Consejos para viajar solo a Londres

Sandra Candal

Después de mis dos semanas en la capital del Reino Unido, debo aclarar que este artículo casi debería titularse “Cómo sobrevivir siendo pobre en Londres”.

Cabe destacar que muchas de las visitas que hice y veréis en el blog, las he podido realizar porque ajusté al máximo mi presupuesto para viajar a Londres.

Recalco que:

  • Estuve haciendo housesitting (catsitting) para más exactos durante mis dos semanas en Londres. Por lo tanto, no he tenido ningún gasto de alojamiento (un gasto muy importante que me quité de encima).
  • Al tener casa, he podido ahorrar muchísimo dinero sobre todo desayunando y cenando en casa. A continuación, también os contaré más trucos que utilicé comiendo sola por ahí.
  • Desde Galicia, hay vuelos directos a Londres desde Santiago de Compostela por lo que, reservándolos con bastante antelación, apenas pagué unos 100 euros i/v con maleta de 10 kilos.
  • No bebo alcohol (cosa que abarata muchísimo mis costes en todos los viajes).
Consejos para viajar solo a Londres
Consejos para viajar solo a Londres
Mi primer viaje a Londres
Mi primer viaje a Londres

Llegada al aeropuerto de Londres



Algo muy tener en cuenta cuando llegues a Londres es que, desde el Brexit, es obligatorio viajar con pasaporte al Reino Unido (ya no vale el DNI) y debes tener en cuenta que las colas de entrada para el control de la documentación, suele ser de aproximadamente una hora – hora y media.

En el aeropuerto de Stansted (que fue al que llegué con Ryanair) tienen unas máquinas en las que tienes que escanear tu pasaporte y te sacan una fotografía para poder pasar.

Hay muchas para agilizar el proceso, pero mentalízate para la espera porque suelen llegar muchos vuelos al mismo tiempo.

Aeropuerto de Stansted
Aeropuerto de Stansted

Cómo ir del aeropuerto de Stansted a Londres



Nada más llegar al aeropuerto, verás que hay trenes y buses para llegar al centro de buses.

Te recomiendo tomar un bus ya que el tren vale el doble y tardan aproximadamente lo mismo.

También merece la pena reservar el bus online ya que sale mucho más barato que comprarlo a la llegada al aeropuerto.

La principal compañía que tiene buses a todo Londres es National Express.

Cuando salgas del aeropuerto, verás ya los buses a lo lejos. Para acceder a la estación de bus, tienes que tomar un túnel subterráneo dentro del aeropuerto que atraviesa la carretera.

Si se retrasa el vuelo o tardas mucho en el control, no te preocupes, porque suelen ser muy flexibles con eso y te dejarían subirte al siguiente que salga (de hecho, nadie escaneó mi código QR ni a la ida, ni a la vuelta).

La seguridad en Londres



Hoy en día (2024), me ha sorprendido lo segura que me ha parecido Londres.

A diferencia de otras grandes megalópolis, en ningún momento me he sentido amenazada, ni he sentido la presencia de los temidos cateristas – “pick pockets” (de hecho, me llama mucho la atención que la mayoría de los londinenses lleven mochilas, cosa impensable en ciudades como París o Roma) y, como dije anteriormente, para mí lo más llamativo ha sido la seguridad en el metro.

Por lo tanto, si viajas solo, es algo que no debería preocuparte en absoluto.

Los londinenses

Me ha sorprendido muy gratamente el civismo y el respeto/educación que he observado, en general, por las calles de Londres.

Eso sí, quizás esa contención y quizás también la falta de sol hace que en el metro se vean pocas sonrisas.

También resulta admirable ver qué bien conviven (o eso parece) personas de diferente estatus social, religiones y razas.

Transporte en Londres



Tarjeta de transporte

Una de las primeras cosas que te recomiendo es, primero, descargarte la aplicación “Oyster card” para tener siempre a mano el mapa del metro.

En la actualidad, resulta muchísimo más caro comprar billetes de metro sueltos. No lo hagas bajo ningún concepto, ya que será 3 veces más caro.

