1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Síndrome de Estocolmo:

Dícese de una reacción psicológica en la que la víctima de un secuestro desarrolla un fuerte vínculo afectivo y de complicidad con su captor.

 

Nunca pensé que fuera posible (¡y aún con el frío que hacía!) hasta que visité esta ciudad que me retuvo en ella una semana y a la que volvería sin dudarlo…

Hoy te cuento mi viaje a Estocolmo, Suecia, y recopilo todos mis consejos, recomendaciones.

💡Quizás también te interese más información sobre Suecia

1. Preparativos para tu viaje a Estocolmo

1.1. Cuándo viajar a Estocolmo

  • En primavera (abril a junio), las temperaturas varían de 0 a 10º. En junio las temperaturas suben a 25-30ºC.
  • En verano (julio y agosto) hace entre 20 y los 25ºC durante el día (alcanzando algún año los 30-35ºC)
  • De octubre a noviembre, otoño, las temperaturas bajan paulatinamente de unos 7 a 2ºC.
  • Durante el invierno (de diciembre a marzo), en días apacibles las temperaturas se encuentra entre 0 y 5ºC pero puede alcanzar los -15ºC.

Las horas de luz

Una de las grandes preocupaciones de los viajeros son las escasas horas de luz que puede haber en determinados periodos del año.

Aquí tienes las horas aproximadas a las que amanece y anochece cada mes del año. Yo viajé al país en noviembre y lo cierto es que tampoco me importaba que anocheciese tan temprano porque la ciudad está preciosa de noche.

  • Enero: 6 horas de luz (9:00-15:00)
  • Febrero: 8 horas de luz (8:00-16:00)
  • Marzo: 10 horas de luz (7:00-17:00)
  • Abril: 13 horas de luz (6:30-19:30)
  • Mayo: 16 horas de luz (5:00-20:30)
  • Junio: 18 horas de luz (4:00-22:00)
  • Julio: 18 horas de luz (4:00-22:00)
  • Agosto: 16 horas de luz (4:30-21:00)
  • Septiembre: 14 horas de luz (6:00-20:00)
  • Octubre: 10 horas de luz (6:00-17:30)
  • Noviembre: 9 horas y media (07:00-16:00)
  • Diciembre: 7 horas (08:30-15.00)

Arlanda Express

Arlanda Express

1.2. Cómo ahorrar durante tu viaje a Estocolmo: Recomendaciones

  • La Stockholm Pass es una tarjeta que nos da acceso a un precio reducido a numerosas atracciones de la capital sueca. La tenemos de 24, 48, 72 y 120 horas desde la primera vez que la utilizas. Además de lugares turísticos, palacios y museos también incluye tours en ferry para ir a las diferentes islas de Estocolmo. Con ella también podremos coger los típicos buses rojos Hop On-Hop Off. Por ese motivo, el descuento que nos ofrece el comprar esta tarjeta es sustancial.
Stockholm Pass

Haz clic en la imagen para más información

Las paradas de metro de Estocolmo son pequeñas obras de arte. Se ha escavado las estaciones tal y como si fuesen cuevas y muchas de ellas están decoradas de formas muy singulares.

  • Otra de mis recomendaciones es que llevéis una tarjeta bancaria con que no tengáis que pagar comisión para pagar con ella en el extranjero porque en Suecia casi ya no se paga nada en efectivo. Absolutamente todo el mundo paga con tarjeta independientemente de la cantidad. No llegué a tener coronas suecas entre mis manos en todo el viaje (así que adiós comisiones de cambio).
  • ¿Cómo ir del aeropuerto de Arlanda a Estocolmo? Existen principalmente dos formas de bajar al centro de la ciudad (Estación central es la última parada): en tren o en bus. Existen unos pocos trenes regionales al día pero luego está el Arlanda Express (unos 30 euros/trayecto) que apenas tarda 20 minutos. El bus Flygbussarna tarda una hora aproximadamente pero cuesta una tercera parte que el tren (unos 10 euros/trayecto). Se reserva a través de una app que podéis conectaros gracias a la conexión gratis del aeropuerto.

 

1.3. Dónde dormir en Estocolmo

El nivel de vida en Suecia es elevado y, por lo tanto, el gasto en alojamiento puede llegar a ser realmente caro. El precio por una habitación doble no os bajará de los 100 euros. En mi caso, tuve la grandísima suerte de poder hacer Couchsurfing y de tener una host realmente encantadora, Catarina, con la que forjaría una gran amistad.

