Guía y recomendaciones para viajar solo a Sintra

Sandra Candal

¿Vas a visitar Lisboa y has oído hablar de Sintra? ¿Cuántos días vas a estar en Lisboa?

Voy a ser directa.

Si es tu primera vez en Lisboa, profundiza en la capital y no cometas el error – que yo también hice – de pensar que Sintra es únicamente el Palacio da Pena.

Aquí te presento una guía de lo más completa sobre todo lo que tiene la región de la Serra de Sintra que explorar.

¿Cuánto días necesitas para visitar Sintra?



La gran mayoría de la gente coge un tour de un día desde Lisboa para visitar el Palacio da Pena, pero personalmente, Sintra, que es Patrimonio de la Humanidad y tiene un montón de atracciones turísticas interesantes.

¿Cuánto tiempo dedicarle entonces? Yo te diría que te quedes al menos 2 o 3 días.

¿Cómo llegar hasta Sintra?



Como comenté anteriormente puedes simplemente contratar un tour de un día desde Lisboa por lo que se encargarán de ir a recogerte y llevarte de vuelta.

En cambio, si prefieres viajar por libre, la forma más fácil de llegar a Sintra es tomando un tren desde la estación de Rossio. Se tarda aproximadamente 40 minutos, los trenes son cómodos y el precio es de menos de 5 euros.

La estación de tren separa la parte moderna de la ciudad y el casco histórico. Nada más llegar tienes una multitud de buses urbanos o, si lo prefieres, también existen buses turísticos que te permiten bajar y subir durante 24 horas o varios días.

Para llegar al centro histórico, puedes hacerlo perfectamente a pie. Primero, tendrás que primero dirigirte hacia la Cámara Municipal (el Ayuntamiento) a unos 10 minutos y luego recorrer el bonito paseo llamado Volta do Duche (10 minutos más).

Este recorrido es muy agradable y entretenido porque tendrás bonitas panorámicas a la ciudad vieja y al Castillo Nacional de Sintra y también podrás visitar el Museo Anjos Teixeira (un escultor portugués), el Parque da Libertade (con una espléndida vegetación) o ver a Fonte Mourisca (arte mudéjar del siglo XX).

Buscador de billetes baratos Omio

OMIO: el buscador de transporte

Historia de Sintra



Sintra es una pequeña villa de apenas 300 000 habitantes y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por varios motivos.

Primero fue una ciudad romana, durante la Edad Media fue invadida por los musulmanes y ahí fue cuando se desarrolló su centro histórico.

En el siglo XIV se inició la construcción de su palacio real y empezó a ser poblada por aristócratas, pero fue en gran parte destruida por el terremoto de 1755.

Sin embargo, en el s. XIX vuelve a revivir su renacimiento cuando el rey Fernando II decide convertir un antiguo monasterio en el Palacio da Pena y la convierte en su residencia de verano.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, mucha gente adinerada descubre el increíble encanto de la región y construyen sus villas (quintas) e incluso se comunica por aquel entonces la ciudad con Lisboa mediante la construcción del ferrocarril.

Este es el motivo por el que hoy en día encontramos tantos castillos y palacios en esta zona y deberías de dedicar más de un día a Sintra.

¿Qué deberías visitar primero? He ordenado por orden de preferencia los lugares que he visitado para que puedas elegir los lugares en función de si dispones de uno, dos o tres días.

El Palacio da Pena



¡Sí, no estás soñando! Este Palacio es realmente alucinante y… ¡muy instagrameable, de ahí su éxito en redes sociales estos últimos años!

Este antiguo monasterio del siglo XII fue transformado en residencia de verano de la familia real portuguesa en el siglo XIX y parece sacada de un cuento de hadas. El palacio de hecho también ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad.

Su exterior es realmente llamativo por los colores y los detalles alucinantes, como la figura de tritón en la puerta de entrada, que mezclan diferentes estilos (medieval, morisco, manuelino, azulejos…). El interior también es visitable y se conservan los enseres de los antiguos reyes de Portugal que nos muestran cómo vivían hasta la llegada de la República en 1910.

