1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Eres una persona responsable a la que le gusta viajar despacio y buscas alojamiento gratis para ahorrar durante tu próximo gran viaje?

¿Te gustaría irte de viaje durante varios meses pero no tienes a nadie que pueda cuidar de tu mascota?

Descubre conmigo House sitting: Cómo funciona, en qué consiste exactamente.

💡Quizás también te interese más Consejos sobre Alojamiento

1. ¿Qué es House sitting y cómo funciona?

Como indica literalmente su nombre se trata de “House” y “Sitting”, de hacer de “Cuidador de Casas”. Es un intercambio con beneficio mutuo: una persona (un sitter) se hace responsable de cuidar una casa (con plantas y mascotas a veces incluidas) mientras sus propietarios están de viaje (los owners).

Las claves de este intercambio son la confianza, la honestidad y la responsabilidad.

¿House sitting es gratis? ¿Qué hay que hacer?

Si quieres ser sitter, te ofrecen una casa y te permiten alojarte en ella a cambio de cuidarla. Está claro que es un gran ahorro a la hora de viajar, una opción de gran ayuda si viajas con bajo presupuesto, pero también conlleva muchas responsabilidades.

¿Qué tendrás que hacer? Dependerá de cada “owner”. Algunos te pedirán que sólo le des de comer y darle mimos a los animales para que no los echen de menos, otros que cuides de la casa (limpies y vigiles). Recuerda que NO TE PAGARÁN. Es un trabajo voluntario y ofreces tus servicios a cambio de una vivienda. En algunos casos, también pueden pedirte que te hagas cargo de los gastos que generes de luz y agua, por ejemplo.

Es una opción que está ganando cada día más de adeptos y te encontrarás a miles de casas y mascotas buscando a alguien que cuide de ellos mientras sus dueños no están.

Pero, ten en cuenta que la mayoría de los portales de housesitting, por la seguridad de sus usuarios (ya que los que intervienen en el intercambio no se conocen, al fin y al cabo), cobra una cuota para registrarte (entre 20 y 90 euros al año). Eso sí, es muy probable que lo compenses sobre todo en países como Estados Unidos, Nueva Zelanda o Canadá.

 

2. Portales de Housesitting

Si te gusta la idea tanto si porque no quieres dejar tu casa sola como si buscas alojamiento gratis, aquí te dejo una recopilación de webs de house sitting.

Tendrás que crear un perfil. Recuerda que cuánto más completo sea, mejor porque le darás más confianza a la persona con la que harás el intercambio. Además, es recomendable que consigas recomendaciones. Podrás así ponerte en contacto con los owners (propietarios) y si creen que eres un buen candidato te entrevistarán. Finalmente, si llegáis a un acuerdo, os pondréis de acuerdo sobre las condiciones para vuestra colaboración y ¡Listo!

Consejos para ser un buen house sitter
Sé responsable, honesto y agradecido. Trata la casa con respeto y cuida de las mascotas como si fuesen las tuyas.
Dejar un detalle cuando te vayas es una muy buena idea, sobre todo, después de la no haber gastado nada en alojamiento.
Contrólate con los gastos de luz (iluminación, aire acondicionado, calefacción, etc.) y agua.
Ten siempre el número de los dueños a mano en caso de emergencia.
 

Más información sobre House sitting

Si tienes más dudas te recomiendo leer House Sitting Magazine, una revista online en inglés exclusivamente dedicada a ese tema. Ofrecen descuentos en varios portales de house sitting y puedes descargarte la revista tanto en pdf como leerla a través de su App.

También existe la web en español, Laguiadelhousesitting, pero para poder accederla a ella hay que pagar 8 dólares para acceder a ella. Cuenta con unas 100 páginas y recoge consejos y tips en base a la experiencia de sus autores.

 

2.1. House sitting en Australia

Si estás buscando una casa en Australia, tienes que saber que Aussie House Sitters es uno de los portales más importantes del país. Gratuito para los propietarios y 84 dólares para los cuidadores de casas.

Se trata de uno de los portales más veteranos (nació en 1999). Es gratuito para los propietarios y los sitters tienen varias tarifas: 60 $ para 4 meses, 65 $ para 12 meses y 85 $ para 18 meses. Si eliges algunas de las 2 últimas mensualidades y no encuentras alguien para el intercambio en ese plazo te devuelven 30 $ y te regalan 3 meses de más de servicio.

