1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Durante el puente de octubre he tenido la ocasión de visitar la Rioja Alavesa y mi primera parada fue en Vitoria, una ciudad que me ha entusiasmado.

💡Quizás también te interese más información sobre España

1. Información general sobre Vitoria Gasteiz

Vitoria-Gasteiz es capital de Álava y sede del gobierno y parlamento en el País Vasco.

Se encuentra en “medio de todo” por lo que es un buen lugar como base de operación para moverse luego a los alrededores. Está:

– a 38 km de Miranda de Ebro (Burgos) y a 48 km de Haro (La Rioja)
– a 60 km de Bilbao
– a 100 km de San Sebastián/ Donosti
– a 160 km de Santander

Hay autobuses que unen Vitoria a las ciudades mencionadas y también trenes aunque con menor frecuencia. La estación de tren se encuentra en el centro mientras que la estación de buses se encuentra algo más alejada.

La ciudad también posee un aeropuerto aunque no tiene demasiado vuelos. Gracias a Ryanair ahora está conectada por vuelos directos a las ciudades de Sevilla, Tenerife, Colonia (Alemania) y Bérgamo (Milán, Italia).

Vitoria es un lugar perfecto para visitar en un fin de semana. Es una urbe de lo más agradable para pasear. En el 2012 recibió un galardón de la Unión Europea, por ser una de ciudades más sostenibles del mundo (¡también es una de la más caras de España!)

Esta ciudad verde ha conservado todos sus jardines históricos que se han convertido en preciosos espacios públicos, en la que la bicicleta es la reina y donde hay tranvía, en la que los contenedores de su casco histórico son hasta bonitos y que posee un urbanismo muy controlado en el que lo moderno respeta a lo antiguo.

Tour literario por Vitoria

Haz clic en la imagen para más información

Visita guiada nocturna por Vitoria

Haz clic en la imagen para más información

 

2. Qué ver y hacer en Vitoria Gasteiz

Si nos remontamos a su historia, descubrimos el porqué de su extraño nombre compuesto.

Aunque el origen de la palabra “Gasteiz” no sea muy clara, se cree que viene de la palabra “gastze” en euskera que significa joven y fue el nombre que se le puso a la aldea en el siglo XI que estaba en un cruce de caminos y en un lugar de lo más estratégico al unir Astorga y Burdeos y ser lugar de paso del Camino de Santiago. Al convertirla en villa en el s. XII, el rey Sancho el Sabio, la rebautiza “Nueva Victoria” (por piques que tiene con los reyes de Castilla).

Aquí os resumo lo que más me gustó de lo que vi en Vitoria en un día:

2.1. La Catedral de Santa María y el Portalón

¡Uno de grandes imprescindibles de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad! Para visitar la Catedral de Vitoria, la Catedral Vieja (ojo que la Catedral Nueva de Vitoria de estilo neogótico) que está en obras se recomienda reservar con antelación (las visitas guiadas son de máx. 30 personas).

Nada más llegar a las puertas del recinto nos encontramos con una estatua que rinde homenaje al escritor británico Ken Follett que se inspiró en el edificio para su novela “Un mundo sin fin”, segunda parte de “Los pilares de la tierra”.

La historia de esta Catedral no deja de ser fascinante. Empezó siendo una pequeña iglesia de aldea pero, cuando se construyó la muralla se apoyó en ella. Sin embargo, las chapuzas en la construcción ya existían y los ingenieros, que inicialmente había pensado construir una cripta, rellenaron la base con tierra que, con el paso de los siglos, y varios cambios estructurales durante las reformas posteriores, haría que el edificio empezase a sufrir graves problemas. En 1994 durante una ceremonia, la catedral, que aún muestra profundas grietas en sus paredes, sufrió un desplome de ahí que se tuviese que cerrar durante varios años para su urgente restauración. Casi 20 años más tarde, se sigue controlando su estabilidad y, por ese motivo, las visitas son restringidas y se realizan con casco de obra.

Si notáis que, en las fotos, las columnas están torcidas… ¡No se trata de un efecto óptico!

Junto a la catedral se encuentra un llamativo edificio del s. VI, que era una posada y casa de postas conocido como el Portalón.

2.2. El itinerario muralístico de Gasteiz y sus edificios medievales

Desde 2007, se han creado 12 talleres en la ciudad que se han encargado de redecorar el casco histórico de la ciudad y lo cierto es que… ¡Todos los murales son una auténtica pasada! Vitoria también se apunta a la tendencia del Street Art como Glasgow o Bogotá a la que Vitoria también se apunta. Aquí podrá encontrar un mapa interactivo para buscarlos mientras te cruzas con edificios medievales y renacentistas como la Casa del Cordón, la muralla de la ciudad, el Palacio de Escoriza-Esquibel, de Montehermoso o el Palacio de Villa Suso.

