DESCUENTOS Y TIENDA PARA EL VIAJERO
Botiquín de viaje
Botiquín de viaje

Consejos para preparar un botiquín de viaje y vacunas

Medicamentos básicos que llevar en un botiquín y vacunas obligatorias

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Última actualización:

¿Qué hay que llevar en un botiquín de viaje para estar bien preparado? Depende. Seguramente cada maestrillo tiene su botiquín de viaje ideal y, seguramente también, según el destino escogido conviene preparar el botiquín de primeros auxilios viajero de una forma o de otra.

Pero lo cierto es que con independencia del destino, hay ciertos utensilios y medicamentos que debe llevar un buen botiquín de viaje sí o sí. Elementos fáciles de encontrar en nuestro país de origen y que pueden sacarnos de mil y un apuros en el de destino. ¿Quieres saber cómo preparar un botiquín básico de viaje? Sigue leyendo.

Importante antes de hacer ningún botiquín de viaje

Hacer un botiquín de viaje viajero no implica «hacer un botiquín lleno de cosas raras que no sabes cuándo vas a usar». Todo lo que metas en tu botiquín de primeros auxilios tiene que tener una razón y, sobre todo, tienes que saber cuando has de utilizarlo (si procede).

Si además quieres saber qué vacunas necesitas para viajar de un país a otro, cómo contactar con el servicio de vacunación internacional, y cómo afrontar enfermedades como el paludismo (o malaria) y la fiebre amarilla, ¡sigue leyendo también! Porque en este artículo titulado consejos para preparar un botiquín de viaje y vacunas tienes todo lo que necesitas saber para saber cuidar tu salud de viaje.

💡 Quizás también te interese más información sobre Cómo preparar un viaje 

Botiquín de viaje
Botiquín de viaje

1. ¿Qué llevar en un botiquín de viaje?

Varios son los medicamentos que no pueden faltar en un buen botiquín de viaje y que te van a ser útiles en cualquier lugar del mundo. Por supuesto, a estos que te vamos a contar puedes añadir los que a ti te parezcan pertinentes, los que necesites por tus condiciones de salud específicas, o los que pienses que te van a hacer falta en un botiquín viajero determinado (según el país).

Pero de una cosa puedes estar seguro: todo lo necesario que tiene que tener un buen botiquín viene explicado a aquí. ¡Empezamos!

¡IMPORTANTE! A continuación vamos a dar nombres de medicamentos cuyo uso recomendamos solo cuando sea estrictamente necesario. Si tienes dudas de si en tu caso es «estrictamente necesario» tomar ese medicamento, o antes de tomar cualquier medicamento en general, consulta con un médico.  

 

1.1. Analgésicos

Los analgésicos son medicamentos que sirven para calmar o eliminar el dolor y, generalmente, para bajar la fiebre. Seguramente ya hayas tomado en algún momento de tu vida algún analgésico. El analgésico que te haya funcionado anteriormente es el que tienes que llevar en tu botiquín de viajero. Si no conoces ningún analgésico, prueba con Paracetamol (pero hay muchos analgésicos más, ¡mete en tu botiquín viajero el que te vaya bien!).

 

1.2. Antiinflamatorios

Los antiinflamatorios sirven para calmar prevenir, disminuir o calmar la inflamación de los tejidos y suelen usarse para aplacar dolores de cabeza o de otro tipo (de espalda, por ejemplo). Seguramente ya hayas tomado antiinflamatorios en algún momento de tu vida. En ese caso, el antiinflamatorio que te haya funcionado anteriormente es el que tienes que llevar en tu botiquín de viaje. Si no conoces ningún antiinflamatorio, prueba con Ibuprofeno (pero lo dicho, hay mil antiinflamatorios, ¡incluye el que a ti te siente bien en tu botiquín de viaje!).

