DESCUENTOS Y TIENDA PARA EL VIAJERO
Los balnearios de Budapest
Los balnearios de Budapest

Los balnearios de Budapest

Cuánto cuestan, qué tienen de especial sus aguas, cuáles son los mejores

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Última actualización:

Una de las actividades que no debería de perderte si vas a viajar a Budapest es, desde luego, los balnearios. Es una de las capitales de mundo con más fuentes termales. Seguramente ahora se te plantean muchas dudas: ¿Cuáles son los más recomendados? ¿Cuál es el mejor baño de Budapest? ¿Cuánto cuestan?

En este artículo, intentaré resolver todas tus dudas porque como siempre digo, no existe uno perfecto para todo el mundo. ¡Tienes que buscar el que más se adapte a ti!

💡 Quizás también te interese información sobre Hungría

Balneario de Szechenyi
Balneario de Szechenyi

1. Budapest: La Ciudad de los balnearios

Empezaré por el principio con un poco de historia de los baños de Budapest… ¡Los balnearios de la ciudad, los gyógyfürdö, vivieron su época de oro hace ya dos mil años! Los legionarios romanos utilizaron al menos una docena de balnearios cuyos restos se encuentran en el bario de Óbuda. La segunda época de oro fue durante el reinado de Segismundo, cuando Buda era sede real. Más tarde, el rey Matías mandaría construir un pasillo cubierto que unía el Palacio Real hasta el balneario Rác. Los balnearios Rudas y Király se remontan a la dominación turca durante la cuál también floreció la cultura balnearia. Finalmente, en la segunda mitad del siglo XIX, se renovaron muchos de estos balnearios históricos y se construyeron nuevos como el de Széchenyi. También hay que saber que, en los años 50, estas casas baños eran un refugio dónde los húngaros podían discutir sobre política y temas tabús durante los años de la opresión comunista. Como puedes ver, no sólo se trata de un tema de salud y belleza, sino que estos establecimientos forman parte de la historia y cultura del país.

La ciudad dispone en la actualidad de más de 100 manantiales de los que brotan 70 millones de aguas termales a temperaturas que van de los 20 a 80 grados.

Por estos motivos, y con toda la razón del mundo, en 1934 se le otorgó a Budapest el título de “Capital Spa del Mundo”.  

Hoy en día, la experiencia se ha vuelto todo un atractivo turístico en la ciudad y, aunque aún siguen yendo bastante húngaros con sus carnés de abonos, la gran mayoría de las personas que te encontrarás allí serán extranjeros.

¿Cuáles son los beneficios reales de estas aguas?

No hay que creer en los milagros: ¡estas aguas no te curarán todos tus males! Lo cierto es que poseen un alto contenido en sodio, potasio, magnesio, carbonato de hidrógeno y sulfitos. Por lo tanto, se sugiere que son buenas para problemas gástricos, intestinales, infecciones renales y urinarias, bronquitis respiratorias, prevención de la osteoporosis y ayudan para ciertas enfermedades de bilis, etc. En cambio, están contraindicadas en cambio para constipaciones, edemas, problemas cardiacos y ciertos problemas renales. Sin embargo, lo que sí te puedo confirmar es que, sin duda, si tienes algún dolor muscular y estás estresado, estar tomándote un baño calentito será de lo más relajante, sí o sí. Si te interesa saber más en profundidad sobre el tema te recomiendo la página https://sparelajarse.com

 

2. ¿Cuánto cuesta la entrada a un balneario en Hungría?

Seamos sinceros… ¡Hungría es barata! Budapest es una de las ciudades europeas con mejor relación calidad precio así que SÍ, te puedes permitir ir a al menos un balneario durante tu estancia. La entrada a los balnearios al ser la gran mayoría de ellos públicos, pero para que te hagas una idea, las entradas van de los 8 a 20 euros por persona.