2.3. El Ayuntamiento de Vitoria y la plaza de la Virgen Blanca

Estos son algunos lugares de interés que salen en todas las guías. La Plaza de España se construyó en el s. XVIII y en ella se encuentra el Ayuntamiento. Pegada se encuentra la Plaza de la Virgen Blanca, de la misma época, con un monumento dedicado a la Batalla de Vitoria en su centro.

2.4. Los museos de Vitoria

Vitoria Gasteiz también apuesta por el turismo cultural y os encontraréis con museos para todos los gustos.

  • Artium: Se trata del Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo. Nada más llegar, alrededor de su entrada, nos encontramos con obras como “La Mirada” de Miqel Navarro, “Finkl Octagon” de Richard Serra o “Arkitekturaren gorazarrea” de Eduardo Chillida. En su interior se realizan durante todo el año numerosas actividades culturales y exposiciones (se acaba de estranar “Queda mucho por delante”).
  • Bibat: Este complejo que reúne el Museo de Arqueología y Fournier de Naipes se inauguró en el 2009. Dispone de 1500 piezas que van desde la Prehistoria hasta la Edad Media.
  • Museo de Bellas Artes: Ubicado en el precioso palacio Augustin-Zulueta, este museo posee una colección de arte español de los siglos XVIII y XIX.
  • Museo de Ciencias Naturales: Aunque no visitéis el museo, bien merece la pena acercarse hasta esa bonita torre medieval del s. XVI, la Torre de Doña Ochanda.
  • Museo Diocleciano de Arte Sacro: Dentro de este Palacio Episcopal construido en el s. XX se encuentran obras religiosas.

 

2.5. La red de parque, jardines y senderos de Vitoria

  • El Parque de la Florida: Es el más emblemático de la ciudad. Se trata de un jardín botánico romántico, con unas 95 especies diferentes. Junto a él, se encuentran el Parlamento Vasco, el Museo de Arte Sacro y la Catedral Nueva.
  • El Paseo de la Senda: En esta preciosa alameda de castaños de Indias, nos vemos rodeados de preciosas mansiones de principios del s. XX. Ahí es dónde podemos encontrarnos con el Museo de Bellas Artes, el Museo de Armería y la Ajuria Enea (Residencia del Lehendakari).

La ciudad también se ha preocupado por mantener pequeños jardines que eran privados y los ha abierto al público como el Parque de la Secuoya Gigante. 

3. Qué ver en los alrededores: las rutas verdes

Aparte de lo que se puede visitar en Vitoria centro, los grandes amantes de la naturaleza tienen muchas opciones a las afueras.

  • El Bosque natural de Armentia: situado a 3km del centro de la ciudad, comienza en el parque de La Florida y se dirige hasta la basílica románica de San Prudencio para adentrarse en el bosque.
  • Salburua: Se trata de uno de los humedales más valiosos del País Vasco (Humedal Ramsar de Importancia Inerancional) y posee un ecosistema en el que viven aves acuáticas, ciervos, visones europeos o ranas ágiles. Hay con centro de Interpretación de la Naturaleza con información, actividades y un mirador.
  • Olarizu: Desde este cerro podemos tener una magnífica panorámica de la ciudad. Posee un Jardín botánico con 523 especies además de huertas ecológicas abiertas al público.

 

4. Dónde comer y dormir en Vitoria

Como os comenté anteriormente, sólo visité la ciudad durante un día y, sin embargo, creo que acerté de lleno con mis dos elecciones.

En el centro de Vitoria os encontraréis miles de sitios de pintxos espectaculares. Algunos de ellos ofrecen combinados de tapas y bebidas a un precio muy económico e incluso, por las tardes, a partir de las 19h, muchos de ellos ofrecen lo que se llama el “Pintxo-pote”: una tapa del día gratis con cada consumición.

Sin embargo, si queréis un sitio dónde parar a descansar, os recomiendo el Parral, un restaurante vegetariano, en el que entré de casualidad al ver que estaba lleno de gente (¡Un truco que nunca falla!). Calidad/precio insuperable (pagué unos 10 euros por 2 platazos, agua y café) y el personal y ambiente del lugar realmente geniales.

Para dormir, al sólo quedarme un día, opté por dormir en el Hostal Del Arquitecto. Este alojamiento tiene una ubicación ideal y es que, nada más abrir sus ventanales, uno se encuentra de frente con la ciudad vieja y la torre-reloj de la Iglesia de San Miguel Arcángel. ¡Además, Manuel, su dueño, es un Amor!

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.