Este palacio es de los más visitados de Sintra por lo que es muy recomendable que anticipes tu visita o incluso reserves por Internet tu entrada para evitar (algo) las colas.

Una vez en el interior del jardín, tienes que subir una cuesta de unos 15 minutos para llegar a la entrada del Palacio. Existen pequeños buses dentro que te suben por unos 3 euros por persona.

Ruta Vila Sassetti y el Castelo dos Mouros



Para mí, el segundo lugar que merece mucho la pena explorar con tiempo es el Castelo dos Mouros.

¿Cómo llegar desde Sintra a Castelo dos Mouros? Desde la oficina de turismo de Sintra, me recomendaron encarecidamente ir hasta el Castillo tomando el Recorrido de Vila Sassetti. ¡Qué gran consejo!

Sendero Vila Sassetti

Esta ruta, que lleva el nombre del palacete italiano que se encuentra en el medio del bosque, está abierta todos los días de 10 a 18 en temporada alta y de 9 a 17 en temporada baja y permite ir subiendo a través de un sendero de lo más mágico y protegido por la sombra de una densa vegetación hasta el Castelo dos Mouros (y sigue hasta el Palacio da Pena).

El camino circular de unos 8 km es muy fácil de hacer (a pesar de que impresiona el desnivel) y es ameno gracias a un montón de canales de agua que uno se va encontrando. Se recomienda llevar buen calzado, aunque no es necesario que sean especialmente de trekking (información completa de Wikiloc).

Nota: Si sales temprano por la mañana de Sintra, tal y como hice yo, puedes perfectamente tomar la Ruta Vila Sassetti, visitar el Castelo dos Mouros, luego Palacio das Penas y regresar a Sintra en el mismo día: la subida a la fortaleza medieval es de unos 30 minutos y a la antigua Residencia Real se hace en otros 15 min aproximadamente.

Nota 2: El camino no aparece en Google Maps, pero está perfectamente señalizado.

El Castelo dos Mouros

El Castelo dos Mouros también es Patrimonio de la Humanidad. Esta fortaleza islámica fue construida en el siglo XI, pero existen evidencias arqueológicas de que la colina había sido ocupada ya desde los siglos X A.C.

El recinto se puede visitar en una hora u hora y media y realmente las vistas generales a las murallas y panorámicas a Sintra (al Castillo Nacional de Sintra) rodeada de bosque y al Palacio da Pena sobre su colina son hipnóticas.

El Palacio Nacional de Sintra



Este coqueto palacio que se encuentra en la parte histórica de Sintra es también conocido como el Palacio da Vila.

Fue construido en el siglo XVI y combina arquitectura mudéjar, gótica-renacentista y manuelina. También es Patrimonio de la Humanidad.

En este caso, los azulejos y techos de madera de diseño medieval y las cocinas con sus enormes chimeneas son lo que más me llamó la atención. También cabe destacar las preciosas vistas que se tienen sobre Sintra desde sus ventanales.

El Palacio da Regaleira



Este curioso edificio de principios del siglo XX se ha vuelto muy popular durante estos últimos años gracias a su llamativo “Pozo iniciático”.

Esta casa también conocida como Quinta da Regaleira fue propiedad del rico comerciante Antonio Augusto Carvalho Monteiro quién le pidió a un arquitecto italiano una vivienda “parque de atracciones” (hay un montón de leyendas alrededor del palacio ya que se dice que que su dueño era masónico).

Dentro el recinto podemos visitar tanto el interior del palacio dónde vivió con su familia, pero lo que más llama la atención con diferencia son sus jardines, fuentes y estanques llenos de misterio, unas escaleras en espiral que nos conducen a una galería subterránea, una capilla que parece un castillo de cuento de hadas y estatuas colocadas estratégicamente para asustarnos.

¡Desde luego, un lugar que no te dejará indiferente y que, cómo no, también es Patrimonio de la Humanidad!

El Palacio de Montserrate



Francis Cook, un inglés que hizo fortuna en el textil, decidió al igual que Antonio Augusto Carvalho Monteiro, propietario de la Finca da Regaleira, construirse un palacio romántico en el que veranear.