Otra opción desde luego recomendable para viajar a Estocolmo es recurrir al alojamiento de viviendas a través de Airbnb.

Si decidís volar temprano o llegáis tarde al aeropuerto de Arlanda y necesitáis hacer noche allí, os recomiendo el recién inaugurado Crew Hotel Arlanda. Este hotel de aeropuerto tiene precios muy asequibles en comparación a otros hoteles (unos 60 euros/noche) e incluye transporte al aeropuerto y desayuno.

Reserva en Booking

Comer en Estocolmo

Comer en Estocolmo

1.4. Dónde comer en Estocolmo

En los últimos años, la nueva cocina nórdica está pegando fuerte. Dándole importancia a los productos locales, de temporada y que proceden de granjas sostenibles, nos encontramos con una gastronomía que trata de recuperar sus tradiciones más ancestrales y al mismo tiempo fusionarla con otras culturas. Estocolmo se ha convertido evidentemente en su epicentro. Lo cierto es que me quedé alucinada de la gran calidad de la restauración en todos los lugares en los que almorcé durante mi estancia de 10 días en el país. ¡A los suecos les gusta comer Bien!

 

Pressbyran – Expresso House

Los Pressbyran son pequeñas tiendas tipo “Seven Eleven” en las que podéis comprar cualquier cosa para picar a un precio bastante razonable. Una de las cadenas de cafés más importante del país, el Starbuck’s sueco, es Expresso House. Ambas cadenas ofrecen descuentos si te descargas su app en el móvil y muestras el código de descuento cuando vayas a pagar. Un sándwich con bebida o café nos costará aproximadamente unos 6-8 euros, una pieza de bollería y un café, unos 3-4 euros.

 

Grillska Huset

La institución Stockholms Stadmission creada por el Ayuntamiento trabaja recogiendo ropa y objetos para vender en su tienda de segunda mano y ofreciendo comida en estos locales en pleno centro de la ciudad a través de voluntarios para recaudar dinero para las personas más necesitadas de la ciudad.

Además de ser una iniciativa de lo más interesante, en Grillska Huset se puede comer a un precio muy razonable entre autóctonos. Se paga por el plato principal del día (cantidades abundantes) pero incluye un buffet de ensaladas variadas como entrante, agua del grifo y, cómo no, café y galletas como poste. Los menús rondan los 15 euros.

El momento “Fika” – Las cafeterías

¿Conoces la tradición del “Fika” sueco? Básicamente es quedar a tomar un café. A los suecos les encanta juntarse después del trabajo a disfrutar de una taza de café y de unas galletas, tartas y pasteles. Estas cafeterías están llenas de encanto y dan ganas de quedarse a vivir en ellos de lo acogedores que son. Entre los lugares más recomendados están Vetekatten, el Café Pascal, Chokladkoppen, Rosendals Trädgard, Tösse, Kaffeverket, Winterviken, Pom & Flora, Bageri Petrus, Drop Coffee, Espresso Sosta Bar y Johan & Nyström Coffee Bar.

 

Smörgåsbord

Durante los meses de invierno, en Suecia es muy típico que algunos locales ofrezcan el típico Smörgåsbord. Se trata de un bufé de comidas típicas del país con platos fríos y calientes. Es la oportunidad perfecta para descubrir su gastronomía de una estacada. Los suecos suelen acompañar esta comilona con cerveza o aguardientes para acompañar pescados (salmón, arenque, esturión, trucha o huevas), pollo, pavo, ternera, ensaladas variadas, verduras salteadas, quesos, postres, frutas y panes variados. En Estocolmo, uno de los lugares más recomendado para probar el Smörgasbord es el Grand Hotel, con impresionantes vistas a la ciudad vieja y pegado al Museo Nacional. El precio ronda los 60 euros por persona pero se trata de un bufé libre dónde realmente os podéis hinchar a comer exquisiteces.

2. Qué ver y qué hacer en Estocolmo: Mis 10 Imprescindibles

2.1. Gamla Stam

¿Cuántos días se necesitan para visitar Estocolmo? La gran mayoría de las guías y de la gente os contestarán que dos días. Lo que sí es totalmente cierto es que para visitar su centro histórico, Gamla Stan, efectivamente con dos días llega. Sin embargo, probablemente, es posible que no os dé tiempo a visitar todos los demás puntos que os comentaré a situación.

