Guía y recomendaciones para viajar solo a Atenas

Sandra Candal

Atenas, capital de Grecia, es, sin duda, una ciudad rica en historia.

Los lugares arqueológicos son impresionantes, pero además cuenta con unos museos excepcionales y posee barrios muy animados y diferentes entre sí.

Si bien es cierto que no puede faltar la Acrópolis con el famoso Partenón y Erecteion, tras una semana entera en la ciudad, en este artículo te trataré de mostrar muchos otros lugares interesantes que harán que te plantees quedar unos días más para conocer esta ciudad a fondo.

Presupuesto para viajar solo a Grecia
Presupuesto para viajar solo a Grecia
Consejos para viajar solo a Grecia
Consejos para viajar solo a Grecia

Cómo moverse por Atenas



Al igual que en la mayor parte de las capitales europeas, el centro de atenas puede perfectamente recorrerse a pie.

Para visitar otros barrios más apartados, puedes perfectamente moverte tanto en bus como en metro (es perferible comprar tacos de billetes ya que salen más económicos que comprarlos por unidad). Busca cuál es la mejor opción consultando Google maps.

Buscador de billetes baratos Omio

OMIO: el buscador de transporte

Dónde dormir en Atenas



La Acrópolis



La Acrópolis de Atenas es un ícono mundialmente reconocido de la civilización griega. ¿Quién va a París sin ver la Torre Eiffel? Pues ir a Atenas sin ver la Acrópolis, ¡sería lo mismo!

Sus majestuosas ruinas y estructuras imponentes siempre fascinan hayas ido ya una o cien veces (lo digo en primera persona). Hacía 10 años que había estado en Atenas y se me quedó de nuevo cara de tonta a volver a ver el Acrópolis.

El Acrópolis se encuentra en una planicie elevada y los asentamientos allí se remontan al Neolítico por su ubicación estratégica.

Sin embargo, su apogeo tuvo lugar en el siglo V a.C., en plena Edad de Oro de Atenas, bajo el liderazgo de gran Pericles.

Plano del Acrópolis
Plano del Acrópolis
¿Qué es exactamente la Acrópolis?
Actualmente se trata de un emplazamiento arqueológico donde se albergaban templos, teatros y monumentos siendo los más famosos el Partenón, el Erecteión y el Templo de Atenea Niké.
Reserva con antelación con entradas
Hoy en día, la Acrópolis, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, atrae a millones de turistas cada año.
Te recomiendo que vayas a primerísima hora de la mañana (esquivando así los autobuses que descargan hordas de turistas a partir de las 10) y que reserves con antelación tus entradas ya que debido al excesivo número de visitas al monumento, a partir de ahora, existe un cupo de visitas diarias al recinto.

Consejos para visitar la Acrópolis

  • Lleva calzado cómodo y, sobre todo, que tenga un buen agarre, que no resbale ya que la piedra de las escaleras de acceso al recinto y la gravilla alrededor de los monumentos es extremadamente resbaladiza. ¡No sé a cuánto gente he visto caerse!
  • Ten en cuenta en que, al comprar tu entrada, no se facilita ningún folleto informativo ni mapa del recinto. Tampoco existen paneles informativos sobre la historia del monumento (sólo sobre los actuales trabajos de restauración).
  • Si vas por libre, sin tour guiado, tienes la opción de contratar guías antes de entrar o si viajas solo como yo, te recomiendo esta maravillosa audioguía gratis (#NoPubli) que hizo que disfrutara muchísimo más de todo lo que estaba viendo.
  • Necesitarás aproximadamente unas dos horas para poder visitarlo todo (tomándote tu tiempo para las fotos).
  • Una vez dentro del Acrópolis no hay nada que no sean los monumentos. Obviamente está prohibido comer allí y, dependiendo de la época en la que vayas a visitar la Acrópolis, vete preparado con gorra, crema solar, agua, paraguas ya que tampoco hay ningún lugar dónde resguardarse.
  • A lo largo de los años, se han llevado a cabo varios proyectos de restauración y conservación para proteger la Acrópolis de los estragos del tiempo y la contaminación. Es habitual ver allí a los trabajadores intentando incansablemente resolver este puzle de millones de piezas.
  • Todos los primeros domingos de mes, del 1 de noviembre al 31 de marzo la entrada a la Acrópolis es gratuita. Si no también puedes entrar gratis a los museos en festivos como el 6 de marzo, el 18 de abril, el 18 de mayo, el último fin de semana de septiembre y el 28 de octubre.

