Guía y recomendaciones para viajar solo a Niza

Sandra Candal

Niza, ese paraíso soleado de la Riviera Francesa, donde el glamour se encuentra con la playa. ¿Es esta ciudad un destino tan increíble?

Sí, lo confieso. Tras un mes viviendo en Niza gracias a Homeexchange (intercambio de casa), me pareció que Niza es una ciudad en la que se puede vivir muy bien… ¡Sobre todo, si tienes dinero!

Pasear por el famoso Paseo de los Ingleses, las vistas al mar Mediterráneo, perderte en el laberinto de calles del casco antiguo (el Vieux Nice) o descubrir los 600 edificios Art Déco que aún conserva la ciudad. ¡Esta ciudad tiene muchos rincones de postal, mucho que ver!

Además, si eres aficionado al arte tampoco te vas a aburrir con el Museo Matisse o el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo entre otros.

Le Vieux-Nice



En el corazón de la ciudad, le Vieux-Nice es el casco antiguo de la ciudad. Es un laberinto encantador de calles estrechas y coloridas fachadas que tienen un aire muy italiano. Este pintoresco barrio posee mercados, comercios turísticos, cafés y restaurantes llenos de vida.

El famoso Cours Saleya es el epicentro de este bullicio. Con su famoso mercado de flores, frutas y verduras, te sumergirá en la auténtica vida “niçoise”. Allí podrás explorar puestos con productos locales o darte el capricho de comer en alguna de sus terrazas.

Aunque son, hoy en día, lugares muy turísticos, personalmente el centro de Niza me pareció encantador.

Con más de 300 días de sol al año, Niza es el lugar ideal para días de relax en cualquier época.

Cours Saleya
Cours Saleya

En esta misma zona, no te pierdas el Museo Lascaris, un palacio barroco del siglo XVII que ahora alberga una colección de arte e instrumentos musicales antiguos.

Se trata de un museo muy pequeño, pero con una arquitectura impresionante, te ofrece una mirada única a la opulencia y la vida aristocrática de la antigua Niza.

Tampoco te pierdas, la Catedral Basílica de Santa María y Santa Reparata, que fue originalmente fundada en el siglo XI y que hoy nos saluda con su elegante fachada barroca y su interior recargadísimo.

Otro motivo para buscarla es que se encuentra en una vibrante plaza donde podrás hacer cola para probar los mejores helados artesanos de la ciudad.

La Colina del Castillo



La Colina del Castillo (la “Colline du Château» en francés) es otro de los imprescindibles de la ciudad y es que esta colina histórica ofrece unas panorámicas impresionantes del mar Mediterráneo y de todo Niza.

Podrás pasear por las ruinas del antiguo castillo, jardines y cascadas.

Se puede subir a pie, disfrutando del entorno natural, o utilizar el ascensor gratuito (si tienes la suerte de que no esté averiado).

Una vez en la cima, la vista es simplemente impresionante: una vista panorámica de 360 grados que abarca la Bahía de los Ángeles, el Viejo Niza, y más allá.

A los pies de la colina, también te encontrarás uno de los típicos rótulos instagrameables (Panorama) que tiene cada vez más ciudades de todo el planeta con un “I <3 Nice”.

La Promenade des Anglais



La Promenade des Anglais es todo un icono de la Riviera Francesa. Se trata de uno de los paseos marítimos más famosos del mundo y un símbolo icónico de Niza.

Este elegante bulevar, que se extiende a lo largo de 7 quilóemtros, es ideal para caminar de manera pausada, pasear en bicicleta o simplemente para disfrutar del sol y del intenso azul que tiene el mar mediterráneo.

Tiene un ambiente único en el que te verás rodeado de palmeras, playas de guijarros y una arquitectura llena de glamour.

En la Promenade se encuentran edificios emblemáticos como el Hotel Negresco o el Museo de Arte Asiático.

El Corazón de Niza



¡Pero Niza no es sólo el Vieux-Nice! Esta ciudad tiene guardados muchos más secretos.

La Avenida Jean Médecin es una de sus arterias comerciales principales y esta desemboca a la Place Masséna, una plaza rodeada de impresionantes edificios rojizos y su animada atmósfera, es otro de los epicentros de Niza.

Es punto de encuentro para eventos y festivales, allí se encuentran las Galleries Lafayette (prestigiosos grandes almacenes franceses) y la icónica Fontaine du Soleil, con la estatua de Apolo, que representa la esencia artística y cultural de la ciudad.