 

3. Consejos para los balnearios de Budapest

  • Si quieres ahorrarte unos cuántos euros, llévate todo lo que puedas necesitar: chanclas, toallas, geles, champús, albornoz, gorro etc. ¿Te has olvidado de algo? NO PASA NADA. La gran mayoría tiene lo que necesites en alquiler. Nota: en la mayoría de ellos, no es necesario gorro. Algunos de los balnearios tienen secadores gratuitos e incluso máquinas para escurrir/secar bañadores y toallas.
  • Por norma general, la entrada permiten una estancia de hora y media o dos horas en estos recintos.
  • Cuando compras tu entrada, te preguntan si deseas una taquilla o cabina privada. La diferencia es que si eliges una taquilla, simplemente tendrás que desvestirse en los pasillos o en los baños. Si eliges una cabina privada (unos euros más cara), tienes tu cubículo dónde cambiarte y guardar tus cosas. Tras pagar, te darán una pulserita con la llave de la taquilla o cabina. Si no te acuerdas, no te preocupes. Hay lectores que te indican cuál es el tu número.
  • Puedes reservar tu entrada por Internet en los balnearios más famosos, sin embargo, muchas veces, esto no te eximirá de todas formas para no tener que hacer cola. Las mañanas suelen ser más tranquilas y evita ir los fines de semana que es cuando más gente va.
  • No te esperes grandes lujos en ellos, pero todos están limpios y el agua se renueva regularmente en ellos. Ten en cuenta que muchos de ellos son casi museos y conservan su viejo encanto. A veces, de hecho, también resultan bastante laberínticos.
  • Si vas en pareja, ten en cuenta que, en algunos casos, hay horarios y espacios separados para hombres y mujeres. En las termas, a veces, se permite entrar desnudo en las instalaciones, aunque la gran mayoría de la gente suele llevar bañador.
  • Los balnearios están abiertos todo el año. Evidentemente, la experiencia será un poco diferente ya que muchas de estas instalaciones poseen piscinas al aire libre. Aún así, al estar el agua tan caliente, muchas veces, la sensación de contraste puede resultar de lo más divertida.
  • Ten cuidado con los posibles bajones de tensión. El agua suele estar muy caliente por lo que se recomienda que no te levantes muy deprisa para evitar pegarte sustos.
  • Muchos de estos balnearios tienen tienda de souvenir dónde incluso podrás comprar agua para beber.
  • Para más información oficial sobre los balnearios de Budapest, visita www.spasbudapest.com

 

4. ¿A qué balneario ir en Budapest? ¿Cuál es el mejor?

Esta es la pregunta del millón, pero sinceramente, no existe una respuesta correcta. Cada uno tiene su encanto y está más orientado a un público en concreto. ¡En mi caso, visité en persona los tres primeros y no sabría decirte cuál me gustó más!

4.1. Los baños de Széchenyi: el mejor balneario para los Instagramers

¿Ese balneario dónde todos los influencers tienen su foto posando delante de unos edificios amarillos? ¡Ese es! Se encuentra en Pest, cerca de la Plaza de los Héroes. 

El balneario Sczéchenyi es uno de los mayores balnearios de Europa. Fue construido entre 1909 y 1913 en un estilo renacentista. El agua termal que brota del segundo pozo más profundo de Budapest emana a 76ºC.

Posee piscinas termales con temperaturas que van de 18 a 40ºC tanto cubiertas y descubiertas. Allí también se ofrecen servicios de pago como masajes, tratamientos de belleza y pedicuras.

Algo muy típico de este establecimientos es que tienen ajedreces a disposición de los clientes para que jueguen en el agua.

Lo mejor: La arquitectura del edificio es espectacular y las piscinas exteriores no defraudan si lo que buscas es una foto para darle envidia a todos en Instagram. Ten en cuenta que si has comprado la Budapest Card, obtendrás un 20% de descuento en la entrada.

Lo peor: Todo el mundo va a ese balneario por lo que, a pesar de ir en semana, era un poco feria. ¡Lleno de turistas!

¿Buscas una experiencia diferente? Ten en cuentra que en verano, se suelen abrir el balneario Sczéchenyi para hacer macrofiestas nocturas. Para más información actualizado en cuando a fechas, visita Sparty.com

4.2. El balneario Gellert: el mejor balneario para los amantes del arte

El balneario y hotel Géllert se encuentra en la colina de Buda. Es de estilo modernista, abrió sus puertas en 1918 y, en 1927, se le añadió una piscina de olas artificiales que aún se conserva. ¡Toda una peculiaridad! Tras varias restauraciones en 2007 y 2008, el balneario ha recuperado todo su esplendor original.