A continuación, te iré enumerando los edificios en el orden en los que vas encontrando.

La Stoa de Eumenes

Para acceder a la Acrópolis a pie, primero pasarás junto a la Stoa de Eumenes – entre el Teatro de Dionisio y el Odeón de Herodes Ático (al que se accede fuera del recinto del Acrópolis).

La stoa, construida en el siglo II A.C. era un edificio con columnas donde se realizaban actividades comerciales y sociales.

El Teatro de Dioniso

Antes de subir, también podrás ver desde el escenario el antiguo teatro dedicado a Dioniso, dios del vino y el teatro.

Es considerado como el teatro más antiguo del mundo.

Construido en el siglo VI a.C., tenía una capacidad para albergar hasta 17000 espectadores

Los Propileos

Es el nombre de la entrada monumental a la Acrópolis diseñada por el arquitecto Mnesicles en el siglo V a.C.

Estas impresionantes escaleras (muy resbaladizas hoy en día) servían para acceder al complejo y tenían un gran pórtico central flanqueado por dos alas simétricas.

Combina elementos dóricos e iónicos.

Pequeño recordatorio de los órdenes arquitectónicos de Grecia
– Dórico
: Se caracteriza por su sencillez y robustez. Las columnas dóricas no tienen base y tienen capiteles simples y sobrios. Los frisos suelen ser triglifos (bloques con tres canales) y metopas (paneles de relieve). El Partenón es dórico.
Jónico: Surge después del dórico y se caracteriza por su elegancia y delicadeza. Las columnas jónicas tienen bases y capiteles más ornamentados, con volutas en los ángulos. Los frisos suelen ser continuos y decorados con motivos florales y escultóricos. El Erecteión es jónico.
Corintio: Los capiteles corintios presentan hojas de acanto estilizadas y volutas más elaboradas. El Templo de Zeus Olímpico en Atenas es Corintio.

Templo de Atenea Niké

El Templo de Atenea Niké se encuentra nada más pasar los Propileos. Está dedicado, como indica su nombre, a Atenea Niké, la diosa griega de la victoria.

Construido en el siglo V a.C., el templo es de estilo jónico.

Fue levantado para conmemorar la victoria ateniense sobre los persas en la Batalla de Maratón. Era el símbolo de la dominación de Atenas en el mar Egeo y su papel en la Liga de Delos.

Templo Atenea Nike
Templo Atenea Nike

Odeón de Herodes Ático

El Odeón de Herodes Ático es otro teatro ubicado en la ladera sur de la Acrópolis. Lo verás desde arriba justo después de acceder al recinto.

Tal y como indica su nombre, fue construido por Herodes Ático, un rico aristócrata y filántropo griego.

Este teatro de piedra fue inaugurado alrededor del año 161 d.C. y se utilizaba y se sigue utilizando para eventos musicales y representaciones dramáticas.

Eventos en verano
Si tienes la oportunidad de viajar a Atenas en verano, no dejes de consultar la programación del Odeón.
Las entradas a las funciones parten de los 15 euros por persona y sinceramente, ¡la experiencia merece muchísimo la pena!
Odeón Herodes Atico
Odeón Herodes Atico

El Asclepeion

Las ruinas del Asclepeion, también conocido como el santuario de Asclepio, dios griego de la medicina y la curación, se encuentra en la ladera sur junto al Partenon.

Fue construido alrededor del año 420 a.C. durante el mandato de Pericles.