A través de la api “Oyster card”, puedes comprar una tarjeta de transporte con el mismo nombre (cuesta unas 7 libras en la actualidad) y recargarla o incluso, algo mucho mejor: asociar tu cuenta con una tarjeta contactless.

Es decir, puedes directamente pagar tus viajes con tu tarjeta (pasándola por el torno) o pasando tu teléfono móvil. ¡Es realmente una maravilla!

Si registras la tarjeta que vas a utilizar en el metro (Underground), en la app, podrás hacer un seguimiento de todas las veces que pasaste la tarjeta Oyster o contactless.

Te irán cobrando un importe estimado todos los días en tu tarjeta y, cuando se contabilice todos los viajes que has realizado, se hará un reajuste.

Ten en cuenta que en el metro de Londres (y en los ferries) es obligatorio pasar la tarjeta al entrar y para poder salir del metro.

Si coges un bus sólo tienes que pasar tu tarjeta en la entrada.

El metro de Londres

¿Viajas solo y tienes miedo de perderte? ¡Olvídate! Google Maps será tu mejor amigo en este viaje.

No he tenido ningún problema para moverme por la ciudad y, desde luego, el metro de Londres me parece la mejor opción con diferencia para moverse.

Eso sí, ten en cuenta que, en Londres, al igual que en Barcelona, varias líneas que van en diferentes direcciones pueden llegar a pasar por la misma estación.

Por lo tanto, siempre que llegues al andén, fíjate en los indicadores luminosos para ver qué tren de qué línea va a pasar.

¿Te has confundido de línea? ¡Te darás cuenta enseguida!

En Londres, absolutamente todos los trenes y buses van cantando las paradas por megafonía y repiten sin cesar el mítico “Mind the gap” para indicarte que no tropieces al salir.

Otra cosa a tener en cuenta es que normalmente, en las entradas y salidas, recuerda que debes colocarte a la izquierda de las escaleras para no entorpecer el tráfico, excepto que haya una escalera mecánica (en ese caso, debes colocarte al lado derecho para sujetar el pasamanos).

Finalmente, también muy a tomar en cuenta si viajas con niños, el metro de Londres es uno de los más antiguos del mundo, por lo que, muchas estaciones no están adaptadas y sólo tienen escaleras.

Los vagones

Como ocurre en muchísimas capitales, verás que en los vagones se mantiene un casi absoluto silencio.

A diferencia de otros metros del mundo, el “Underground” de Londres me ha parecido muy limpio en general a pesar de ser unos de los más antiguos del mundo y me ha llamado muchísimo la atención lo seguro que es (hay cámaras en todas partes) incluso tomándolo tarde.

Otra cosa llamativa es que casi todos los asientos se disponen a lo largo del vagón y están siempre separados de reposabrazos individuales.

Otros medios de transporte

Además del metro y del bus, recuerda que, actualmente en Londres, también puedes subirte y bajar en los UberBoats que son ferries que funcionan también como transporte público en la ciudad.

También tienes la posibilidad como en muchas otras ciudades de alquilar patinetes eléctricos o bicicletas (hay muchas empresas, pero las más recomendables son las bicicletas Santander (sí, las de nuestro banco español que inundan las calles de Londres) o ) o Bold.

Recuerda que, en Reino Unido, se conduce por la izquierda (tanto si vas a conducir como si vas a caminar). ¡Los pasos de cebra, por suerte, siempre estarán indicándote si tienes que mirar a la derecha o a la izquierda!

A pesar de poseer casi 10 millones de habitantes, me ha llamado bastante la atención que los londinenses sean tan tranquilos al volante. De hecho, si vas a coger una bici, a pesar de que muchas calles no tienen carril bici propio, los conductores suelen ser muy respetuosos con los ciclistas por lo que he podido apreciar.

Uberboats
Uberboats

Pagar en Londres



La globalización ha llegado para quedarse y el metro es una de las miles de cosas que se puede pagar con tarjeta o teléfono.

Pensaba sacar libras en algún cajero con mi tarjeta Revolut (sin comisiones), pero al final he estado durante estas dos semanas pagando directamente con mi tarjeta o teléfono sin ningún problema.