Gamla Stan está llena de rincones con encanto, restaurantes, cafés, bares y tiendas. Con sus calles adoquinadas, casas de colores, cuánto más la recorres más bonita te parece. Además, la iluminación de la ciudad a la noche es impresionante. ¡Desde luego es el nº1 de la lista por ese motivo! En Gamla Stan se encuentran varios museos y el palacio real del que hablaré a continuación.

El Mirador Ivar Lo

Ivar Lo-Johansson fue un importante escritor sueco con fuertes influencias de literatura proletaria. Desde el mirador dedicado a él, tenemos imponentes vistas a la ciudad (Fotografía de la portada).

2.2. Ayuntamiento de Estocolmo

El Ayuntamiento de Estocolmo es uno de los edificios más famosos de Suecia y es que este impresionante edificio es la sede de una de los eventos más importantes del mundo y para el país: la cena de entregas de los Premios Nobel que tienen lugar cada 10 de diciembre. Aunque desde fuera su estilo pueda parecer austero merece totalmente la pena realizar una de las visitas guiadas en inglés para visitar sus elegantes habitaciones con vistas impresionantes y dónde todos los días se siguen casando sus habitantes. Desde su torre se tienen espléndidas vistas a Gamla Stan.

2.3. Palacio Real

El palacio real es suntuoso edificio barroco que abre las puertas a algunas de sus 600 habitaciones. El edificio posee diferentes puertas que nos dirigen a los apartamentos reales, al Tesoro o al Museo de las tres coronas. A las 12 en punto, al igual que ocurre en otros palacios europeos, tiene lugar el cambio de guardias. Personalmente, creo que el Palacio de Drottningholm (más abajo), que es de una época similar, resulta mucho más interesante.

2.4. Tours en ferry

Dependiendo de la época del año a la que viajemos a Estocolmo existen diferentes paseos en barco de 1 a 3 horas con la compañía Stromma por sus canales.

Los barcos se toman:

  • Junto al Nationalmuseum (Parada de metro: Kungsträdgarden) para viajes más largos por el archipiélago.
  • Desde el Teatro Real de Estocolmo (Dramteatern) y Gamla Stan para ir hasta las islas de Djurgarden (dónde se encuentran el museo Vasa, Nordiska, Abba y Skansen) o Skeppsholmen (dónde se encuentra el Museo de arte moderno).
Excursión por el Archipiélago de Estocolmo

Haz clic en la imagen para más información

Excursión a la ciudad vikinga de Birka

Haz clic en la imagen para más información

Hay que tener en cuenta que el Archipiélago de Estocolmo tiene unas 300 000 isletas y rocas con un montón de hoteles, hostales, restaurantes y museos. Personalmente tomé el que iba hasta Vaxholm, un encantador pueblecito con un pequeño castillo, fortaleza del siglo XVI que servía para proteger la ciudad de Estocolmo.

Hay viajes que nos llevan del centro al:

  • Tours por Gran Canal hasta Gustavberg y alrededor del centro histórico
  • Paseo por el Archipiélago de Estocolmo hasta el pueblo de Vaxholm
  • Barcos hasta Fjäderholmarna
  • Barcos hasta Birka, el pueblo vikingo (sólo en verano)
  • Palacio de Drottningholm 

2.5. Museos imprescindibles

En Estocolmo, ¡No te aburrirás! La oferta de museo es impresionante y lo más increíble es que son de temáticas muy variadas y que todos me han parecido muy interesantes.

El museo Vasa está considerado como uno de los mejores museos del mundo y es uno de los museos nórdicos más visitado. ¡Pensé que se trataba de una exageración pero lo cierto es que me vi sobrecogida por lo que me encontraría allí! Paradójicamente ese enorme y esplendoroso barco se hundió el mismo día de su inauguración en el puerto de Estocolmo. Tras 333 años sumergido y tras un complicado rescate, se consiguió sacar de una sola pieza la nave del s. XVII perfectamente conservada y todo lo que iba en su interior. Además de una presentación soberbia del barco totalmente original, el museo nos transporta literalmente en su interior con escenarios a tamaño real y recreaciones de los rostros de los cadáveres que se encontraron en su interior entre muchas otras cosas.