Su enorme piscina central (a la que sólo se puede acceder con gorro) era un antiguo invernadero. Destacan sus columnas salomónicas, sus vidrieras Art Nouveau, su suelo de mosaico y sus balcones floridos que reconocerá si viste el anuncio de Danone durante los años 90. Las paredes de las piscinas termales están recubiertas de pirogranito de la famosa fábrica húngara de cerámicas, Zsolnay. Los vestuarios poseen estructuras íntegramente de madera. El balneario conserva una atmósfera señorial sin igual.

El establecimiento tiene piscinas cubiertas y descubiertas con temperaturas que van desde los 19 a los 40º C. En la galería superior con vistas a las piscinas, posee una pequeña cafetería. Se ofrecen servicios de pago independientes como masajes, tratamientos de belleza, inhalaciones, y pedicuras.

Lo mejor: un imprescindible para los amantes de la arquitectura y su ubicación, ya que se encuentra pegado a la colina de Buda. 20% de descuento con la Budapest Card.

 

Lo peor: es otro de los establecimientos más visitados de la ciudad.

  • Horarios: Abierto de 06 a 20.
  • Precio: Aprox. 18 euros.
  • Página oficialhttp://www.gellertbath.com/
  • Niños: Acceso sólo para mayores de 14 años.

 

4.3. Los baños Rudas: el mejor balneario para los amantes de los baños turcos

El balneario Rudas es de los más importantes de Budapest porque se creó durante la época de la dominación turca durante el siglo XVI. Es de los baños turcos más bonitos y antiguos que se conservan. Se encuentra junto al Danubio a la altura del puente Elisabeth Bridge. Lo más destacable es su gran cúpula central con incrustaciones de teselas de vidrio de colores rodeada de columnas. Antiguamente sólo podían acceder a ellos los hombres, pero tras su restauración en 2005, ahora las mujeres también pueden visitarlo los martes. Además de las piscinas termales cubiertas, también hay saunas. El agua está a 29º C. Desde 2014, en la planta superior, también se encuentra una zona wellness exclusiva con 5 piscinas cubiertas y descubiertas.

Lo mejor: poder disfrutar en vivo de un pedazo de historia. Además, si vas el martes, tal y como hice, yo, el ambiente es más autóctono. De hecho, muchas de las mujeres van a los baños desnudas (de ahí que tuviese que tomar fotos de forma furtiva, jeje). Tienes un 20% de descuento en la entrada si has comprado la Budapest Card.

Lo peor: si vas en pareja, tendrás que esperar a los fines de semana o al horario nocturno. El recinto es bastante pequeño así que puede que se junta bastante gente.

  • Horarios: Abierto de 06 a 20. Acceso a las mujeres: los martes. Acceso a los hombres: lunes, miércoles, jueves y viernes. Acceso a ambos sexos: sábados y domingos. Acceso nocturno (ambos sexos): viernes y sábados de 22 a 04. 
  • Precio: Aprox. 12 euros.
  • Página oficialhttp://www.rudasbaths.com/
  • Niños: Acceso sólo para mayores de 14 años.

 4.4. El balneario Lukács: el mejor balneario para ahorrar

Se encuentra en las orillas del Danubio, del lado de Buda, frente a la isla Margarita. Este balneario funcionaba ya en la época de las cruzadas (fue fundado originalmente en siglo XII por la Orden de los Caballeros de San Juan) y durante la dominación turca (se dice que fue el balneario preferido del pachá Mustafa). A partir de 1894, la gente empezó a venir de todos los rincones del mundo por sus tratamientos terapéuticos. Hoy en día, a pesar de que se trata de un balneario sobrio, se dice que es uno de los lugares predilectos de los intelectuales, políticos y artistas de la actualidad. Posee 4 piscinas termales cubiertas con aguas que van de los 24 a los 40ºC, 2 piscinas descubiertas para nadas y una zona wellness.

Lo mejor: No está tan concurrido como los tres primeros. Tiene un balneario muy completo y su entrada viene incluida en la Budapest Card.

Lo peor: No tiene el mismo encanto que los tres primeros ya que la mayoría de las instalaciones son modernas.

  • Horarios: Abierto de 06 a 22 (las saunas cierran una hora antes). Acceso para los hombres: martes, jueves y sábado. Acceso para las mujeres: lunes, miércoles y viernes. 
  • Precio: Aprox. 12 euros.
  • Página oficialhttps://en.lukacsfurdo.hu/
  • Niños: Acceso sólo para mayores de 14 años.

