Guía y consejos para viajar solo a Weimar

Sandra Candal

Lutero, Goethe, Schiller, Liszt, Bach, el movimiento Bauhaus, Nietzsche… ¡Desde luego, algo pasa con Weimar!

Weimar es una ciudad ubicada en el centro de Alemania, conocida por su rico patrimonio cultural y su papel crucial en la historia del país.

Durante los finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, la ciudad fue el epicentro del Clasicismo de Weimar, un movimiento cultural liderado por las grandes figuras literarias de la época, Goethe y Schiller.

A la mayoría de los mortales, ¡apenas nos suena esta pequeña ciudad alemana que pertenece al Estado Federal de Turingia!

Hoy te invito a descubrir otro rinconcito más de Alemania conmigo y os cuento qué ver en Weimar.

Algo de historia de Weimar



Weimar, durante los s. XVIII y XIX, fue un destacable lugar de florecimiento cultural y se convirtió en el centro de la vida intelectual de Alemania, atrayendo personajes famosos, escritores y artistas.

¿Dónde queda? Esta ciudad se encuentra en el este de Alemania, a unos 300 km de Berlín y a 150 km de Leipzig.

La República de Weimar fue establecida en 1919, después de la Primera Guerra Mundial y se caracterizó por un breve período de democracia parlamentaria antes de la crisis económica y la llegada del partido nazi al poder.

La ciudad de Weimar también fue el lugar donde se firmó el Tratado de Versalles en 1919, que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

Goethe y Schiller son dos de los mayores representantes de este periodo Clásico, en el que se desarrolló el humanismo.

Weimar también fue escenario hace 100 años de la ratificación de la constitución alemana (en su Teatro Nacional) y ahí nació la primera república democrática del país. La República de Weimar fue revolucionaria para la época con su primer gobierno parlamentario, aunque le seguiría una monarquía autoritaria y la derrota durante la primera guerra mundial.

Finalmente, esta ciudad de Turingia, también ha sido la cuna del nacimiento del movimiento modernista Bauhaus.

La Segunda Guerra Mundial tuvo un impacto significativo en Weimar y en Alemania en general, pero la ciudad logró sobrevivir a los bombardeos y a la ocupación soviética.

Por todos estos motivos, varias de sus edificaciones han sido nombradas Patrimonio de la Humanidad.

Tarjetas de descuento



Si estás interesado en entrar en varios de los museos, se recomiendo encarecidamente que te hagas con una tarjeta de descuento Weimar Card que te permite entrar a la mayoría de los lugares de interés más importantes y te permite obtener descuentos en muchos otros sitios durante 48 horas.

Además, incluye el transporte.

Se puede comprar online, en la oficina de turismo y en algunos hoteles.

La Casa de Goethe



Goethe vivió unos 50 años de su vida en esa casa barroca.

Los muebles y artículos expuestos pertenecen a sus últimos años de vida.

Además, junto a Frauenplan también se puede visita su casa junto al río Ilm.

Museo Schiller



Friedrich Schiller pasó los últimos tres años de su vida (de 1802 a 1805) en esta pequeña casa que formaba parte de la Esplanada Weimar.

Aún conserva gran parte de su mobiliario original.

La Ruta Bauhaus



El movimiento de arquitectura y de diseño Bauhaus nació en Weimar por lo que existen varios edificios de interés si te interesa saber más sobre este movimiento arquitectónico:

  • La Universidad de Weimar: El conjunto arquitectónico fue diseñado por Henry van de Velde y, a comienzos del s. XX, supuso realmente un estilo revolucionario.
  • Haus Hohe Pappeln: Diseñado por Henry Van de Velde, fue su casa familiar.
  • Haus Am Horn: Es una casa que fue concebida para la primera exposición Bauhaus en 1923 por Georg Muche
  • El Museo Bauhaus: Abrió sus puertas en abril de 2019 y reúne una exposición de más de 300 objetos que muestran su nacimiento y desarrollo de este movimiento. [No fue posible visitarla cuando estuve la ciudad ya que aún no había sido inaugurado].

El Palacio Wittums y la biblioteca de la duquesa Amalia



Tras un incendio que hubo en el palacio de Weimar, la Duquesa Amalia vivió en este palacio. Anna Amalia, duquesa de Sajonia-Weimar-Eisenach, quien gobernó la ciudad durante el siglo XVIII, fue una de las primeras patrocinadoras del teatro, promoviendo la cultura y las artes..