Frente al Palacio Nacional podemos ver el bonito edificio del Museo Nacional de Estocolmo. Este imponente museo de cinco plantas recientemente reinaugurado recoge numerosas obras de los siglos XVI, XVII y XVIII entre las que destacan varios Rembrandt y “La Dama con el Velo”, obra de 1768 del pintor sueco Alexander Roslin. En la entreplanta se encuentra la parte del museo que personalmente, más me llamó la atención con obras del s. XIX-XX (entre las cuales me encandilaron Emma Löwstädt-Chadwick y Carl Larsson) y toda un ala dedicada al diseño escandinavo.

💡 Cuando vayas al museo no dejes de acercarte al puente Skeppsholmbron que está a unos pasos de allí. Desde él tienes preciosas vistas a Gamla Stan y al Palacio Real.

En pleno Gamla Stan, nos encontramos con este museo dedicado a Alfred Nobel conocido por ser el inventor de la dinamita. Sin embargo, esta visita me sorprendió gratamente para conocer más este personaje. Este ingeniero, procedente de una familia acomodada, fue un gran inventor pero también era escritor, poeta y un gran viajero que hablaba 5 idiomas. Este hombre con grandes inquietudes murió sin esposa y sin hijos y en su testamento, dejó escrito que deseaba se premiaran cada año a las personas más relevantes en los campos de la Física, Literatura, Medicina, Química y Paz con el dinero de su herencia. El actual museo recoge una colección de objetos donados por todos los premios y nos presenta sus logros.

Si quieres echarte unas risas, no puedes dejar de ir al Museo Abba. ¿Quién no conoce esta legendaria banda que se hizo famosa internacionalmente gracias a su tema “Waterloo” con el que ganaron el concurso de Eurovisión? Nada más entrar en este museo nos vemos sumergidos en su mundo pero no se trata de una mera exposición sino de una atracción MUY interactiva con la que divertirte con tus amigos. Puedes “meterte” en el estudio para grabar los temas de los Abba, practicar las mismas poses épicas de sus portadas e incluso… ¡Subirte a un escenario con sus hologramas! Aunque el precio es bastante elevado, tenéis la diversión asegurada y está claro que en su tienda, los más fans estarán encantados de encontrar todo tipo de merchandising de la banda.

Aunque inicialmente, visitar este museo no entraba en mis planes, mi gran anfitriona Katarina me lo recomendó y lo cierto es que me pareció sumamente interesante. En él se nos habla de las costumbres, tradiciones e incluso diseño que comparten todos los países nórdicos. En la tercera planta, hay además una amplia exposición sobre la cultura Sami y su situación actual dentro de Suecia.

Aunque no tuve tiempo para visitar estos museos, son otros de los museos más recomendados de la ciudad.

 

2.6. Sodermaan – SoFo

Actualmente la isla de Södermalm se ha convertido en el lugar más cool en el que vivir en Estocolmo. El cuadrado formado por las calles Skäneg, Bondegatan, Asögatan y Kocksgatan es lo que los holmienses llaman el SoFo. Restaurantes multiculturales, cafeterías cools, tiendas de ropa de segunda mano y estudios de diseño inundan este barrio hippster bohemio que recuerdan el Portobello londinense o el bohemio Green Village de Nueva York.

Antes de cruzar hasta la isla de Södermalm se encuentra Katarinahissen, el ascensor de Katarina, que nos eleva a unos 38 metros del suelo por encima del puerto para unas bonitas panorámicas de Gamla Stan. En la actualidad (2019), no recomiendo la visita ya que están realizando una ampliación del puente que une Gamla Stan con Södermalm y todo está en obras.

2.7. Millesgarden

A apenas 20 minutos del centro de Estocolmo, en la isla de Lindigö, se encuentra Millesgarden la que fue la casa del famoso escultor sueco Carl Milles y su mujer Olga. En su tranquilo jardín, una auténtica delicia para los aficionados de la fotografía, nos encontramos con sus fuentes con esculturas equilibristas y que invitan al juego, terrazas llenas de plantas y flores con vistas al lago. Un paseo relajante y al mismo tiempo cultural. Además de su vivienda y de su colección de piezas de la Antigüedad , también podemos visitar su taller y ver un pequeño vídeo sobre su vida, algunas pinturas de su esposa que también era artista. Carl miles se formó en la École des Beaux-Arts de París y en su obra se ven claras influencias de maestros como Rodin.