 

1.3. Antidiarreicos

Los antidiarreicos son medicamentos que sirven para cortar la diarrea. Pero ojo, son un apaño, una solución momentánea para una diarrea suave y puntual derivada, por ejemplo, del cambio de agua o de alimentación. Entre los antidiarreicos más empleados por los viajeros está el Fortasec. Pero insisto, utiliza el que a ti te venga bien. Si nunca has usado un antidiarréico y te hace falta usarlo durante un viaje, prueba Fortasec combinado con una dieta astringente.

Utiliza antidiarreicos por tu cuenta y riesgo solo para salir de un apuro (por ejemplo, tienes que coger un vuelo un viajar en tren) o en caso de que tengas claro que tu diarrea es leve y puntual. Si tienes una diarrea importante, consulta a un médico lo más rápido que puedas porque «poner un tapón» no va a solucionar las causas de tu diarrea. Peor, esa diarrea podría ser indicio de alguna enfermedad que tienes que tratar.

 

1.4. Jabones desinfectantes o hidrogeles

Llevar un pequeño botecito de jabón desinfectante o hidrogel en el botiquín no cuesta nada y es muy útil para mantener la higiene en cualquier circunstancia. Puedes encontrar jabón desinfectante o hidrogel en cualquier farmacia, pero ya prácticamente la venden en cualquier gran superficie tipo Mercadona, Lidl o El Corte Inglés. El jabón desinfectante o hidrogel que a ti te guste está bien.

 

1.5. Desinfectantes y tiritas

Para las posibles heridas o ampollas que puedas padecer durante el viaje conviene llevar un desinfectante, tiritas, gasas y esparadrapo. Como desinfectante puedes llevar Betadine (pero insisto, lleva el que a ti te guste más) y como tiritas, las que más te funcionen.

A mí personalmente además de tiritas ‘normales’ (de las marrones -¡o de las de dinosaurios!- de toda la vida que encuentras en cualquier supermercado) me gusta llevar tiritas ‘segunda piel’ (tipo Compeed) para las posibles ampollas que me surgen al caminar. Para mi, el botiquín de viaje ideal lleva estas tiritas sí o sí.

 

1.6. Antibióticos

Los antibióticos, a veces llamados antibacterianos, son medicamentos que se venden con receta en casi todos los países, de ahí que convenga llevarse una caja de antibióticos en un botiquín viajero (por si acaso en ruta no los podemos conseguir). Ahora, igual que te digo que «conviene llevar» te recomiendo encarecidamente que no utilices antibióticos si no hay una razón de peso para hacerlo.

Los antibióticos se utilizan para curar infecciones bacterianas y, para matar las bacterias, matan algunas cosas más a su paso. Tomar antibióticos suele tener efectos secundarios, por eso requieren prescripción médica y por eso te recomiendo que los uses solo si es estrictamente necesario y, a poder ser, te lo indica un médico. Nada de tomar una pastillita de antibiótico por si acaso… Eso está mal hecho.

Los antibióticos más comunes en el botiquín de viaje son Amoxicilina y Clamoxyl, pero existen muchos. Consulta con tu médico e incluye el que consideres apropiado en tu botiquín de primeros auxilios de viaje.

 

1.7. Protectores gástricos

Los protectores gástricos no deberían faltar en el botiquín de viaje de aquellas personas con estómagos sensibles o con estómagos normales que se enfrente a gastronomías nuevas y peculiares. Suelen utilizarse antes de comer (para proteger el estómago de la comida o de otros medicamentos) y después (cuando algo te sienta mal). Entre los protectores de estómago más habituales se encuentra el Omeprazol, pero lo dicho, hay muchos protectores de estómago, ¡mete en tu botiquín de viaje el que más te guste!

En los últimos años ha habido un incremento del uso de los protectores de estómago y los antiácidos. Para saber cuándo consumirlos y, sobre todo, para ver si los estás consumiendo adecuadamente, consulta siempre con tu médico.