Se cree que aquí se realizaban rituales de sanación y se practicaba la medicina, incluyendo tratamientos y consultas médicas.

El Partenón

Muchas veces se habla incorrectamente del Partenón para nombrar el Acrópolis porque se trata de su monumento más importante.

Este templo fue construido entre los años 447 y 438 a.C. en honor a la diosa Atenea y era un símbolo de la grandeza y el esplendor de los griegos. Era un centro religioso, sino que también político y cultural ya que servía para realizar ceremonias, pero también reuniones de la Asamblea de Atenas.

Diseñado por los arquitectos Ictino y Calícrates, el Partenón es de orden dórico, con columnas elegantes y poseía una decoración escultórica excepcional (que hoy en día se encuentra expuesta dentro del Museo del Acrópolis. A continuación te cuento más sobre este museo).

Estatua de Atenea Prómacos
Cuentan que el renombrado escultor Fidias en el siglo V a.C. esculpió una estatua de Atenea Prómacos que se encontraba dentro del Partenon.
La estatua de la diosa de la sabiduría y la guerra, en una postura de batalla, era de bronce  y simbolizaba su protección y su lucha en la defensa de Atenas.
Era de dimensiones enormes según los textos antiguos, siendo una de las esculturas más grandes de la Antigua Grecia.
Nunca se encontró la estatua por lo que existe todo un aura de misterio en torno a su ella (en el Museo de la Acrópolis encontrarás más información sobre ella y simulaciones de cómo debía ser).

El Erecteión

El Erecteión fue construido entre los años 421 y 406 a.C. en honor a Atenea Polias, Poseidón y Erecteo.

Poseía un diseño innovador y complejo para la época. Tiene columnas jónicas en su fachada sur y es famoso por las cariátides (columnas en forma de mujeres) de su fachada este.

Según la leyenda, fue construido en el sitio donde Atenea plantó la primera oliva, un símbolo de la protección divina sobre la ciudad de Atenas. Hoy en día, nos encontraremos de hecho un olivo plantado detrás del templo.

Las Cariátides
Estas llamativas columnas con forma de mujeres reemplazan las columnas tradicionales. Sostienen el peso del techo del pórtico sur del Erecteión. Representan doncellas de la ciudad de Caria, quienes fueron castigadas por su apoyo a los persas durante las Guerras Médicas.
Lord Elgin durante la ocupación otomana de Grecia robó una de las seis cariátides y hoy en día esta que sigue expuesta en el British Museum de Londres. Las otras cinco se encuentran en el Museo del Acrópolis (las que se encuentran en el edificio son réplicas).

El Pandroseión

El Pandroseión era un santuario dedicado a Pandroso. Sus ruinas se encuentran junto al Erecteión y al templo de Atenea Niké.

Era un sitio importante en la vida religiosa y cultural de la antigua Atenas, donde se llevaban a cabo rituales y festivales.

Museo de la Acrópolis



Si la Acrópolis es EL imprescindible de Atenas, el Museo del Acrópolis, va totalmente de la mano con esta primera visita.

En el Acrópolis estarás admirando el espacio, la magnitud de la civilización griega, pero desgraciadamente no dejan de ser más que las ruinas de los edificios.

El museo es la otra cara de la moneda: alberga una vasta colección de 3 plantas con artefactos y esculturas que se encontraron en la Acrópolis de Atenas.

Fue inaugurado en 2009. Durante su construcción se encontraron ruinas de la Edad Arcaica hasta la época bizantina y se han incorporado al diseño del museo.

 Dentro de este edificio espacioso y diáfano en el que tienes constantemente vistas increíbles a la Acrópolis se encuentran expuestos los frisos del Partenón (o las réplicas de los fragmentos robados por numerosos museos europeos), las cinco cariátides originales del Erecteión (la sexta está en el British museo) y diversas estatuas y objetos religiosos.

El trabajo de investigación y divulgación que se ha realizado en este museo es imprescindible. ¡Merece cada euro que pagues por la entrada!