 

2.2. House sitting en Estados Unidos

Si vas a viajar por mucho tiempo por Estados Unidos, existe el portal especializado House Sitters America. Los propietarios no pagan y el precio es de 30 $ para los sitters.

Si quieres cuidar la casa de algún rico americano, en Luxury House Sitting sólo tendrás que pagar una cuota de 25 $ al año. ¡Suerte con la selección!

 

2.3. House sitting en Nueva Zelanda

Para buscar un intercambio en Kiwi House Sitters, tendrás que pagar 84$ para poder acceder a su portal. Los propietarios ponen su anuncio gratuitamente.

 

2.4. House Sitters en Reino Unido

Los propietarios pueden poner su anuncio gratuitamente y los sitters tienen que pagar 29 libras por año.

 

2.5. House sitting en todo del mundo

Aquí encontrarás los portales ordenados por orden alfabético.

El registro es gratuito tanto para propietarios como para sitters, pero los owners pueden pagar 25$ para una cuenta Premium y los sitters una membresía de 50 $ para poder contactar con los propietarios.

 

Esta web ofrece un registro gratuito con características limitadas y luego una cuota normal de 60 $ al año o Premium de 99 $ al año.

 

En este portal creado en 2005, los propietarios se podrán registrar gratuitamente y los sitters pagarán 20$.

 

Puedes registrarte gratuitamente para echar un vistazo a las ofertas y luego tienes las opciones de pagar 25 € para un trimestre o 65 € para todo un año.

 

Es una de las páginas más populares actualmente del sector. Los propietarios y los sitters pagan lo mismo: una cuota anual de 89 €. 

 

3. Experiencias y opiniones de bloggers de viaje

Los bloggers de viaje viajamos mucho por lo que hay que tener a raya el presupuesto pero… ¡También tenemos mascotas! Estas son las experiencias de algunos de ellos.

 

– Jose y Gloria. El Viaje me hizo a mí

View this post on Instagram

Hoy cumple años nuestro #Tuno. Decidimos que fuera este día porque hoy justo hace 3 años que le rescatamos de la protectora. Nos dijeron que tenía alrededor de un año, así que pensamos que sería un gran día celebrar que pasó a una vida mejor. El amor que te hemos dado nos lo has devuelto con creces porque eres agradecido cada momento y cada día que pasas con nosotros. Solo os pedimos una cosa: #NoCompresAdopta que lo agradecerán por siempre. * * * #amorperruno #lovedog #travelguau #perroviajero #amordeperro #traveldog #perro #viajar #lovedog #lasviajerashispanas #lovedogs #lovedogs🐶 #adoptanocompres #atardecer #felizdomingo #elviajemehizoami #tuno #amordeperro

A post shared by El viaje me hizo a mí (@elviajemehizoami) on

A nosotros no nos gusta dejar a Tuno con otras personas pero por desgracia en ocasiones no te queda más remedio que hacerlo, ya sea por las trabas que pueda poner el medio de transporte, el alojamiento o el destino en sí mismo.

En estos casos solemos apostar por el antiguo alumnado de Gloria que además ya lo suele conocer de Instagram y está deseando quedarse con él. Además son jóvenes a los que siempre les viene bien un dinerillo extra.

En las tres ocasiones en las que esto no ha sido posible por cualquier motivo siempre hemos apostado por la web de DogBuddy. Allí hay personas, normalmente también propietarios de perros, que se ofrecen para cuidar a otras mascotas por entre 10€ y 15€ por día.

En las tres ocasiones que lo hemos hecho, Vigo porque no le dejaban entrar en las islas Cíes, Granada porque surgió un viaje de repente y Málaga un fin de semana que nadie se podía quedar con él la experiencia ha sido positiva. En nuestro caso no miramos el precio sino que la persona que se iba a quedar con él tuviese buenos comentarios.

 

– Javier Vique. El Mundo de Magec

Nuestra experiencia con el housesitting y petsitting se restringe solo a receptores “cuidadores” y siempre dentro de un ámbito más informal que el de las plataformas que ofrecen este servicio. Boca a boca, familiares y amigos.

