Guía y consejos para viajar a Zagreb

Sandra Candal

Hoy os hablo de la capital de Croacia: Zagreb. Recomiendo pasar al menos 2 días en esta ciudad.

No se trata de una urbe especialmente bonita o con muchos lugares de interés, monumentos, sin embargo, sí merece mucho la pena por su inmensa actividad cultural.

En mi opinión, es una ciudad para “vivirla” y maravillosa para disfrutar a poquitos de su ambiente bohemio, de sus festivales, etc.

Gradec y la Iglesia de San Marcos



Es el nombre del encantador núcleo de la ciudad medieval de Zagreb. Se encuentra en la colina de Gornji Grad.

El punto central de Gradec, también conocida como Gornji Grad, es la plaza de San Marcos. Allí se solían reunir las sociedades de artesanos, incluidos maestros, oficiales y aprendices.

En el siglo XVII las viejas casas de madera fueron demolidas y dejaron paso a opulentos palacios e iglesias barrocas. Junto a la plaza hoy se encuentra una mansión llamada Banski Dvori, antigua residencia del Gobernador Civil de Croacia, la sede del Gobierno y el Parlamento de Croacia.

La estrella del lugar es la bonita iglesia de San Marcos. Inicialmente construida en el románico y con elementos de gótico tardío, fue reconstruida a finales del s. XIX. Destaca su bonito tejado de azulejos que representan el escudo de Zagreb y Reino de Croacia. En su interior podremos ver vidrieras y algunas esculturas del maestro Mestrovic entre otros.

A un paso de allí, se encuentra el paseo sobre la colina, Strossmayerovo, desde el que tendremos magníficas vistas sobre la ciudad.

Iglesia de San Marcos
Iglesia de San Marcos
Strossmayerovo
Strossmayerovo

Kaptol y la catedral

Kaptol conserva aún parte de sus murallas que fueron construidas para fortificar la catedral y su residencia. Aún conserva 3 torres que se levantaron en el s. XVI.

Las esbeltas torres de la Catedral de Zagreb se ven desde casi cualquier parte de la ciudad.

Fue originalmente una pequeña iglesia románica, pero en el siglo XVI fue reconstruida en estilo gótico y posee elementos renacentistas.

Sin embargo, durante el terremoto de 1880, se produjeron serios daños por lo que fue restaurada unos años más tardes.

Muralla de Zagreb
Muralla de Zagreb

El mercado de Dolac

Se trata del típico mercado de frutas y verduras, carne y pescado, panes, pero también allí podremos comprar artesanías típicas y lavanda.

Detrás del mercado se encuentra el llamativo campanario verde y dorado de la iglesia barroca de Santa María del siglo XVIII. Está abierto desde primera hora de la mañana hasta mediodía.

Museo de las Relaciones Rotas

Confieso que no tenía muchas expectativas cuando entré en este museo que se ha convertido en todo un reclamo turístico de la capital de Croacia.

Tal y como su nombre indica, se trata de una exposición de objetos personales relacionados con historias de amor fallidas.

Nos encontraremos con ropa interior, juguetes, cartas, vídeos o incluso una llamativa hacha con una historia de lo más divertida.

La mayoría de los artículos son donaciones y van con una descripción breve de esa persona (de cualquier parte del mundo) que quiere compartir con nosotros su “dolor”.

Corazones rotos por familiares, amigos, amantes y parejas se encuentran en esta curiosa recopilación que no deja de sacarte una sonrisa en todo momento y despertarte cierta empatía.

Inicialmente, esta muestra era itinerante pero tuve tanto que éxito desde que se instaló en Zagreb que ha recibido el Premio de Hudson del Kenneth al museo más innovador de Europa en 2011 e incluso se acaba de abrir un segundo museo en Los Ángeles.

Atelier Mestrovic



Ivan Meštrović es un importante escultor croata del s. XX.

Se formó en Split y Viena.

Sus obras son principalmente religiosas, con una gran influencia de Miguel Ángel.

En su taller podemos ver una exposición permanente de sus obras hechas en madera, piedra, bronce y escayola dentro de la que fue su casa en Zagreb.

La Calle Tkalčićeva



Cerca de la Plaza Ban Jelačić se encuentra la calle Tkalčićeva que era un antiguo arroyo en el que se encontraban numerosos molinos de agua.

Se desarrolló toda una industria a su alrededor por lo que la mayoría de las casas son del siglo XVIII y XIX, pero con el paso de los años, con el declive de ésta, fueron naciendo pequeñas tiendas y comercios.

En los años 80 fue el distrito rojo de la ciudad pero hoy todos eso ha cambiado mucho: sólo nos encontramos con una calle muy animada y llena de terrazas en las que tomarse algo rodeados de divertidos grafitis.

El Museo de la ciudad de Zagreb 



Dentro de este antiguo Convento de las Clarisas del s. XVII trata de Zagreb de la época romana hasta la moderna desde el punto de vista cultural, artístico, económico y políticos.

Museo Mimara



En este museo con casi 4000 obras nos encontraremos con cuadros de Canaletto, Rubens, Van Dyck, Valázquez, Murillo, Goya, Manet, Renoir y Degas entre muchos otros.

El Museo de Arte Contemporáneo de Zagreb



Este museo que nació en 1954 cuenta con obras tanto de artistas croatas como internacionales.

Excursiones a las afueras de Zagreb



Desde Zagreb, el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice se encuentra a apenas 150 km (unas dos horas de trayecto).

Consejos prácticos sobre Zagreb



Zagreb tiene una población de aproximadamente un millón de habitantes. La capital de Croacia es el centro político y cultural del país. Se encuentra junto al río Sava y tiene aeropuerto.

Su centro histórico está formado por dos asentamientos originalmente medievales: Kaptol y Gradec.

Desde Split llegaréis allí en unas 4-5 horas en coche o en bus (unos 400 km), desde Zadar unas 3 (285 km).

Buscador de billetes baratos Omio

OMIO: el buscador de transporte

¿Cuándo ir y cuántos días dedicarle a Zagreb?



La temporada alta es en verano, de junio a agosto. En cuanto a clima, hay que tener en cuenta que los veranos son cálidos (a partir de mayo, las temperaturas suelen alcanzar los 30ºC) y los inviernos fríos (hasta 0º C y, generalmente, hay nevadas).

Te recomiendo que le dediques al menos 2 días a Zagreb.

Dónde alojarse



En este caso me hospedé en el Hotel Boutique Hostel King n’Queens porque tenía muy buenas referencias en Booking y tenía un precio muy ajustado.

Me alojé en una habitación privada con baño compartido y tal como podéis ver en las fotos, la habitación era muy acogedora.

El lugar tiene además zonas comunes de ocio y una cocina.

Dónde comer



No soy muy de recomendar locales concretos, pero, en este caso, tomé comida típica a muy buen precio y muy rico en un “konoba” cerca del Museo de la ciudad: el Didov San.

Artículos relacionados



Sitios que ver en Croacia y en Montenegro
Sitios que ver en Croacia y en Montenegro
Guía y consejos para viajar a la Península de Istria
Guía y consejos para viajar a la Península de Istria
Guía y consejos para viajar a Split
Guía y consejos para viajar a Split
Presupuesto para viajar a Croacia
Presupuesto para viajar a Croacia

Deja una respuesta