Los frisos del Partenón
Este impresionante relieve de estilo jónico fue diseñado por el famoso escultor Fidias y rodeaba la parte superior del Partenón.
Con una altura de 1 metro y una longitud de aproximadamente 160 metros, este friso es claramente una obra maestra de la escultura griega clásica.
El friso ocupa toda la tercera planta del museo. Se reconstruyó a tamaño real la estructura del Partenón y en ella se han colocado las miles de piezas de este enorme puzle.
Cabe destacar que actualmente, aún le faltan numerosas piezas que se encuentran en diferentes museos del mundo…
¿Sabías que el Partenón no siempre fue blanco?
En el museo te encontrarás con numerosas obras con restos de pintura e incluso reproducciones de cómo se imagina que eran originalmente las estatuas.

Aerópago



El Aerópago, también conocido como la Colina de Ares o la Colina Sagrada, es una pequeña colina, próxima al Acrópolis, ¡Uno de los miradores de Atenas que no te puedes perder!

Históricamente, fue un lugar de gran importancia religiosa y judicial. También es famoso por aparecer en el discurso de San Pablo en el Nuevo Testamento (el «Sermón del Aerópago»), donde éste predicó el cristianismo a los atenienses.

Colina Filopapo



La Colina Filopapo, también conocida como la Colina de las Musas, se encuentra al suroeste de la Acrópolis.

¡En mi opinión, otro de los mejores miradores de Atenas y sobre la Acrópolis!

En la cima de la colina se encuentra el Monumento de Filopapo (restos de un mausoleo del siglo II d.C. bastante dañado) y la prisión de Sócrates, en la base de la Colina, donde se cuenta que Sócrates fue encarcelado antes de beber la cicuta como castigo por «corromper a la juventud» y «no reconocer a los dioses de la ciudad».

Agora de Atenas y el Hefestion



El Ágora de Atenas era el epicentro de la vida social, política y comercial en la antigua Atenas.

Funcionaba como una plaza pública donde se llevaban a cabo actividades como debates filosóficos, reuniones políticas, transacciones comerciales y eventos culturales.

Este lugar histórico era esencial para la democracia ateniense y la participación ciudadana en la toma de decisiones.

En el Ágora se encontraban importantes edificios como el Stoa de Atalos, el Altar de los Doce Dioses y la Boulé, sede del consejo de la ciudad, de los que hoy podemos admirar las ruinas o reconstrucciones.

Dentro del recinto del agora podremos también visitar el Hefestión, también conocido como el Templo de Hefesto (dios del fuego y la metalurgia).

Construido alrededor del año 449 a.C., es uno de los templos de arquitectura dórica mejor conservados de la antigua Grecia.

Hefestion
Hefestion

El Barrio de Monastiraki



Plaza Monastiraki

La Plaza Monastiraki es uno de los lugares más animados y famosos de Atenas.

En el corazón de la ciudad, esta plaza, con restos de antiguos monasterios (de ahí su nombre) tiene un montón de tiendas y un mercado callejero.

Encontrarás desde antigüedades en el Flea market hasta souvenirs, ropa y artesanías.

Es un lugar extremadamente popular tanto entre los locales como entre los turistas, animada a todas horas ya que a partir de ella arranca el barrio de Plaka.

Desde la misma plaza encontrarás el mercado de Monastiraki y la calle Adrianou  con tiendas de souvenirs y tabernas tradicionales.

El Barrio de Plaka



Con sus calles empedradas, sus casas neoclásicas y su ambiente bohemio, el barrio de Plaka es un imprescindible para cualquier turista.

Este barrio está a los pies de la Acrópolis y sus estrechas calles se entremezclan la arquitectura griega clásica, la bizantina y el estilo neoclásico.

Extremadamente turística, hoy nos encontramos allí millones de pequeñas tiendas de souvenirs, talleres artesanales, cafeterías y restaurantes donde probar los platos más tradicionales como la moussaka, el souvlaki y el tzatziki.