A nosotros todas estas propuestas de economía colaborativa nos parece genial siempre que se haga un buen uso de ellas. Hemos sido usuarios y anfitriones de AirBnb, aunque viendo laproblemática que se ha generado con el alquiler en las ciudades hemos ido dejando de lado esta plataforma y nos hemos ceñido al Couchsurfing, que nos genera mejores sentimientos.

Dejar tu casa entera va un paso más allá. Nosotros empezamos por pura necesidad, realmente no dejábamos la casa, que también; si no que dejábamos a alguien cargo de nuestra mascota Pisco, un perro rescatado de la calle y que por mucho que lo quisiésemos es bastante complicado llevarlo de viaje a otro continente durante uno o dos meses.

Ahora que nuestra mascota murió, como parece que le hemos pillado el gustillo a que nuestra casa se sienta viva en nuestra ausencia, cuando salimos de viaje seguimos dejando a alguien a cargo de la casa. Normalmente amigos.

La principal ventaja de hacer estos intercambios fuera de plataformas es que sabes perfectamente a quién estas metiendo en tu casa o con quién estás dejando a tus mascotas.

El principal inconveniente te lo dice el refranero español… buscad los refranes que hablan sobre la confianza y verás por qué… no siempre podemos decir que a nuestra vuelta la casa la hayamos encontrado tal cual nos hubiese gustado.

Usando plataformas pierdes un poco ese control de a quién metes en casa pero, algo que hemos comprobado usando Couchsurfing, si haces un buen estudio de perfiles y referencias, estamos seguros de que la experiencia será igualmente satisfactoria o, incluso, puede que más.

 

– Valen & Jesper. Un poco de Sur

View this post on Instagram

Saliendo de uno de los templos que más nos ha gustado un buen señor nos robó esta imagen y resultó tan natural y agradable que el mismo nos dió sus datos de contacto para poder hacernosla llegar. ⠀ ⠀ No somos modelos de instagram, que le vamos a hacer. Pero felices lo somos un rato.⠀ ⠀ __⠀ ⠀ Leaving one of the temples I liked the most a good man stole this image, it turned out to be so natural and cute he himself offered us his contact details to be able to get the picture. ⠀ ⠀ We are not Instagram models, nothing we can do about that, but hey, we are happy as fuck. ⠀ ⠀ ⠀ #india_clicks #indiapictures #incredibleindia #couplestrip #travellingcouples #loveisintheair ⠀ #ig_india #natgeoindia #igramming_india #everydayindia #onlyindia #indianphotography #travelphotography #travelbug#seetheworld #backpackerstory #adventureinspired #traveldairies #happymoments

A post shared by Valen 🇨🇴🇪🇸 Jesper 🇩🇪 Willy🚙 (@unpocodesur) on

Las webs que más usamos son Trusted Housesitters y Nomador pero también usamos grupos de Facebook varios (buscando Petsitting o Housesitting). Para las dos primeras hay que pagar membresía, para los grupos no. Aun así la membresía merece la pena si se va a hacer uso real de la aplicación (con un par de semanas al año ya te ha salido a cuenta respecto a precio).

Nosotros, al ser pareja y viajar a tiempo completo, hemos encontrado en el housesitting una manera ideal de mantener nuestro estilo de vida a la vez que tenemos algo de estabilidad y compañía, que es lo que más echamos de menos en largas temporadas fuera de «casa». 

Nos ha sido siempre relativamente fácil encontrar lugares, preferimos los alejados y las estancias de más de 3 semanas, de hecho, diríamos que el housesitting es genial en esos casos. Dudamos que sea viable en viajes más cortos ya que en algunos casos las responsabilidades quitan tiempo suficiente como para no poder aprovecharlo en turismo si solo se tienen unos días en la localización. Es importante también tener en cuenta cuan aislado te vas a encontrar ya que en muchos casos no se dispone de medios de transporte.

Lo más importante es crear un perfil completo, hablar un inglés relativamente digno y ser un amante de los animales. Ya una vez se haya conseguido un sitio es muy importante mantener la comunicación con los dueños tanto antes como durante la estancia.

Hay mucha oferta en Europa, Norte América y Oceanía y no tanta en Asia y Latinoamérica, pero va aumentando con el tiempo.

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.