2.8. Palacio y el Teatro de Drottningholm

El Palacio de Drottningholm, junto con su teatro, sus majestuosos jardines y su pabellón chino son Patrimonio de la Humanidad y también se encuentran referenciados en la lista de los “1000 sitios que ver antes de morir”. Este castillo que fue residencia de los Reyes están abiertos al público todo el año y se encuentran a aproximadamente una hora del centro de la capital. Para llegar allí, es necesario coger el metro hasta la parada de metro “Brommaplan” y desde allí hay que tomar un autobús (el 301-323, 176 o 177) que nos dejará a las mismas puertas del castillo. Sin embargo, os aseguro que es una visita que bien merece la pena (incluso me atrevería a decir que me gustó muchísimo más que el Palacio Real reseñado más arriba). Cada hora empieza una visita guiada en inglés.

En el Palacio, estilo Versalles destacan las habitaciones reales y su preciosa biblioteca. Pero, además, nos encontramos con un pequeño teatro de madera que se construyó a su costado para divertir a la corte que es único en el mundo. Conserva todo sus mecanismos originales (ver el vídeo más abajo) y en verano, aún se puede escuchar ópera en sus instalaciones.

En medio de sus amplios jardines, nos encontramos con el Pabellón Chino en el que se dispone de una exposición de objetos barrocos.

 

2.9. El Estadio Ericsson – Globen Skyview

Este sorprendente edificio con forma de nave espacial se encuentra un poco más apartado del centro pero nos proporciona una vista 360º de toda la ciudad de Estocolmo. En él además del equipo de fútbol loca, se celebran todo tipo de espectáculos y conciertos.

 

2.10. Paseo por Kungsholmen

Si disponéis de tiempo para pasear, como fue mi caso, os recomiendo recorrer toda la orilla que va del Stadshagen hasta el Ayuntamiento de Estocolmo en la isla de Kungsholmen. Podréis tener una vista del barrio de Solna y su castillo, del antiguo puerto industrial hoy totalmente reformado e incluso poder tomar un café en algunas de los barcos-restaurantes como el Nordens Ljus que allí se encuentran anclados en este pequeño canal.

3. Estocolmo con niños

3.1. Museo medieval

El Parlamento de Estocolmo se encuentra en uno de los edificios históricos de Gamla Stan y, a finales de los años 70, se decidió construir un aparcamiento subterráneo para los políticos que allí iban a trabajar. Sin embargo, con el inicio de la obra los constructores se toparon con restos arqueológicos importantes y, al igual que se haría en España (ejem, ejemp), se canceló el proyecto y se decidió inaugurar allí el museo en 1986 (¡los políticos van en bici a currar!). Este museo muy didáctico, nos muestra los restos de la antigua muralla medieval y nos sumerge de lleno en aquella época.

3.2. Skansen

Skansen es un enorme parque que está constantemente en movimiento durante las cuatro estaciones del año y desde el que se tienen preciosas vistas de Estocolmo. Es el museo al aire libre más antiguo del mundo ya que fue creado en 1891. Su propósito es mostrar los diferentes animales, edificios, granjas y jardines que nos podemos encontrar por toda Suecia. En sus instalaciones nos encontraremos animales domésticos que harán las delicias de los más pequeños además de animales nórdicos como osos, lobos, renos, arces, leones marinos, etc. En el parque encontraremos pequeñas tiendas, lugares para comer y también tiendas de souvenirs. También hay un pequeño parque de atracciones y puestos en los que picar que tienen diferentes horarios en función del periodo del año en el que vayamos.

3.3. Gröna Lund

En la isla de Djurgärden, junto a Skansen, se encuentra este parque de atracciones inaugurado en 1883. Además de diversión para los más pequeños, en verano desde allí también se pueden tomar barcos de vapor para recorrer el archipiélago. Desde lo alto de sus atracciones también tendrás impresionantes vistas a la ciudad.

 

3.4. El parque de Haga

Si viajáis en época estival y os gusta la naturaleza, el enorme parque de Haga puede ser todo un lugar de entretenimiento para la familia. En este “Central Park” de Estocolmo, se encuentra un acuario con enormes especímenes de tiburones, un invernadero de mariposas, nos encontramos con preciosos jardines ingleses y edificios, pabellones, pagodas y carpas que Gustavo III mandó construir en el s. XVIII que son pura fantasía. Además, quién sabe, quizás os tropecéis allí con Victoria de Suecia y su familia que residen allí y que, por lo visto, suelen salir frecuentemente en bicicleta por allí…

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.