1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Hoy os hablaré de un lugar que francamente me ha sorprendido para muy bien: el desierto de Wadi Rum. Si los desiertos tienen algo hipnótico ya de por sí (y por ahora sólo puedo comparar con los que he visto en Egipto y en Irán), este desierto rojo es bien diferente a los anteriores. De hecho, Uadi Rum ha sido nombrado recientemente, en el 2011, patrimonio de la Humanidad.

💡 Quizás también te interese más información sobre Jordania

1. Cómo llegar y desplazarse por el desierto de Wadi Rum

¿Dónde está exactamente este desierto? Se encuentra a una hora y media de Petra y a 50 minutos de la ciudad de Aqaba. Tiene una superficie de 720km2.

Aunque resulte sorprendente, según os iréis acercando al desierto, os encontraréis con numerosos campos verdes y es que, desde hace unos años, el gobierno está invirtiendo en proyectos de agricultura orgánica gracias al agua subterránea que se ha encontrado en esa zona. Sorprendente, ¿verdad?

Para visitar el desierto de Wadi Rum, también conocido como Valle de la Luna, es necesario contratar una excursión o bien desde alguna de las ciudades en las que estáis o si vais por libre desde su mismo Centro de visitantes. Allí os esperarán los beduinos que son los dueños del lugar y encargados de conducir los jeeps a través de este espacio protegido. ¡Os aseguro que es toda una aventura y nada fácil!

2. Características del desierto de Wadi Rum

¿Qué hace tan especial el desierto de Uadi Rum?

Pues espero que, a través de mis fotos, podáis discernir algo de su increíble belleza. Para empezar no se trata de un desierto al uso sino de un valle desértico y posee montañas infinitas de granito y areniscas que dan lugar a que según el color de la piedra, sus arenas sean amarillas pero también rojas. De hecho, para los más aventureros, existe la posibilidad de escalar algunos de esos picos.

Si vais a pasar la noche allí, podéis contratar excursiones a camello para ver el amanecer o también recorridos más específicos en 4×4 para ver algunos rincones sorprendentes: arcos, piedras equilibristas, miradores, lugares con eco… Puede sonar aburrido pero es que resulta difícil explicar con palabras los brillos, colores y sensaciones que transmite este lugar. ¡Os aseguro que se puede estar perfectamente 3 horas dando vueltas en jeeps sin dejar de estar boquiabierto con el espectáculo!

Por otro lado, también tiene su importancia histórica. Se cree que Wadi Rum ya fue habitada desde la Prehistoria hasta los nabateos y prueba de ello es que se han encontrado algunos petroglifos. Por otro, el desierto se hizo famoso por Lawrence de Arabia, un oficial del ejército británico, que lo utilizó de base durante la rebelión árabe de 1917-1918.

Sus paisajes son tan espectaculares que durante estos últimos años, ha sido el escenario natural de varias películas como Lawrence de Arabia o Marte.

 

3. ¿Qué tiempo hace en el desierto de Wadi Rum?

¡Pues yo también me hice esa pregunta, sobre todo, porque iba a pasar la noche en uno de sus campamentos!

Como era de suponer hace unos 30º grados de media durante el día pero al ir en los 4×4 realmente no se llega a pasar demasiado calor. Lo que sí es importante es que llevéis aun así protección solar y os recomiendo que llevéis algún gorro (que se ate) o fular para no comeros toda la arena del desierto. ¡Cuidado también con las gafas de sol porque pueden salir disparadas con el traqueteo en los coches!

Por la noche, la temperatura en el desierto de Wadi Rum puede bajar a unos 15-20 grados lo que para mí es una temperatura ideal pero sí puede ser necesario llevar algo de abrigo.

4. Dónde dormir en el desierto

Cuando la agencia con la que contraté mi viaje a Jordania, me habló del campamento Sun City, confieso que pensé en humildes tiendas de campaña y en una experiencia bastante más sencilla tal y como lo había vivido en el desierto de Mojave (California).

En estos campamentos del desierto de Uadi Rum, os encontraréis con todo tipo de comodidades (incluso aire acondicionado y ducha de chorros) y es que, ¡todo funciona con energía solar! Las tiendas-habitaciones que están montadas tienen absolutamente de todo  e incluso hay pequeños senderos de madera con iluminación para ir cómodamente hasta ellas sin pasar por la arena. Si estáis dispuestos a pagar un poco más, también cabe la posibilidad de dormir en una habitación “burbuja”. Estas poseen el techo transparente para poder dormir en el desierto viendo las estrellas.

En este tipo de asentamiento también tienen restaurantes tipo buffet y a la noche, suelen servir “zarb”. Los beduinos cavan un agujero en la arena en el que se echan las brasas y dejan en ese “horno” que la comida (normalmente carne de cordero, pollo y verduras) se vaya cocinando ahí toda la tarde a fuego lento. Cuando llega la hora de la cena, el desentierro de la comida se convierte en todo un espectáculo.

 

Esta excursión de un día es totalmente recomendable y desde luego, también os diría de pasar la noche en el desierto ya que aún sea una experiencia bastante turística, no deja de ser fantástica.

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.