Eso sí, te recomiendo muy encarecidamente, como siempre, que lleves varias tarjetas porque a pesar de que el 90% de los casos, mi tarjeta Revolut ha funcionado perfectamente, en algunos casos, el lector no la quería y tuve que tirar de alguna otra…

Nota: Recuerda que si pagas con tu tarjeta habitual en España es muy probable que te cobren elevadas comisiones de cambio.

Atracciones turísticas en Londres



Los museos

En Londres, definitivamente los museos tienen un nivel impresionante (ya os hablaré muy pronto de todos los que visité) y, por encima, son gratis.

Hay que tener también muy en cuenta, que los días de lluvia pueden ser una auténtica invasión de guiris y que las colas pueden ser kilométricas.

En casi todos ellos suele ser obligatorio pasar un control para mostrar qué llevas en el bolso (si no llevas ningún bolso ni mochila, te dejan entrar antes).

Si tienes alguna tarjeta como la London o City Pass, pregunta siempre a los vigilantes, porque muchas veces hay colas especiales para ello.

Si ya sabes qué día vas a ir, ten en cuenta que algunos museos como el British Museum o el de Historia Natural dónde puedes reservar tu entrada gratuita para entrar por una fila express.

Otra gran recomendación es que uses siempre los baños de los museos ya que, la mayoría de los establecimientos en Londres sólo son “take away” – comida para llevar y no es frecuente encontrar baños públicos.

El Cambio de Guardia

¿Tú también, al igual que otras 3000 personas, quieres ver el cambio de guardia de Buckingham?

¡Prepárate para no ver nada y no dejes de llevarte un palo selfie si quieres grabar algo!

Mi recomendación: en el Palacio de Saint James, en el Museo de la Guardia, en el Museo de la Caballería, en la Torre de Londres y en el Castillo de Windsor también puedes verlo y habrá muchísima menos gente.

Incluso si vas al Museo de la Guardia (entrada incluida en las tarjetas de descuento, podrás vestirte como ellos).

Tarjetas y descuentos

Sin embargo, ¡Socorro con los precios de cualquier otra atracción turística!

Por ese motivo, independientemente que vayas 3-4 días o más tiempo, te recomiendo que te saques alguna tarjeta turística como la London Pass (entrada a unas 100 atracciones durante los días que quieras) o Go City London (pagas por un número x de atracciones a visitar).

Ten en cuenta que cualquier visita turística en la capital británica no baja de 30 libras de media, por lo tanto, con que la uses al menos 2 veces al día (una visita por la mañana y otra por la tarde), una de estas tarjetas ya te compensa.

En mi artículo “Guía y recomendaciones para viajar a Londres” te indicaré todas las visitas que hice con mi tarjeta para que puedas decidirte sobre qué ver.

Si realmente no quieres comprar ninguna tarjeta porque consideras que no la vas a necesitar, te recomiendo al menos que reserves tus entradas con un día de antelación porque si las compras desde las páginas oficiales, los precios pueden ser 2 o 3 libras más baratas que en la taquilla.

Miradores de pago y gratuitos

En Londres tienes varios miradores con vistas y precios muy diferentes. Destacan:

  • London Eye (Unas 30 libras. Incluido en el London/Go City Pass): esta noria que se ha convertido en un nuevo emblema de la ciudad me ha sorprendido ya que ofrece realmente unas vistas realmente excepcionales al Parlamento, al Big Bank y a South Bank.
  • The Sharp (Unas 30 libras. Incluido en el London/City Pass): se encuentra cerca del Shakespeare’s Globe y tiene las mejores vistas para mí al Tower Bridge.
  • Saint Paul’s Catedral (Unas 30 libras. Incluido en el London/City Pass): si vas a visitar esta impresionante catedral, ¡prepárate para subir escaleras! Las vistas interiores desde su cúpula son impresionantes, pero también tienes vistas a todo Londres desde ella si sigues subiendo.
  • Sky Garden, Horizon 22, The Lookout, The Garden at 120: estos 4 rascacielos de la city se encuentran muy cerca unos de los otros. Su entrada es gratuita, la mayoría requieren reservar entrada en su página web para poder entrar. Yo estuve en The Garden at 120 y la vista a la city está bien, pero se ve el Tower Bridge desde bastante lejos.
  • Desde el Tate Modern (museo gratuito) también tiene vistas chulas al Tower Bridge.
  • Si tienes ocasión y buen tiempo, desde Primrose Hill en Regent’s Park también tiene vistas a toda la ciudad.