 

1.8. Suero oral

El suero oral es «una fórmula en polvo que favorece la reposición de líquidos en forma inmediata evitando la deshidratación ya que contiene sales de sodio, potasio, cloro y citrato, además de glucosas vitales para el buen funcionamiento del organismo (sobre todo, durante una enfermedad aguda diarreica)», explica el Gobierno de México desde su Secretaría de Salud.

Por eso puede ser interesante llevar unos sobrecitos de suero oral en el botiquín ideal de viaje. Utiliza estos sobrecitos diluidos en agua si te es necesario y ya verás como tu organismo mejora rápidamente.

 

1.9. Repelentes contra insectos

El repelente contra insectos es una de esas cosas que no pueden faltar en un buen botiquín de viaje, especialmente si viajas a países tropicales. Recuerda que la picadura de mosquitos es la causante de enfermedades temibles como el paludismo o la malaria, la fiebre amarilla, el dengue, etc. Y que tu mejor defensa contra estas picaduras es evitarlas usando, entre otras cosas, el repelente contra insectos.

Probablemente el repelente contra insectos más famosos sea Relec, pero igual, hay muchas marcas diferentes y muchas tienen productos muy interesantes. Incluye en tu botiquín viajero el repelente contra insectos que más te guste y más eficaz te sea. Asimismo, cuando viajes a un destino con paludismo, fiebre amarilla, etc. fíjate -o entérate- de qué repelentes usan los locales para combatir esas enfermedades. Si puedes, hazte con ellos.

¿Tengo que llevar mosquitera de viaje? En viajes ‘normales’ lo normal es que no tengas que llevar tu propia mosquitera, así que no te preocupes ni te compres una mosquitera que no vas a saber ni colocar.

 

1.10. Laxantes

¿Te acuerdas de que era vital llevar un antidiarreico en un buen botiquín de viaje? Pues el laxante no es vital, pero sí es un elemento interesante a añadir a cualquier botiquín viajero, porque nunca sabes cómo va a reaccionar tu estómago y tu intestino ante nuevos retos gastronómicos.

Si sufres de estreñimiento llévate tu laxante habitual. Si no, pregunta a tu médico, farmacéutico o herbolistero. Existen muchos remedios naturales para hacer de vientre, desde alimentos específicos hasta hierbas e infusiones. ¡Descúbrelos!

Si durante un viaje tienes problemas de estreñimiento pero no tienes laxantes, pregunta en una farmacia o herboristería local. Seguro que no eres el primer viajero con ese problema y que allí te sabrán ayudar.

 

1.11. Antihistamínicos orales

Los antihistamínicos son medicamentos que sirven para aliviar las reacciones alérgicas. Puede ser interesante llevar alguno contigo por si descubres que eres alérgico a algo durante el viaje… Aunque si hasta ahora no los has necesitado, probablemente tampoco los necesites de viaje. No obstante, si quieres incluir un antihistamínico en tu botiquín de viaje por si acaso prueba con Prometazina (pero lo dicho, hay muchos más, ¡usa el que quieras!).

 

1.12. Otras cosas que tiene que haber en un botiquín de viaje

A parte de lo dicho, en un buen botiquín de viaje no debería falta un colirio de ojos o lágrimas artificiales, Biodramina o cualquier otra pastilla para el mareo (especialmente si eres una persona que se marea), y protectores solares (para cuerpo y labios). Otro artículos como pinzas (que lo mismo te valen para hacerte las cejas que para sacarte una hastilla), cortauñas (¡vitales en viajes largos!), espejos, etc.

Y, por supuesto, ¡un termómetro! No pesa nada, no ocupa nada y te puede responder muchas preguntas en menos de cinco minutos.

Pueden ser muy útiles en un botiquín viajero y seguro que no faltan en el botiquín viajero ideal de muchas personas. Sobre ‘otros artículos’ que pueden ir en el botiquín de viaje o en el neceser del viajero hablamos en este artículo sobre Consejos de belleza mientras estás de viaje.

Recuerda que tú tienes la última palabra sobre tu botiquín de primeros auxilios. Usa el sentido común y complétalo como más te interese a ti.