Anafiotika
Dentro de Plaka, se encuentra Anafiotika, conocida por sus estrechas calles y sus casas blancas encaladas.
Esta zona tiene vistas impresionantes a la ciudad al ser algo más elevada.

Ágora romana

La Ágora Romana de Atenas es un sitio arqueológico al norte de la Acrópolis, en el barrio de Plaka

Aunque no merece tanto la pena como la Ágora Antigua ya que tiene menos que ver, resulta igualmente interesante.

Biblioteca de Adriano

La Biblioteca de Adriano en Atenas fue construida en el año 132 d.C. y fue uno de los edificios públicos más lujosos de la capital por aquel entonces.

Hoy en día sólo podemos observar algo de su antigua fachada y sus ostentosas columnas.

Museo Ilias Lalaounis

¡Aquí tienes una recomendación de Patricia Schultz que sinceramente me ha sorprendido para bien!

Esta no es la típica visita que pensarías en hacer si vas a viajar a Atenas, pero el Museo Ilias Lalaounis es el primer museo dedicado a la joyería y uno de los tres de su tipo en el mundo.

Se exhibe la impresionante colección de joyas y obras de arte creadas por el maestro artesano Ilias Lalaounis.

Personalidades como Jacqueline Kennedy, Elisabeth Taylor y Barbra Streisand entre muchas otras se enamoraron de sus creaciones que personalmente me han parecido todo un espectáculo.

Está a tan solo unos inutos delMuseo de la Acrópolis.

El barrio de Sintagma



Plaza Sintagma y el Parlamento

La Plaza Sintagma es hoy en día el centro político y administrativo de la ciudad.

Allí se encuentra el imponente edificio del Parlamento Griego, la Tumba del Soldado Desconocido y donde se realiza todos los días el cambio de guardia.

Cambio de guardia
Los Evzones, soldados de élite, realizan la ceremonia del cambio de guardia cada hora, todos los días, con sus uniformes tradicionales y con su llamativo paso marcial.
Los domingos a las 11 se realiza la ceremonia del cambio de guardia, que agrupa cientos de turistas.

Mercado central de Atenas

A un paso de la plaza Sintagma, está el Mercado Central de Atenas con productos frescos (frutas, verduras, pescados y carnes) junto con confiterías, tiendas de especias y productos locales.

Puerta de Adriano

La Puerta de Adriano, también conocida como el Arco de Adriano, es un imponente arco de triunfo de 18 metros construido en horno al emperador romano Adriano, quien visitó la ciudad en el año 131 d.C.

Marcaba la división entre la antigua ciudad de Atenas y la nueva ciudad romana, simbolizando la transición del poder y la influencia cultural de Grecia al Imperio Romano.

Arco de Adriano
Arco de Adriano

Templo de Zeus Olímpico

Detrás de la puerta de Adriano, no encontraremos el Templo de Zeus Olímpico, también conocido como Olimpeion.

Fue construido con mármol entre los siglos VI y II a.C. y diseñado por el arquitecto Libón de Elis.

Contaba con 104 columnas corintias, aunque hoy apenas se pueden apreciar en pie.

Fue un lugar extremadamente importante ya que fue uno de los templos más grandes del mundo en su época.

Templo Zeus Olímpico
Templo Zeus Olímpico

Estadio Panateíco

El Estadio Panatenaico, también conocido como Kallimarmaro, fue construido en el 330 a.C. por Licurgo y reconstruido en mármol por Herodes Ático en el 144 d.C.

Es famoso por ser el lugar donde se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en 1896.

Para su reconstrucción se inspiraron en la arquitectura clásica griega dándole forma de herradura. Tiene una capacidad para 50,000 espectadores.

Actualmente, se utiliza para eventos especiales y ceremonias, incluyendo la ceremonia de entrega de la antorcha olímpica al inicio de los Juegos Olímpicos.

Estadio Panateico
Estadio Panateico

Jardín nacional de Atenas

Se trata de uno de los pulmones verdes de Atenas.

