1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

 

El pueblecito de Évora, Portugal (apenas unos 50 000 habitantes), que se encuentra en la región de Alentejo, de buenas a primeras, me pareció encantador. Me recordó muchísimo a Andalucía. Supongo que serían sus paredes blancas, relucientes y el marcado amarillo del que hacen gala todas las cuidadas casas de esta pequeña cuidad. Sin lugar a duda, es un lugar curioso.  Este lugar, patrimonio de la Humanidad, aparece también en la lista de Sitios que ver en Portugal. Os cuento mis sensaciones…

1. Cómo llegar a Évora

Se puede ir desde Lisboa hasta Évora tanto en bus como en tren. A mí me pareció más cómodo hacerlo con esta segunda opción. El viaje dura unas dos horas y media. Consulta los horarios en la web oficial de ferrocarriles de Portugal.

 

2. Qué ver en Évora

2.1. La Capela dos Ossos y la Catedral de Évora

Existen pocos lugares en el mundo como la Capela dos Ossos pero, por desgracia para mí, yo ya había estado hace un par de años en Kutna Hora (a las afueras de Praga). El macabro gusto “decorativo” de los checos me pareció mucho más impresionante y refinado que el de los portugueses así que esta visita no me impactó demasiado.

La Catedral de Évora es otro de los lugares de interés turísticos a visitar. Es muy bonita por fuera con sus torreones medievales que parecen estar sacados de un cuento y su particular estilo manuelino pero me resultó totalmente insípida por dentro. Nada que ver con sus hermanas de Salamanca

2.2. El Centro histórico de Évora

El centro histórico de Évora está muy bien cuidado y está preparadísimo para recibir al turista (un montón tiendas de souvenirs, cafeterías y restaurantes). Una nueva decepción personal con su plaza principal que me recordó muchas otras bonitas plazas adoquinadas de pequeñas villas gallegas que no tienen el renombre de Évora.

A un paso de allí, la Torre de Sisebuto, un simple torreón visigodo, tampoco llamaría en exceso mi atención.

Templo Romano en Évora, Portugal

2.3. El Templo Romano de Évora

Su Templo Romano. ¿Sensaciones? No quiero restar importancia alguna a su patrimonio histórico y cultural pero, tras ver la Maison Carrée en Nîmes, a poco me supieron aquellas pocas columnas corintias.

 

2.4. La muralla y el acueducto de Évora

Quise empaparme de la ciudad. Me tomé mi tiempo (¡se recorre de sobra toda la ciudad en un día y sobra!), le canté a las calles de Évora. Caminé todo lo largo de su antigua muralla, fui hasta su acueducto romano, saboree su prestigiosa gastronomía pero por desgracia, nada me supo suficiente.

2.5. La Universidad de Évora

Es lo único que me quedó por ver para Évora. Quizás regrese algún día para poder hacer las paces con esta ciudad…

Quizás fuera yo que no tenía el día o es que mis ojos ya han visto demasiado… ¿Nunca os ha pasado que os hablasen muy bien de un lugar y que os acabase decepcionando? Por otra parte, entiendo que Patricia Schultz quiera incluir Évora en la lista pero por lo que a mí respeta, yo no la añadiría a la mía y aún menos comparándola con otros puntos del libro…

Reserva en Booking

 

 

 

 

 

También te puede interesar…

💡Sitios que ver en Portugal
💡10 Imprescindibles para conocer Lisboa

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Deja un comentario