A unos pasos de ella, nos encontraremos la Promenade de Paillon, un parque moderno, perfecto para las familias y todos aquellos que quieran refrescarse durante el caluroso verano gracias a sus juegos de aguas.

Continuando el paseo, nos encontraremos con una de las plazas más antiguas de Niza: la Place Garibaldi. Esta plaza, con encantadores cafés y fachadas color pastel, es un lugar ideal para disfrutar de la vida local y saborear la gastronomía niçoise.

Promenade du Paillon
Promenade du Paillon

Nice, Villégiature d’Hiver (Patrimonio de la UNESCO)



Niza, con el título de «Nice, villégiature d’hiver» es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por ser un escaparate único del estilo arquitectónico Art Déco.

Muchos hoteles, cines y edificios públicos de la ciudad aún son el claro reflejo de la opulencia y sofisticación de los años 20 y 30, cuando Niza se convirtió en un destino predilecto para la alta sociedad europea durante los meses de invierno.

Esta distinción refleja la importancia cultural, arquitectónica y social que tenía Niza en aquella época.

Estos edificios de estilo Art Déco y Belle Époque se encuentran principalmente en los barrios de Cimiez, Mont Boron y el Paseo de los Ingleses.

El Museo Matisse



Matisse llegó a Niza en 1917 y quedó cautivado por su luz y paisaje, lo que lo llevó a establecerse en la ciudad y a quedarse allí hasta su muerte en 1954. Niza marcó claramente su estilo artístico, caracterizado por su luminosidad y colorido.

El Museo Matisse de Niza ofrece una mirada completa a la vida y obra del artista. Situado en la Villa des Arènes, una mansión genovesa del siglo XVII en el barrio de Cimiez, el museo alberga una de las mayores colecciones de obras de Matisse en el mundo.

Esta colección incluye pinturas, dibujos, esculturas, grabados y recortes, así como objetos personales del artista, para aportar una visión general de su evolución artística y su relación con la ciudad. Además, el museo organiza habitualmente exposiciones temporales y eventos culturales.

Junto al museo también descubre a un paso de allí, el Monasterio de Cimiez, que data del siglo IX, y que está rodeado por un jardín meticulosamente cuidado por los monjes y que tiene unas preciosas vistas panorámicas sobre la ciudad y el mar.

Además, los jardines de Arenes de Cimiez, famosos por sus olivares centenarios y restos romanos (termas y arenas), son un oasis de tranquilidad perfecto para pasear, hacer picnics y desconectar del bullicio de la ciudad.

Port Lympia



Port Lympia es el nombre del Puerto de Niza. Está rodeado de restaurantes y cafés con terrazas desde los que admirar desde yates de lujo hasta pintorescos barcos de pesca.

En la zona del Port Lympia en Niza, encontrarás además galerías de arte y mercados de segunda mano.

Galerie Lympia, ubicada cerca del puerto, es un espacio cultural recientemente renovado que antes funcionaba como una prisión. Esta galería alberga una variedad de exposiciones y obras, desde pinturas hasta fotografías y esculturas​.

A un paso de allí encontrarás la Réserve de Nice, un icónico restaurante con una ubicación, desde luego, diferente y con vistas impresionantes al Mediterréano.

Para los amantes de las playas más escondidas, alejándonos otro poco más al este de la ciudad, nos encontraremos como Coco Beach, una pequeña playa rocosa es conocida por su ambiente íntimo.

La Cathédrale Saint-Nicolas



La Catedral de San Nicolás, conocida también como la Catedral Ortodoxa Rusa de Niza, es uno de los monumentos religiosos más importantes de la ciudad.

Inaugurada en 1912, esta catedral es famosa por su impresionante arquitectura de estilo ruso, sus cúpulas coloridas y sus ricos interiores decorados.

Es considerada una de las catedrales ortodoxas rusas más grandes y hermosas fuera de Rusia. La catedral no solo es un lugar de culto, sino también un importante símbolo de la herencia rusa en Niza.

El Monte Boron



El Monte Boron es un enorme parque forestal, que se alza sobre la ciudad.

Desde él también obtendremos unas vistas espectaculares del Mar Mediterráneo y la Bahía de los Ángeles.

Artículos relacionados



Sitios que ver en Francia
Sitios que ver en Francia
Mi viaje e itinerario por la Costa Azul
Mi viaje e itinerario por la Costa Azul

Deja una respuesta