Este jardín alberga más de 500 variedades de plantas y árboles de todo el mundo y es un lugar perfecto para pasear y simplemente relajarse.

El barrio de Kolonaki



Tal y como comenté en mi artículo “Consejos para visitar a Grecia”, Atenas es puro caos y suciedad… ¡Hasta que llegas a Kolonaki!

Este barrio residencial, hogar de la élite ateniense, es de lo más elegante y exclusivo.

Además en Kolonaki te encontrarás museos, galerías y teatros.

El Monte Licabeto

El monte Licabeto mide 227 metros por lo que ofrece unas vistas panorámicas espectaculares a todo Atenas.

El ascenso por el sendero es progresivo, con pequeños peldaños. Se hace en unos 20 minutos, y recomiendo buen calzado. También existe la posibilidad de subir en teleférico.

Según la mitología griega, se dice que la diosa Atenea intentó llevar una roca gigante hasta la Acrópolis para estar más cerca del cielo, pero accidentalmente dejó caer una parte de ella, formando así el monte Licabeto.

Es una visita muy popular entre los turistas, especialmente para ver el atardecer.

En la cima del monte se encuentra la pequeñísima capilla ortodoxa de San Jorge y hay una terraza (también hay otras cafeterías-terrazas de las que disfrutar de vistas a la Acrópolis en el parque).

Museo Benaki

El Museo Benaki es uno de los museos más prestigiosos de Atenas.

En él encontrarás obras griegas desde la antigüedad hasta la época contemporánea.

La colección destaca por su visión sobre la historia y la cultura de Grecia, para que no te quedes únicamente con lo que es el mundo antiguo.

Museo del Arte Cicládico

El Museo del Arte Cicládico posee una colección única de más de 800 objetos procedentes del misterioso Egeo protohistórico.

La exposición sobre las enigmáticas esculturas, cerámicas, herramientas y objetos encontradas en las islas Cícladas (Santorini, Mikonos, Naxos, Paros y Milos)te dejarán sin palabra (¿¡por su gran parecido con las estatuas de la isla de Pascua en Chile?!).

El barrio de Omonia



El barrio de Omonia es una zona céntrica y aunque de día resulte de lo más normal (aunque llamativa por la extrema suciedad y grafitis), no es una zona recomendable de noche ya que es conocida por problemas de seguridad y presencia de drogas.

Barrio de Omonia de día
Barrio de Omonia de día

Museo Arqueológico Nacional de Atenas

¡Todos los objetos más importantes de la historia de Grecia (de la prehistoria a la Antigüedad) se encuentran en este museo!

Todo aquello que se ha encontrado en los sitios arqueológicos más importantes de todo el país, incluyendo piezas de la civilización micénica, esculturas clásicas, cerámicas, joyas, y artefactos de la época romana, se encuentran en este museo.

Destacan la máscara de Agamenón, la artemisa y la auriga de Delfos, las estatuas kouros y koure y la Afrodita de Milo.

El barrio de Psirri



El barrio de Psirri a fecha de 2024 es una de las zonas más cool de Atenas.

A un paso de la plaza Monastiraki, con sus calles empedradas, con bonitos murales artísticos, déjate seducir por tiendas de diseño, de segunda mano, galerías de arte, bares y restaurantes con terraza.

Antiguamente era simplemente un barrio obrero, pero en las últimas décadas se ha convertido en un barrio bohemio en el que experimentar la Atenas más hípster.

Excursiones desde Atenas



Cabo Sunion

Cabo Sunion, también conocido como cabo Sounion o cabo Colonne durante la dominación veneciana, se encuentra a una hora y cuarto de Atenas

En la cima del cabo se encuentra el Templo de Poseidón (dedicado al dios del mar) con unas vistas impresionantes al mar Egeo.

Durante el período del Romanticismo, artistas como Blouet o Lord Byron se sintieron cautivados por la belleza de este templo en ruinas y dejaron su firma allí.

Es el lugar genial para disfrutar del atardecer aunque estos últimos años se ha vuelto muy turístico.