Harry Potter en Londres

¿Eres fan de Harry Potter?

Tienes un montón de localizaciones y tiendas alrededor de la ciudad, pero, sinceramente no te recomiendo ir hasta la estación de King’s Cross para sacarte la foto en el andén 9 ¾ que hoy en día está llena de turistas…

Comer solo en Londres



Tal y como indiqué en la introducción, Londres no es nada barata, pero si viajas solo… ¡Se puede sobrevivir perfectamente!

Aquí te van unos cuantos trucos que he utilizado.

Take Away

Cuando comes en Londres lo más caro es quedarte en el local. Ahí es donde está el aumento considerable de precio: en el servicio.

Por lo tanto, si tienes la ocasión de llevarte la comida y no te importa disfrutar de ella en la calle o en algún parque o jardín (como hacen la mayoría de los londinenses), te ahorrarás mucho dinero.

Food trucks y food courts

Londres me ha parecido actualmente es paraíso para foodies.

Es habitualmente encontrar «Food trucks», camiones con comida para llevar y se han popularizado muchísimo los Mercados gastronómicos (“Food Courts”).

En estos grandes espacios encontrarás puestos de comida internacional de un nivel realmente impresionante (iré recopilando todos los mercados gastronómicos interesantes que me he ido encontrando en cada barrio).

Allá donde veas más cola… ¡Es donde tienes que ir!

A pesar de que la gastronomía inglesa no es muy allá (el pescado rebozado y patatas fritas – el famoso “Fish and chips” es su mayor logro), son muy conscientes de ello y tienen los brazos gran abiertos para acoger todo tipo de exquisita comida internacional.

¡Aprovecha para que tu paladar viajar alrededor del mundo durante este viaje y no fíes de listas absurdas de Instagram!

Cada esquina de Londres esconde algún lugar donde encontrarás comida exquisita.

Nota: Otra manera de ahorrar bastante (y de paso reducir tu consumo de plástico) es llevar tu botella de agua desde casa. Desgraciadamente, en Londres, no hay fuentes públicas y las mayorías de los baños tienen agua no potable y caliente.

Supermercados

Desde luego, en este viaje, los supermercados han sido mis grandes aliados por muchos motivos.

Los Meal Deals: todos los supermercados te ofrecen la posibilidad de elegir entre gran variedad de bocata/sándwich/ensalada fría + una bolsa de patatas + una bebida/refresco por unas 4-5 libras. Los londinenses apenas paran para comer así que es muy habitual ver a la gran mayoría de la gente recurriendo a su “comida rápida”.

La comida preparada: si al igual que yo dispone de una casa, apartamento en el que dispongas de microondas, esta será tu salvación. La ajetreada vida de la metrópolis hace que muchos londinenses tampoco cocinen a la hora de la cena. Creo que, con diferencia, es el país en el que más he visto comida preparada para llevar. Lo cierto, es que las veces que compré algo preparado, me ha sorprendido el nivel de calidad de lo que probé.

La inflación: si bien es cierto que algunos productos, si tienen un precio muchísimo más elevado que en España (por ejemplo, la carne, el pescado o la fruta), si es perfectamente posible sobrevivir. Al quedarme 2 semanas en Londres, me sorprendió que la compra básica de pasta, arroz, café, pan, leche, etc., tuviese precios muy similares a España.

Una cosa muy llamativa de los supermercados en Londres es que los cajeros y cajeras han totalmente desaparecido. Todo el mundo pasa su compra en máquinas automáticas. Al igual que en España, tienes que pagar por el plástico, así que, piensa en verde y lleva tu bolsa para hacer la compra.

Cafés y Afternoon Teas

Aunque Gran Bretaña ha vendido al mundo su “hora del té”, hoy en día, los ingleses consumen mucho más café.

Las calles de Londres están invadidas por cafeterías tipo Starbucks con enormes cafés para llevar (que no suelen bajar de las 3-4 libras). ¡No hay londinenses que no vaya por la calle con su litro de “biberón”!

