DESCUENTOS Y TIENDA PARA EL VIAJERO
Bolso mochila
Bolso mochila

Los bolsos mochila para viajar

¿Por qué nos gustan tanto los bolsos mochila?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Aaay…la eterna duda: ¿maleta, bolso, mochila…? ¿Qué necesito para mi viaje? ¿Cuál es la mejor manera de llevarlo todo de una manera cómoda y confortable? Cuando nos marchamos más de un par de días, está claro que la maleta es indispensable…pero, ¿y para esas cositas pequeñas y ultra necesarias que tenemos que tener a mano en todo momento? Nuestra vocecilla de la conciencia más tradicional nos dice que los bolsos visten más, aunque son un poco de “señora”, y que las mochilas son para ir al cole…pero ¿qué me dices de la tendencia de los bolsos mochila? Si podemos tenerlo todo, ya no hay que elegir.

Bolso mochila
Bolso mochila

¿Es mejor viajar con maleta o con mochila?

He aquí la eterna pregunta del viajero sin respuesta, porque no la hay. Maletas y mochilas tienen ventajas e inconvenientes dependiendo del destino y de los gustos de quien las lleva. Mi consejo es que lleves el formato de equipaje que a ti te sea más cómodo, pero que lo prepares con cabeza, siguiendo todos los consejos que vienen a continuación que puedan serte útiles.

💡 Quizás también te interese más información sobre Cómo preparar un viaje 

 

1. ¿Qué son los bolsos mochila?

Cada vez están más presentes los bolsos mochila para hacer turismo y para el día a día: la comodidad y el diseño urbano se juntan en este complemento. Los bolsos mochila combinan las ventajas de ambas cosas. De la mochila tiene su versatilidad y la comodidad de llevarla a la espalda, lo que nos deja mucha mayor libertad de movimientos. Del bolso, pues sí, del bolso tiene el diseño.

¡Los mochilones no son ya la única opción! (aunque claro que siguen teniendo su momento y su lugar, no lo olvidemos). Y, además, es muy difícil que con una mochila urbana de este tipo nos den problemas para llevarla como equipaje de mano.

Como decíamos antes, las mochilas ya no son sólo para “ir al cole”. Ya no son esos trastos que llevábamos a la espalda cargados de libros. Diseñadores muy variados han ido sofisticando el formato mochila y han conseguido hacerlo más y más atractivo. En esta idea se basa el concepto de bolso mochila: líneas más refinadas para crear piezas en las que se unen el diseño y la funcionalidad.

En resumen, los bolsos mochila apuestan por ser útiles y cómodos pero sin renunciar a una buena imagen. Para facilitarnos la vida y ser lo más cómodos posible, es muy habitual que incluyan multitud de compartimentos y bolsillos para llevar todo lo que necesitamos: documentación, libros, móvil, cartera, etc. Evidentemente, también hay bolsos mochila para portátil, con un compartimento ideado específicamente para nuestro querido ordenador portátil bien protegido. Así que, un bolso mochila con compartimentos nos evita el engorro de tener que sacar las cosas para llegar a lo que se ha quedado en el fondo.

 

2. Cómo elegir tu bolso mochila

Evidentemente, lo primero que tienes que pensar es qué necesitas llevar contigo. En base a esto, elegirás una mochila de un tamaño u otro y necesitarás más o menos compartimentos para que la mochila sea 100% útil. Piensa que estamos hablando de un complemento que te sirve de apoyo, para llevar en tus paseos y visitas (o en el día a día cuando estás en casa).

Los complementos tipo bolsos mochila, mochilas, bolsos bandolera,… es decir, los complementos que llenamos de cosas para llevarlas de aquí para allá. Todos ellos se definen en relación a su capacidad en litros (volumen). Mi consejo es que para tu bolso mochila no te venga muy arriba y no te pases de los 20 o 25 litros.

 

3. Consejos para sacarle el máximo partido a tu bolso mochila

Como ya mencionábamos en un post anterior, hay unos detalles muy importantes a la hora de elegir una mochila.

  • En primer lugar, que te sea cómoda. Piensa que es peso que le llevarás a tu espalda, así que no te pongas en modo caracol (eso de llevar la casa a cuestas tampoco es buena idea) y asegúrate de que se te ajusta bien. ¿Y qué necesitas para se ajuste a la perfección? Pues que las tiras sean resistentes y se adapten a tus hombros (y al peso que le metas). Además, no te olvides de asegurarte de que la base sea bien resistente, para que te dure más.
  • No te quedes con lo primero que encuentras, ¡hay muy buenas opciones de bolsos mochila con compartimentos y cremalleras! Además de facilitarte el trabajo de encontrar lo que buscas en cada momento, también hacen más difícil que los que tengan la mano larga puedan llegar a tus tesoros.
  • ¡Y no olvidemos los complementos! Aunque la lluvia es arte en muchos sitios, en todos ellos moja…así que una mochila impermeable o una fundita siempre es un plus.

 

4. ¿Qué cosas necesitamos a mano y llenarán nuestros bolsos mochila?

Cada persona es un mundo (afortunadamente), pero sí es cierto que hay una serie de elementos que son indispensables o, por lo menos, habitualmente presentes en cualquier bolso o mochila: 

  • No puede faltar la documentación y la cartera, donde llevar nuestro dinerito y/o tarjeta de crédito (en este link te damos consejos sobre cómo preparar tu maleta y cuidar de tu documentación y cositas de valor)
  • El teléfono móvil es algo obligado y, claro, el cargador para mantenerlo vivito y coleando. Normalmente, unos auriculares acompañan al móvil, ¿verdad?
  • Seguramente llevarás contigo el portátil y su cargador, especialmente si eres nómada digital, y/o la cámara de fotos.
  • Es posible que lleves algún libro para los ratos muertos o un cuaderno donde apuntar ideas (o dibujar si eres más artista).
  • Una botellita de agua para mantener la hidratación.
  • No es mala idea llevar contigo también alguna crema para el sol y cositas de botiquín de uso más inmediato.

¡Así que, no lo dudes: apuesta por la comodidad sin renunciar al diseño, pásate al bolso mochila!

Este post ha sido patrocinado, es decir, que he obtenido una retribución económica o un servicio a cambio, sin embargo, TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías. No acepto nada que incumpla mi código de ética y mi moral. ¡Sinceridad ante todo! Este tipo de posts me permiten seguir adelante con este blog.