El Puerto de El Pireo

Pireo, también conocido como el Puerto de El Pireo, es el puerto principal de Atenas y uno de los puertos más importantes del mar Mediterráneo.

Es el punto de partida para numerosos destinos de ferry hacia las islas griegas y otros puertos del Mediterráneo.

Además de su importancia como puerto, también puedes visitar allí el Museo Arqueológico del Pireo, con una importe colección de objetos antiguos encontrados en la región y en las islas cercanas.

Hidra, Poros y Egina

La Isla de Hidra, llamada así por la leyenda del monstruo marino Hidra de Lerna, una criatura de múltiples cabezas que habitaba un lago cercano, infundiendo temor entre los marineros.

Se encuentra a 1h45 en ferry de El Pireo.

Las playas de la Isla de Hidra son de arena dorada y aguas cristalinas y no tienen nada que envidiar a las famosas Santorini y Mikonos.

Además, también puedes de pasear por las calles empedradas de Hidra también puedes visitar la Casa Koundouriotis, es un tesoro de estilo neoclásico que cuenta la historia de las familias adineradas que una vez habitaron la isla.

La Isla de Poros es otro de los tesoros ocultos en el Golfo Sarónico, a una hora del Puerto de El Pireo.

Al igual que Hidra posee playas de aguas cristalinas, pintorescos pueblos perfectos para desconectar de la ajetreada Atenas y es conocida en la mitología griega por ser el lugar de nacimiento de Poseidón, siendo habitada y disputada por diversas civilizaciones a lo largo de los siglos que han dejado allí un interesante legado.

La Isla de Egina, la isla más grande del Golfo Sarónico, ofrece también desde antiguos templos hasta sus playas de aguas cristalinas perfectas para practicar snorkel y buceo.

A tan solo una hora en ferry desde Atenas, es un destino ideal para una escapada de uno o dos días.

Egina fue un importante centro de comercio y poder marítimo y su legado histórico se refleja en sus numerosos sitios arqueológicos y monumentos como el Templo de Afaia.

Hay ferris que conectan Egina con el puerto de El Pireo con frecuencia y tardan una hora.

Circuito clásico por el Peloponeso

Aquí te cuento mi experiencia en mi tour de 4 días por el Peloponeso.

Mi viaje a Grecia: Diarios de viaje



Como habréis podido notar, soy una persona bastante extrovertida pero hubo un tiempo en el que fui extremadamente tímida. Así que a los 12 años decidí enfrentarme a mis miedos y me apunté a teatro para superar mi terror a hablar en público.

Seguí guardando contacto con los miembros y ex miembros de la compañía y en el 2007 se nos propuso un viaje a Grecia. ¡Qué mejor forma de hacerlo de la mano de dos catedráticos de latín y griego! Este post me gustaría dedicárselo en especial al grupo de teatro Sardiña, especialmente a Ricardo y a Beatriz, por haberme hecho viajar mucho por España y hacerme crecer como persona.

Nuestro recorrido empezó en Atenas. La verdad es que nos llevamos una increíble sorpresa nada más llegar. Grecia no resultaba tan “europea” como nos la imaginábamos. Nuestro hotel era muy decente pero el barrio era sucio, caótico. Las motos y la basura inundaban las aceras. Cuando mi hermana y yo tuvimos que llamar a nuestros padres casi nos da algo: las cabinas estaban tan asquerosas que teníamos que gritar. ¡Nos daba tanta grima acercarnos el teléfono a la cara! Otra de las curiosidades fue ver kioscos en las calles que vendían absolutamente de todo (como mini bazares): tabaco, chicles, mandos universales para la tele y zapatillas para andar por casa…

Todo esto se olvidó al visitar las joyas históricas de la capital: La Acrópolis, con el Partenón, el Erecteión con sus famosas Cariátides, los Propileos, el templo de Atenea Niké, el Ágora… todas esas ruinas increíbles que nos recuerdan lo grande que fue esa civilización, cuna de la filosofía y la democracia. Como no, los amantes del arte y la historia tampoco deberían perderse los museos: el Museo Arqueológico Nacional, el Museo de la Acrópolis y el Museo del Ágora. Simplemente impresionante.