En este caso, el dueño pidió construir a un arquitecto inglés un enorme jardín botánico conservando las ruinas de la anterior mansión neogótica y un palacete de lo más elegante y delicado. En el interior de la casa, en la actualidad, hay una exposición sobre la historia dela familia.

Desde luego, una “Quinta” totalmente opuesta a la anterior.

Cabo da Roca



¿Estás saturado de tanto palacio?

A unos 20 kilómetros de Sintra (unos 26 minutos) y a unos 50 minutos en transporte público (Los buses 1624 y 1253 van directos hasta allí), se encuentra el Cabo da Roca, el punto más oriental de Europa. ¡La punta de la nariz de Portugal!

Allí se encuentra un faro y un bonito paseo para observar los altos acantilados que se precipitan al Atlántico. ¿Merece la pena ir hasta allí? A mí, personalmente, me parece un lugar precioso, no sólo por las vistas al mar sino porque para ir hacia allí tendrás además que cruzar el Parque nacional de Sintra… ¡Toda la región, vegetación es preciosa y se entiende perfectamente por qué todo el mundo quería/quiere vivir en Sintra!

Nota: Si estás interesado en los vinos también existen una ruta de vinos de Bucelas, Carcavelos y Colares. Aquí puedes encontrar toda la información si te interesa.

El Convento de los Capuchinos



Una de las visitas que más me sorprendió fue el Convento dos Capuchos (Capuchinos) que se encuentra en plena Sierra de Sintra.

Se dice que este complejo fue construido en el siglo XVI y está lleno de misterio. Las habitaciones de lo más austeras parecen haber sido construido para liliputienses y, al no ser una atracción turística tan transitada, ¡os prometo que tuve dudas de si se me aparecería alguna hada o gnomo en algún momento dado!

Está claro que, en este caso, el voto de pobreza estaba a la orden del día y que el mayor lujo de estos monjes era la vistas al mar que tenía desde su huerta.

La visita se puede realizar perfectamente en una horita.

No es fácil llegar hasta esta atracción turística, pero hay un bus de transporte público (además de los turísticos) que pasa y recoge a la entrada del recinto (poca frecuencia eso sí).

Dónde comer



En el centro histórico encontraréis un montón de restaurantes pintorescos con encanto, pero si no queréis comer a precio de guiris, en la ciudad nueva también tenéis muchas opciones.

Regresando del Palacio da Pena, completamente de casualidad, me encontré con la Tasca de Strauss y, además de poder disfrutar prácticamente sola de la terraza, ¡el exquisito bacalao que me sirvieron me dio para comer y para cenar!

Otras de mis recomendaciones mucho más turísticas es probar unos travesseiros (unos rollitos de hojaldre rellenos de almendra, almíbar y huevo), un dulce típico de Sintra, en el bonito Café Saudade o llevarse unas queixadas (unas tartas de queso muy dulces) de souvenir.

Café Saudade
Café Saudade

Dónde dormir



Después de leer todo este artículo, puedes entender ahora por qué Sintra es tan turística.

Si deseas quedarte por lo tanto a dormir, lo más recomendable es que lo hagas en la parte nueva donde los precios son mucho más razonables y reservar con antelación.

En mi caso, me quedé en el hostal Moura Lua Guesthouse dónde me alojé en una preciosa y cómoda habitación con baño propio fuera de la habitación (al que sólo podía yo acceder con mi llave).

Como puedes ver, las salas comunes eran de los más bonitas y además disponen de una pequeña cocina donde podía prepararme cómodamente el desayuno o la cena después de unos días de turisteo de lo más completos.

Artículos relacionados



Guía y recomendaciones para viajar solo a Viana do Castelo
Guía y recomendaciones para viajar solo a Viana do Castelo
Guía y recomendaciones para viajar solo a Óbidos
Guía y recomendaciones para viajar solo a Óbidos
Guía y recomendaciones para viajar solo a Évora
Guía y recomendaciones para viajar solo a Évora
Mi viaje y recomendaciones para viajar solo a Oporto
Mi viaje y recomendaciones para viajar solo a Oporto

Deja una respuesta