Lo sí que me han confirmado unos amigos que viven aquí desde hace años, es que entre ingleses sí suele conservar la costumbre de ir a los “Teatimes” que se mantiene como ocasiones especiales.

Pero, ojo, las teterías y sus “Afternoon tea” suelen tener un precio bastante elevado (de 30-50 libras por persona para arriba). ¡Por ese precio, casi puedes ir a cenar fuera!.

Actualmente, una opción económica si quieres probar es ir al Marks and Spencer (el Corte Inglés del Reino Unido), ya que acaban de sacar una propuesta asequible para todos los bolsillos de 12,50 libras por persona (17,50 con copa de espumoso y mínimo para 2 personas).

Si eres muy fan del té y quieres darte un caprichito muy guiri, también existe ahora un bus turístico en el que tomarlo mientras visitas la capital.

Toogoodtogo

Cada día se tiran millones de toneladas de comida a la basura, por eso soy una gran defensora de la aplicación “TooGoodToGo”.

Si viajas a Londres sin prisa, te aseguro que esta propuesta te servirá tanto para luchar contra el desperdicio como para ahorrar muchísimo dinero.

Normalmente, muchas panaderías ofrecen paquetes de desayuno a partir de las 10, muchos lugares de comida tienen paquetes a partir de las 15 o de las 20. Así que si te coincide algún sitio por la zona, puede ser una gran triunfada.

Excursiones de un día desde Londres



¿Vas a quedarte más días en Londres? ¿El bullicio de la ciudad te tiene cansado?

Existen muchísimas opciones a tan solo una o dos horas de Londres: Brighton, Windsor, Bath, Stonehenge, Oxford y Cambridge son alguna de las excursiones que hice durante mi estancia de dos semanas.

Dependiendo del tiempo del que dispone y de tu presupuesto, puedes optar tanto por excursiones organizadas como hacerlas por libre.

En algunos casos, los tours pueden compensar porque incluyen la entrada también a las atracciones que, como te indicaba antes, pueden ser algo elevadas.

Si prefieres ir a tu aire, visita la página oficial de National Rail o de Thameslink.

Trata de ser flexible con los horarios ya que tienen muy buenos precios cuando eliges un tren con menos ocupación.

¡La diferencia de precio puede ser realmente muy notable!

Puedes comprarlos online con antelación para conseguirlos más baratos. Una vez recibes la confirmación, te llegarán los códigos QR que tendrás que pasar para acceder al tren.

Por otro lado, como los ferrocarriles ingleses suelen ser bastante antiguos, es muy habitual que debido a las tareas de mantenimiento haya retrasos.

Si tu tren tiene un retraso de al menos 15 minutos, puedes reclamar el importe proporcional para ese retraso a través de su página web.

Trenes de cercanías en Londres
Trenes de cercanías en Londres

Enchufes



Recuerda que los ingleses tienen diferentes a los nuestros (tres puntas de las cuales una cuadrada).

¡No te olvides de llevar un adaptador o incluso una regleta, si tienes muchos aparatos que enchufar!

Curiosidades



Una de las primeras cosas que me ha chocado muchísimo a mi llegada es que… ¡Hay constantemente aviones sobrevolando Londres!

Pensé que era una paranoia mía, pero efectivamente, es un hecho con una base histórica.

Los aeropuertos se construyeron de forma desordenada y solucionarlo es complicado…

Otra de las cosas que más me ha llamado la atención es que, realmente, a pesar de ser una ciudad con ya 10 millones de habitantes, al haber mayoritariamente edificios bajos (no hay demasiados rascacielos excepto en el barrio de la City) y muchísimos árboles y espacios verdes, resulta una ciudad muy agradable por la que pasear.

Esto también algo culturalmente muy propio de Reino Unido y de su historia.

Después de la Segunda Guerra Mundial, se decidió poner en valor todos aquellos espacios verdes que habían servido huertas durante los momentos más duros y crear un cinturón verde que fuera la base para un estilo de vida saludable y los espacios libres donde pasear y relajarse.

Artículos relacionados



Deja una respuesta