Visitamos también la famosa Plaza Sintagma donde se sitúa el Parlamento y sus famosos guardias.

Una de las visitas que recomiendo es subir al atardecer a la Colina Licabeto: desde allí tendréis unas vistas increíbles de toda Atenas. Por las noches, nos dirigimos al barrio de Plaka, barrio antiguo del centro, y a la Plaza de Monastiraki, con su mercadillo callejero, llenos de ambiente. En cuanto a la gastronomía griega, en la variedad está al gusto: las ensaladas con queso feta, la moussaka, las hojas de parra rellenas, los enormes y grasientos kebabs…

Seguimos visitando el país en autobús. Nuestra primera parada: Cabo Sunion, un lugar lleno de magia y romanticismo a apenas 65 km de Atenas. Los dos templos en ruinas, de Atenea y Poseidón, dominan el mar Egeo. Sin palabras.

Arrancamos para Olimpia. Una breve parada para ver el Canal de Corinto antes de llegar a Epidauro.

Como compañía de teatro teníamos que probar el teatro griego mejor preservado. Los alumnos más jóvenes hicieron una breve representación para mostrarnos la increíble acústica del lugar. 🙂 Unas horas más tarde nuestro parábamos en Cadmea, para ver los restos arqueológicos de Tebas.

Grecia, un viaje ineludible para los amantes de la historia y del arte. Al día siguiente visitamos Olimpia y la verdad es que a pesar de la gran belleza del lugar, me sorprendió que muchos de los vestigios estuviesen enteros pero abandonados. Recorrimos la villa olímpica e incluso se organizaron unas carreras por el estadio para hacernos una idea de su longitud. Más de uno acabó con la lengua fuera, jajaja. El lugar estaba precioso ya que tuvimos buen día y estaba plagado de margaritas.

Nuestra última parada: Delfos. Se trata de un lugar especial rodeado de misterio y al subir la montaña uno se puede imaginar lo podían sentir los antiguos cuando venían a consultar el oráculo en el templo de Apolo.

Artículos relacionados



7 comentarios

    1. Fue a hablar la loca por Grecia, jajaja. Pues la verdad es que no me importaba nada repetir. De Grecia también me faltan un montón de sitios por ver! 😉

  1. Muy bien resumido todo! Si si, i like it 🙂
    Sinceramente el Partenón me decepcionó un poco porque ves más de él en el museo que en la Acrópolis. Me quedo con el Ágora romana y el templo de Zeus.
    La comida en general es muy muy buena, además de que hay mucha variedad y el agua es gratis! El ouzo no lo tolero jajaja Si es en tema de alcohol, prefiero el rakomelo (rakí con miel) y si no, un buen frappé griego que es baratísimo!
    Tomarse algo con vistas a la Acrópolis vale mucho la pena, sobre todo de noche.
    La cosa más rara-simpática- no definition es sin duda ver el cambio de guardias del Parlamento griego.
    Si te sobra tiempo por la capital tampoco está mal coger el metro hasta el puerto, hay muchos bares al lado con buenas vistas. Ya en Monasteraki, el bar Six Dogs tiene su encanto con un jardín dentro muy estilo chil-out.

  2. Grecia, mi gran asignatura pendiente. Mira que me fastidió que el viaje de fin de carrera, con el profe de arte clásico pa más inri, fuera a … ¡Roma! Nada en contra, pero es que es casi mi 2º hogar, y yo soñando con ir a Atenas… en fin, alguna vez será.

    1. Claro que sí, Patrizia! Impossible is nothing!!! Pero te recomiendo que no sólo te quedes con Atenas. Todo Grecia tiene mucho que ofrecer. Un saludo y gracias por tu comentario como siempre 🙂

Deja una respuesta