1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El viaje a India fue totalmente improvisado y, antes de planearlo, con antelación había comprado un billete para Copenhague, Dinamarca para el mes de noviembre (aquellas maravillosas ofertas que hacía Iberia…).

Como os podéis imaginar este viaje fue bastante más descafeinado. Europa tienes miles de cosas que ver pero ahora me he enganchado a viajar a culturas diferentes. 🙂

💡 Quizás también te interese más información sobre Dinamarca

1. Mi viaje a Copenhague: Diarios de viaje

Aún así sería mi primera vez a un país escandinavo (¡y lo que me falta!). Los precios en Copenhague me parecieron una locura así que volví a recurrir a Couchsurfing. Esta vez, Betina, una treintañera como yo, me alojaría por 3 noches en su casa.

Nada más llegar, cambio radical: pasar de un pegajoso calor indio a un frío seco glaciar. LOL. Llamé a Betina y me dijo que estaba en casa de unas amigas, que me uniese a ellas. ¡Allá me fui con mi maletita rosa! Tras seguir sus indicaciones, me vi metida de lleno en una fiesta de chicas danesas. La anfitriona vivía en un antiguo edificio

comunitario de ladrillos rojos dividido ahora en un montón de mini apartamentos. Nada más entrar, sentí que me había metido dentro de un catálogo del Ikea: una decoración muy minimalista, suelos de manera sin barnizar, mucho blanco para dar sensación de luz…¡las 5 de la tarde y ya era noche cerrada! El “botellón” al que me habían invitado estaba formado de panecillos, queso, uvas y vinos tintos franceses. Una forma muy fina de diversión. Después de una acogida tan repentina como cálida, Betina y yo nos fuimos a su casa, charlando como si fuéramos amigas de toda la vida. En seguida me llamó la atención que la ciudad fuese tan llana y estuviese llena de bicis. De hecho, entre bromas, Betina me confesaba lo difícil que resulta volver a casa en bicicleta después de las fiestas en casa de amigos, jejeje.

Al llegar a casa, mi “Host” me avisó de que desgraciadamente trabajaba y que no podría enseñarme la ciudad. Aún así repasamos la lista de Sitios que ver en Dinamarca de Patricia Schlutz y me dio unos cuantos buenos consejos.

Free tour por Copenhague

Haz clic en la imagen para más información

 

2. Qué ver en Copenhague: Mis 6 imprescindibles

2.1. El centro de Copenhague: el casco antiguo y los canales de Nihavn

Visité Copenhague en pleno mes de noviembre y la verdad es que si el centro antiguo de la ciudad – de estilo medieval, con edificios espectaculares como Teatro Real – ya me pareció realmente encantador (y aún más si cabe por el ambiente navideño que allí se respiraba), el bonito barrio de Nyhavn, un paseo marítimo todo lo largo del puerto con casitas de colores, me enamoró por completo.

Copenhague tiene unos 2 millones de habitantes lo que hace que sea una capital muy agradable. Uno se siente muy seguro y tranquilo en ella y muchas calles del centro son peatonales. Pasando delante de los Jardines Tívoli, llegas enseguida a la plaza del Ayuntamiento. Si sigues todo lo largo de la calle Stroget hasta llegar al Kongens Nytorv, verás el Teatro Real.

Tarjeta Turística Copenhague Card

Haz clic en la imagen para más información

2.2. Parque Tivoli

Cuando llego a una nueva ciudad me encanta pedirles su opinión a los Couchsurfers sobre la lista de sitios que ver en Dinamarca. En este caso, Betina se quedó sorprendida cuando le comenté que en la lista venían los Jardines Tívoli y me dijo que era todo un acierto, algo muy típico. Este parque de atracciones, abierto desde 1843, uno de los más antiguos del mundo, es realmente un “must” para los Kobmendense (Copenhaguenses). Me encontré con un parque temático navideño, con las típicas atracciones de feria como trenes, norias y montañas rusas pero con aire de cuento de hadas además de un montón de familias y niños disfrutando de chocolate, vino caliente y gofres para luchar contra el frío. Un lugar realmente diferente.

Nota: En verano también hay programación con eventos varios.

2.3. Paseo a lo largo del puerto para ver la Opera y la Sirenita

Uno de los grandes inconvenientes cuando viajas solo es que necesitas ayuda para sacarte una foto. ¿La ventaja? Haces amigos enseguida, jajaja. Vi a un pobre chico que al igual que yo buscaba a alguien quién le sacase una foto y enseguida hicimos migas. Stéphane y yo seguimos recorriendo toda la zona del puerto juntos en busca de la Sirenita (unos 45 minutos de caminata todo lo largo del puerto de la capital danesa). Más o menos a medio camino, a vuestra derecha, os encontraréis con el majestuoso edificio de la Ópera (la iluminación de noche es espectacular) y a vuestra izquierda, la residencia de la familia real danesa, Amalienborg. ¡Advertencia! La primera vez que me acerqué a la famosa sirenita fue un fracaso: los turistas-paparazzis estaban acosándola a flashazos sin parar pero, ¡quién madruga, Dios le ayuda! En el segundo intento, verla al amanecer (junto a un par de japoneses) fue todo un acierto.

Sirenita Copenhague Dinamarca

Sirenita Copenhague Dinamarca

2.4. Ny Carlsberg Glyptotek

Independientemente de que la colección de este museo me encantase (10 000 obras  que van desde arte antiguo hasta joyitas de Gauguin, Degas, Toulouse-Lautrec y de mi amado Rodin), este edificio que recoge la colección privada del famoso cervecero es realmente impresionante tanto por dentro como por fuera. Destaca el precioso jardín de Invierno que une los dos edificios principales. Un pequeño oasis en una capital helada.

2.5. La Iglesia de Nuestro Salvador (Vor Frelsers Kirke) y la ciudad libre de Christiana

Tenía muchas expectativas puestas en Christiana, por su historia pero hoy en día me temo que esté muy lejos de lo que fue… Aún así no deja de ser una visita curiosa. Había oído hablar de esta comunidad independiente pero, hoy en día, poco queda de esa ciudad libre, la que había sido una comuna hippy autogobernada. Se ha convertido desgraciadamente en un barrio de casas okupas donde es fácil procurarse drogas…

A un paso de allí se encuentra la Iglesia de Nuestro Salvador (Vor Frelsers Kirke), recomendación de mi Couchsurfer. Me decidí a entrar y a subir sus vertiginosas escaleras exteriores que van en espiral todo lo largo de su capitel barroco (no apto para claustrofóbicos y/o personas con vértigo). Superar vuestros miedos merecerá la pena porque las vistas desde allí a todo Copenhague son espectaculares. 

2.6. El Castillo de Kronberg

Si disponéis de un día más, os recomiendo la visita al Castillo de Kronberg que se encuentra a apenas 45 min en tren del centro de Copenhague en dirección a Elsinor. Esta antigua fortaleza medieval, Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, que luego fue reconstruida durante el renacimiento, fue, según cuentan, el escenario que inspiró a Shakespeare para escribir Hamlet. Se puede entender perfectamente la importancia estratégica que tuvo este lugar ya que desde sus ventanas se divisa el mar y la actual Suecia a lo lejos. El tiempo acompañó y aquí podéis ver las bonitas fotos de esta fortaleza renacentista, muy distinta a lo que había visitado anteriormente.

Nota: Hay visitas guidas gratuitas en inglés.

Excursión al Castillo de Kronborg

Haz clic en la imagen para más información

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Actualizado el 26/05/2018

Una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.