistas desde a Ponte Antiga de Tavira
Vistas desde a Ponte Antiga de Tavira

Mercado Municipal de Tavira

A lo largo del río también nos encontraremos el Jardín Municipal y el Mercado.

Olhao



¡Es difícil superar el encanto de Tavira, pero Olhao es otra de las visitas que te recomiendo si vas a quedarte una semana en Faro!

Puedes ir a Olhao desde Faro tanto en bus como en tren. En tren tardarás unos 10 minutos y el precio es de unos 2 euros. En bus tardarás unos 15 minutos y el precio es aproximadamente de 5-7 euros.

Olhao al igual que Tavira posee unos 30 000 habitantes, pero a diferencia de la primera, es una ciudad totalmente volcada al mar, un concurrido puerto pesquero.

Al igual que Faro, la Isla de la Culatra y la Isla de Armona (a las que puedes contratar excursiones), protegen Olhao del Atlántico.

Mercado Municipal

Olhao es principalmente famoso por su Mercado Municipal al que llega todo el pescado fresco a diario. Junto a él, en la Avenida 5 de Octubro nos encontraremos un montón de bares, restaurantes y marisquerías dónde disfrutar de la gastronomía portuguesa.

Playa da Fuseta

Si vas a quedar por más tiempo en Olhao (yo sólo pasé allí medio día), una de las excursiones imprescindibles (más recomendadas para los turísticas) es la visita al a Praia da Fuseta.

En Plena Ría de Formosa, al igual que las playas de Faro, tiene una playa a la Ría y otra al Océano.

Qué comer en el Algarve



Al igual que ocurre en todo Portugal, el pescado y los mariscos son las estrellas de la gastronomía local.

Sin embargo, en el Algarve hay dos platos que no puedes dejar de probar que son específicamente del Sur de Portugal.

La Cataplana: la cataplana es una curiosa cazuela metálica con tapa que recuerda un bivalvo y permite la cocción de los alimentos en modo tajín. Existen un sinfín de platos que se pueden preparar en ella, pero destacan las mezclas de mariscos y carne de cerdo.

El Pastel de Algarroba: el algorroba es el fruto del algarrobo, una planta que crece muchísimo en la zona del Algarve. Con una forma muy similar a una judía, al secarla, se extrae de ella un polvo muy similar al cacao. La tarta de algarroba del Algarve es bastante potente ya que a ese sabor chocolateado se le suma la almendra, la azúcar y el huevo.

Artículos relacionados



Guía y recomendaciones para viajar a Viana do Castelo
Guía y recomendaciones para viajar a Viana do Castelo
Guía y recomendaciones para viajar a Óbidos
Guía y recomendaciones para viajar a Óbidos
Guía y recomendaciones para viajar a Évora
Guía y recomendaciones para viajar a Évora
Guía y recomendaciones para viajar a Lisboa
Guía y recomendaciones para viajar a Lisboa

Deja una respuesta