4.5. Király Baths: el mejor balneario para una experiencia más íntima

Los turcos construyeron en 1565 este balneario lejos de las fuentes termales para bañarse dentro de los muros de la fortaleza. El agua procede en la actualidad de los alrededores del Balneario Lukács, por unos acueductos fabricados originalmente de pino rojo. Se encuentra a las orillas del río, en Buda, frente al Parlamento. Posee 3 piscinas terapéuticas y una para nadar, todas ellas cubiertas, con unas temperaturas que van de los 26 a los 40º. Están cubiertas por una preciosa cúpula central acristalada.

Lo mejor: Es un balneario con historia mucho menos concurrido. Puedes conseguir un 20% de descuento si tienes la Budapest Card.

Lo peor: Es pequeño (92 m2) de superficie acuática.

  • Horarios: Abierto de 09 a 21.
  • Precio: Aprox. 10 euros.
  • Página oficialhttps://en.kiralyfurdo.hu/
  • Niños: Acceso sólo para mayores de 14 años.

4.6. Dandár Thermal Bath: el mejor balneario para una experiencia entre autóctonos

En 1928 se decidió construir un balneario en cada distrito de Budapest y este es el que se construyó en el barrio de Dándar, al sur de la capital. Hasta 1978, el agua se trasportaba hasta allí en camiones cisterna desde el Balneario de Széchenyi, pero hoy tiene su propio pozo de agua termal. Tiene 3 piscinas termales cubiertas y 2 descubiertas. Las aguas se encuentran a temperaturas que van de los 15 a los 38ºC.

Lo mejor: Sólo te encontrarás allí a gente local. El edificio art decó de los años 30 en el que se encuentra. Puedes visitar luego el Museo Zwack Unicum (un licor de hierbas típicamente húngaro) que está al lado.

Lo peor: Es pequeño y la gran mayoría de sus instalaciones son modernas, bastantes sencillas.

  • Horarios: De 06 a 21 en semana y de 08 a 21 los fines de semana.
  • Precio: Aprox. 8 euros.
  • Página oficial: https://en.dandarfurdo.hu/
  • Niños: Acceso sólo para mayores de 14 años.

4.7. Császár Baths (Veli Bej): el mejor balneario para los que no quieren salir del hotel

Estas termas turcas son de las más grandes y antiguas de Budapest (se construyeron en el siglo XVI). Se encuentran dentro del hotel Hotel Csaszar Budapest del siglo XIX, muy cerca del Balneario de Lukács.

Lo mejor: La entrada es barata y si puedes alojarte en el hotel.

Lo peor: Es pequeño y las reformas le han ido quitado todo su encanto original.

 4.8. Dagály thermal baths: el mejor balneario para las familias

Es el complejo acuático al aire libre más grande de la ciudad. Se encuentra en el Distrito 13, al norte de la capital, pasando Árpád Bridge. ¡Tiene 10 piscinas a las orillas del Danubio! Además, estas instalaciones se adaptarán mejor a ti, si viajas en familia ya que tienen también zonas infantiles, piscina de olas, de aventuras, cañones de agua, etc.

Lo mejor: El resto de los balnearios tiene limitada la entrada a menores de 14 años. Posee unas vistas al Danubio sin igual.

Lo peor: Está un poco más apartado del centro que los demás establecimientos.

  • Horarios: De 06 a 20
  • Precio: Aprox. 8 euros.
  • Página oficial: No tiene
  • Niños: Sí

4.9. El Balneario Paskál: el mejor balneario para expertos en bienestar

Es el más moderno de la ciudad ya que fue construido en 1989, por lo que, sus instalaciones son mucho más modernas. Se encuentra en el barrio de Zugló, al este de la capital. Posee tanto piscinas cubiertas como descubiertas, un bar acuático, una sauna geotérmica, una sauna panorámica, una piscina para niños.

Lo mejor: El resto de los balnearios tiene limitada la entrada a menores de 14 años.

Lo peor: Se trata de una instalación moderna.

4.10. El Palatinus Strand Baths: el mejor balneario si te gustan las emociones fuertes

El balneario fue fundado en 1919 en la Isla Margarita. Posee tres piscinas termales y la piscina exterior más grande de Europa de 5000 m2. Está dividida en diferentes zonas (de natación, ocio y recreativa). Además, en 2012 se añadieron toboganes gigantes y un tobogán con multimedia (con música y luces). El agua de estos baños es suministrada por los pozos termales de la isla y todas las piscinas tienen sistema de recirculación de agua.