Botiquín de viaje
Botiquín de viaje

2. Vacunación internacional

¿Qué vacunas necesito par viajar a un país determinado? Pues depende de ese país determinado y de tu país de origen o procedencia. Igual que cada país tiene un requerimiento de vacunas, cada país tiene un calendario y unas vacunas obligatorias (o no). Por ejemplo, en España hay unas vacunas obligatorias diferentes a las de Argentina o a las de Sudáfrica. Ni mejores, ni peores, simplemente diferentes ya que estas vacunas se adhieren a las necesidades sanitarias específicas de cada país.

¿Dónde me pueden dar una cartilla de vacunación?

Normalmente nos dan una cartilla de vacunación de niños. Si no tienes (o no encuentras) esa cartilla de vacunación, pide que te den una cartilla de vacunación nueva en tu centro de vacunación, centro de salud o ambulatorio (en el lugar donde suelas vacunarte). Después, recuerda llevarla contigo para que cada vez que te vacunes esa vacuna se refleje adecuadamente.  

Para saber qué vacunas necesitas para viajar a Tailandia, a la India, a México, a Perú, a Australia o a cualquier país que quieras viajar, consulta siempre las páginas oficiales de los ministerios de sanidad o equivalente de dicho país. En el caso de España, esta información la tienes en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores, en el apartado Recomendaciones de Viaje.

En el apartado Recomendaciones de Viaje tienes todos o casi todos los países explicados con detalle. Pincha en el que te interese y podrás ver los diferentes apartados sobre él. Uno de estos apartados es siempre «sanidad» y, dentro de este «sanidad», normalmente lo primero que se indica es si hay alguna vacuna obligatoria para viajar a ese país. En el caso de que la haya y tu no la tengas puesta, puedes pedir cita para vacunarte en «vacunación internacional» por Internet.

Busca el centro de vacunación internacional que esté más cerca de tu casa, y pide cita para hablar con un médico especializado que te ayude a decidir qué tratamientos o vacunas necesitas hacer para viajar a un país. ¿Con cuánto tiempo de antelación tienes que ir a Sanidad Internacional (si es que necesitas ir)? Pues un par de meses sería ideal, aunque no suele ser necesaria tanta antelación. Eso sí, no vayas a Sanidad Internacional el día antes de partir porque si tienes que ponerte alguna vacuna o hacer alguna profilaxis probablemente ya no te de tiempo.

2.1 ¿De qué hay que vacunarse para viajar al extranjero?

Como decíamos, depende del país. Ahora, las vacunas y profilaxis más frecuentes y recomendadas para viajar al extranjero son el tétanos, la polio, el cólera, la fiebre tifoidea, la hepatitis A y B, la fiebre amarilla y el paludismo o malaria. A estas dos últimas – fiebre amarilla y paludismo o malaria- les dedicamos un apartado más amplio al final de este artículo.  

A modo de resumen sobre vacunas para viajar al extranjero puedes consultar esta tabla sobre las vacunas que se necesitan para viajar. Pero lo dicho, infórmate siempre en las páginas oficiales de cada país para asegurarte de que la información sobre vacunas está actualizada.

Vacunas por continente
Vacunas por continente (Fuente: Raffles Medical Group)

2.2. Vacunas contra el paludismo o la malaria

El paludismo y la malaria son la misma enfermedad, una «enfermedad febril producida por un protozoo y transmitida al hombre por la picadura de mosquitos anofeles» según la Real Academia de la Lengua Española. Por desgracia, en 2020 aún no existe vacuna contra el paludismo o la malaria y la mejor forma de no contraerla es evitar que no te pique el mosquito que la causa.

A pesar de que aún no existe vacuna contra el paludismo o la malaria, si que existen profilaxis o protecciones en forma de medicamentos que ayudan a prevenirla. Estos medicamentos se llaman medicamentos antipalúdicos o antimaláricos. Uno de los medicamentos antipalúdicos más famosos entre los viajeros es el Malarone, pero ojo que hay muchos más.