El edificio es una muestra de cómo eran los diseños de interiores en casa de los nobles en Weimar del s. XVIII.

Los personajes más ilustres de Clásico Weimar solían reunirse en su “Mesa Redonda” para charlar e intercambiar opiniones. Los viernes, Goethe también se unía a ellos.

En su antiguo castillo aún se conserva su biblioteca, con un hall rococó, que fue declarada por la Unesco como “Memoria de la Humanidad” porque posee algunos libros de gran valor como la primera traducción completa del Nuevo y Antiguo Testamentos de Lutero (de 1534).

La Plaza del mercado y la Plaza del Teatro Nacional



La plaza del mercado de Weimar, con su llamativo ayuntamiento, poseen mucho encanto. En ella se realiza su mercado navideño.

Otro de los lugares más emblemáticos de Weimar, es su Teatro Nacional Alemán (Deutsches Nationaltheater). En él se firmó la primera constitución alemana y delante de él se encuentra una estatua conmemorativa de Goethe y Schiller, símbolo del Clasicismo de Weimar y uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad.

La Weimarhaus



La Weimarhaus es un pequeño museo interactivo, con efectos especiales y presentaciones dinámicas con figuras de cera que nos explica de forma muy amena cinco siglos de la historia de Weimar de la prehistoria hasta el Weimar Clásico.

El Museo de la Ciudad



Un museo muy interesante en el que justamente podemos aprender más sobre los grandes acontecimientos de la República de Weimar, las costumbres de la época y el contexto en el que se desarrolló todo.

Los archivos de Nietzche

Nietzche, ya enfermo, pasó los últimos siete años de su vida en Villa Silberblick, en Weimar.

Tras su muerte, su hermana creó este archivo que se ha convertido en una visita obligada para sus seguidores.

La Casa de Liszt

Cada verano, Franz Liszt solía quedarse en Court Market Garden en la entrada del parque y daba lecciones de piano a sus estudiantes internacionales.

El Palacio de Weimar

Fue la residencia de los duques de Saxe-Weimar-Eisenach y se fue remodelando a lo largo de 500 años.

Alberga una amplia colección de obras maestras de Cranach y Dürer. [2019: Actualmente cerrado]

Qué ver a las afueras de Weimar



Buchenwald Memorial

Este antiguo campo de concentración recibe cada año unas 500 000 visitas.

Estuvo en funcionamiento de 1937 a 1945 y 250 000 personas estuvieron aprisionados en él, de los cuáles 50 000 no sobrevivieron.

Se encuentra a unas dos horas en coche de la ciudad.

Pueblos con encanto de Turingia

  • Jena se encuentra a 20 km de Weimar posee unos pintorescos paisajes y posee el planetario más antiguo del mundo.
  • Erfurt es un pequeño pueblo medieval a apenas 25 km de Weimar.
  • Junto al pueblo de Saaleland se pueden visitar los palacios renacentistas Dornburg (30 km)
  • Rudolstadt es otro de los pueblos renacentistas de la zona (38 km)
  • Eisenach (85 km) posee un castillo Patrimonio de la Humanidad. Se dice que allí fue donde Lutero tradujo el Nuevo Testamento y es además la ciudad natal de Johann Sebastian Bach y allí se encuentra un museo sobre su vida y obra.

Cómo llegar a Weimar desde Berlín



Se puede ir hasta Weimar desde Berlín (hay buses y trenes). Se llega en cosa de tres horas. También se encuentra Leipzig a una hora y media.

Buscador de billetes baratos Omio

OMIO: el buscador de transporte

Dónde dormir en Weimar



Weimar se recorre perfectamente a pie así que una muy buena opción es el hotel Staathotel que está en pleno centro. Como se puede ver en las fotos, posee un ambiente de lo más acogedor y ofrece un desayuno soberbio.

Artículos relacionados



Guía y consejos para viajar solo a Dresde
Guía y consejos para viajar solo a Dresde
Guía y consejos para viajar a solo Quedlinburg
Guía y consejos para viajar a solo Quedlinburg

Deja una respuesta