Lo mejor: Unas instalaciones para familias y para la gente que quiere emociones fuertes. Además, puedes beneficiarte de un 20% de descuento con la Budapest Card.

Lo peor: Se encuentra un poco alejada del centro.

4.11. Csillaghegyi Baths and Swimming Pool: el mejor balneario para los amantes de la naturaleza

Si estás buscando relax, rodeado de naturaleza, el balneario al aire libre Csillaghegy, a 12 km del centro de Budapest, es para ti. Se encuentra en uno de los parques más bonito y antiguos de la capital, rodeado de árboles ancestrales. Está abierto todo el año y tiene un techo móvil en invierno. En él nos encontraremos con una piscina de agua mineral de 33 metros de largo (a 22-26º C), construida de forma escalada en una colina. También posee saunas modernas, una zona para tomar el sol, una piscina para niños y una zona fitness.

Lo mejor: El entorno natural y que sea apta para ir con niños.

Lo peor: Se encuentra un poco alejada del centro.

4.12. Pünkösdfürdő Strand: el mejor balneario para descubrir el lado del Danubio más desconocido

Este balneario fue construido en 1935 a orillas del Danubio, a 14 km del centro de Budapest, por Alfréd Hajós, apodado el “Delfín húngaro”, por ser el primer campeón olímpico además de arquitecto. I. Sus tres piscinas exteriores se encuentran entre rosaledas y grandes árboles. Fue renovada en 2003. Posee también una piscina infantil con tobogán y sauna finlandesa. El agua está en 22-26º C.

Lo mejor: El entorno natural y que sea apta para ir con niños.

Lo peor: Se encuentra un poco alejada del centro.

  • Horarios: De 09 a 19 de lunes a jueves y de 08 a 20 de viernes a domingo.
  • Precio: Aprox. 8 euros.
  • Página oficialhttps://www.punkosdfurdo.hu/
  • Niños: Sí

4.13. Római Strandfürdő: el mejor balneario para los amantes de la historia

Este lugar ya fue utilizado como santuario por los romanos y se utilizaba el agua para beber y bañarse. De hecho, se pueden ver esos restos en el Museo de Aquincum y en el área de la piscina. Con el tiempo se fue formando un lago en cuya orilla el rey Matías Corvino, en el siglo XV, mandó construir un hospital. En la segunda mitad del siglo XIX fue rodeado por un dique de tierra y así se creó una piscina. Este balneario, a unos 12 km del centro de Budapest, fue reconstruido en 1964 y, en aquel momento, se quitó el dique y se construyeron piscinas de hormigón armado. En 2000 y 2013 se ha vuelto a renovar totalmente el balneario y ahora posee una piscina de ocio, con duchas, toboganes de todo tipo (rafting, kamikaze, turbo, familiar e infantil). Las aguas están en 22-26º C.

Lo mejor: Poder ver las ruinas romanas originales

Lo peor: Se encuentra un poco alejada del centro.

 

4.14. Pesterzsébet Iodine-Salt Thermal: el mejor balneario para disfrutar de los beneficios del yodo

Recientemente inaugurado (en el 2019), es el único balneario de Budapest con altos niveles de yodo, por lo que es un lugar recomendado si sufres de artristis o tienes problemas óseos-musculares. Las instalaciones poseen 4300 m2 y tiene zonas cubiertas y al aire libre.También tiene piscina infantil.

Lo mejor: Poder disfrutar de los beneficios de la sal

Lo peor: Al ser el «recién llegado», hay poca información y referencias sobre este balneario por ahora.

 

4.15. Aquaworld resort Budapest: el parque acuático más grande de Europa

¿Qué pasas de las aguas termales porque total, dudas muchos de sus beneficios para la salud? Si buscas diversión en el agua, ¡también la encontrarás! En Aquaworld tienen 11 toboganes gigantes, piscinas de olas y piscina para surfear además de un spa con servicios masajes y tratamientos de todo tipo.

Lo mejor: Diversión a tope para toda la familia y todos los servicios incluidos (tienen alojamientos, restaurantes, bares, spa oriental, gimnasio, etc.)

Lo peor: Es un parque acuático y no un balneario.

 

Código ético

Este post NO ha sido patrocinado. Los enlaces o las menciones a marcas que incluyo en este texto han sido introducidos porque creo que pueden tener interés para el lector. TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías.

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.