No voy a explicar aquí cómo se toma el Malarone porque creo que, antes de tomar una medicina como esa, es necesario consultar al médico. Así que si crees que necesitas tomarla, consulta a tu médico.

Lo que sí creo que es importante recalcar es que ni el Malarone ni ninguna otra profilaxis contra el paludismo o la malaria te protege totalmente de contraer la enfermedad. Lo mejor que puedes hacer para evitar el paludismo o la malaria es seguir las recomendaciones que incluye el prospecto del Malarone:

– Usa repelente de mosquitos en todas aquellas áreas del cuerpo donde se vea piel.

– Lleva ropa de colores claros que cubra la mayor parte posible del cuerpo, especialmente al anochecer que es cuando los mosquitos están más activos.

– Duerme en una habitación protegida contra  mosquitos o bajo una mosquitera impregnada con insecticida.

– Cierra las ventanas y las puertas al anochecer, si no están protegidas.

– Utiliza un insecticida (en pastilla, en spray, eléctrico, etc.) para despejar la habitación de insectos o impedir que entren.

 

El paludismo o la malaria es una enfermedad muy seria que puede causar la muerte. Sus síntomas más comunes son fiebres altas, escalofríos, dolor de cabeza, nauseas, fatigas y dolor muscular. No es una gripe, si coges el paludismo o la malaria te vas a encontrar realmente fatal y vas (o deberías) salir corriendo al hospital.

 

2.3. Vacunas contra la fiebre amarilla

Como el paludismo o la malaria, la fiebre amarilla es una enfermedad provocada por la picadura de un mosquito que porta un virus. Según la Organización Mundial de la Salud: «la fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica» donde el «término ‘amarilla’ alude a la ictericia que presentan algunos pacientes». A día de hoy, se encuentra fiebre amarilla en zonas tropicales de África, de América Central y de Sudamérica.

La fiebre amarilla es una enfermedad muy seria para la que uno tiene que estar correctamente protegido. Por suerte, para la fiebre amarilla si que existe una vacuna. Según al OMS, «la vacuna contra la fiebre amarilla es segura y asequible, y una sola dosis es suficiente para conferir protección de por vida, sin necesidad de dosis de recuerdo».

¿Qué pasa si  no te pones la vacuna de la fiebre amarilla?

– Si no te pones la vacuna de la fiebre amarilla en un país donde no es obligatoria, no pasa nada.

– Si no te pones la vacuna de la fiebre amarilla para entrar en un país que te requiere estar vacunado de la fiebre amarilla, puede que no te dejen entrar al país.

– Si no te pones la vacuna de la fiebre amarilla para visitar un país que recomienda ponerse la vacuna de la fiebre amarilla podrías enfermar de fiebre amarilla.

Algunos países exigen certificados de vacunación contra la fiebre amarilla a aquellos viajeros que proceden de países en los donde existe la enfermedad y hay un riesgo de transmisión. Si en tu país la fiebre amarilla no existe (como es el caso de España), no necesitarás presentar ningún certificado de vacunación contra la fiebre amarilla. Si en tu país si que existe la fiebre amarilla, probablemente te van a exigir que tengas puesta la vacuna contra la fiebre amarilla.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social de España «recomienda la vacunación contra la fiebre amarilla a todos los viajeros a partir de 9 meses de edad en áreas donde exista evidencia de transmisión persistente o periódica del virus de la fiebre amarilla». Si quieres ponerte la vacuna contra la fiebre amarilla tendrás que consultar con tu médico, ya que en España no es una vacuna obligatoria.  

En este apartado de la página web oficial del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social de España puedes ver qué países exigen esta vacuna para viajar a ellos

Botiquín de viaje
Botiquín de viaje

Código ético Este post NO ha sido patrocinado. Los enlaces o las menciones a marcas que incluyo en este texto han sido introducidos porque creo que pueden tener interés para el lector. TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías. [/plain]

💡Quizás también te interese más consejos sobre viajar solo