1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

¿Vas a pasar próximamente 3 o 4 días en Edimburgo y no tienes ni idea por dónde empezar? Aquí tienes toda la información completa para preparar tu viaje a Escocia.

¡Además estás de enhorabuena! “Edinburgh” (en inglés) es una ciudad perfecta para caminar: todo está cerca pero tiene un sinfín de cosas por ver y realmente para todos los gustos.

💡 Quizás también te interese…

1. Mapa de Edimburgo

Aquí tienes un pequeño mapa para hacerte una idea si quieres hacer un poco de turismo por Edimburgo.

2. Cinco lugares imprescindibles para conocer Edimburgo

2.1. La Old Town (La ciudad vieja)

Patrimonio de la Humanidad, la Ciudad Vieja (Old Town) se encuentra alrededor de la Royal Mile (La milla real). ¿Por qué se llama así? Pues porque la milla real une el Castillo de Edimburgo (una antigua fortaleza del s. XII) y el Palacio de Holyroodhouse (Residencia real. La reina de Inglaterra aún se aloja allí cuando viene a Escocia).

 

 

💡 En la Royal Mile tienes unos postes en los que casi cada hora arrancan Free Tours de varias compañías. Los guías suelen ser estudiantes o futuros guías que se suelen esforzar al máximo ya que dependen de la propina (se recomienda dar entre 5 y 10 libras por persona en función de si te gustó). Yo lo hice en español con esta empresa y estuvo bastante bien.

Todo la Royal Mile es de recorrido obligatorio. Tiene muchísimo encanto y no te puedes perder:

  • El Castillo de Edimburgo 

💡 Si te interesa visitar el Castillo de Edimburgo, reserva tu entrada con antelación para evitar colas. ¡Es el lugar más visitado de toda la ciudad! La entrada me pareció bastante cara ya que el palacio no conserva mucho en su interior. Las vistas sobre la ciudad sí son bonitas pero lo más destacable son la sala en la que se exhiben las joyas de la corona y la piedra del Destino.  Cada 15 minutos hay visitas guiadas pero sólo en inglés.

Entrada al Castillo de Edimburgo

Haz clic en la imagen para más información

  • El Gaitero escocés que está siempre tocando junto al Castillo y que está de foto (nunca mejor dicho) para todos los turitas
  • Los Closes: La ciudad vieja de Edimburgo conserva aún un diseño medieval por lo que os encontraréis con un montón de callejoncitos (la mayoría de ellos bastante oscuros), llamados “Close” de los que se cuentan muchas leyendas: asesinatos, actos de canibalismo y apariciones de fantasmas…. ¡Id mentalizándoos! Estos escoceses se aburrían mucho antiguamente y les encanta las historias macabras y de miedo (de hecho, tenéis varios tours nocturnos por la ciudad con visitas a cementerios incluidas). Dicho esto, indicar que en la Universidad de Edimburgo existe una cátedra de parapsicología. ¡Como para no creer!

💡 Si te gustan las historias de fantasmas, Edimburgo te va a encantar. Se considera que algunos lugares de la ciudad como Mary King Close posee un 4 en la escala de Poltergeist (la más alta para medir actividades paranormales).

Excursión de los fantasmas en Edimburgo

Haz clic en la imagen para más información

  • La Catedral de Saint Giles y su corazón en el que todos escupen: Los escupitajos por las calles de Edimburgo puede estar multado con 60 libras pero es gratis si lo hacéis en ese corazón que está en el suelo frente a la catedral. Incluso si hacéis diana, dicen que trae buena suerte. (Cuentan que antiguamente en esa plaza se les escupía a los que iban a ser ahorcados, de ahí la tradición)
  • La estatua de Hume. Si le tocas los pies a la estatua del pobre Hume, dicen los escoceses que te traspasará toda su sabiduría, ejem ejem. Conclusión: de tanto tocarlo, los turistas le han sacado brillo y ahora el pobre hombre tiene los dedos de los pies dorados.
  • El Palacio de Holyroodhouse. El final de la Royal Mile, al lado opuesto del Castillo de Edimburgo se encuentra la residencia real. Junto a él se encuentran las ruinas de una antigua abadía. Estaba cerrado el día que fui así que queda muy pendiente visitar su interior para la próxima vez.
El Palacio de Holyroodhouse

Haz clic en la imagen para más información

  • El Museo Whisky Experience. Si te interesa aprender algo sobre Whisky pero no eres muy de museos, este mini parque de tracciones sobre este “agua escocesa”, te gustará.
Scotch Whisky Experience

Haz clic en la imagen para más información

Fuera de la Royal Mile, tampoco os podéis perder:

  • Victoria street. Como no había espacio en la ciudad, se empezó a construir en vertical. Esta calle es considerada como una de las más bonitas de la ciudad y sus edificios tienen hasta seis plantas.
  • El cementerio de Greyfard y el perrito Bobby. Como os comentaba antes, la ciudad tiene un montón de supersticiones y extraños casos Poltergeist. En este camposanto os contarán historias de lo más escalofriantes pero también la más conmovedora anécdota del terrier, Bobby, que permaneció 14 años junto a la tumba de su dueño y que ahora allí dedicada una estatua a la que todos le frotan la nariz con la esperanza de volver a Edimburgo.
  • Grassmarket. Esta bonita plaza, que se encuentra en la parte de atrás del castillo, fue otro lugar de ejecuciones. Hoy está llena de vida por todos sus pubs. Dicen que en The Last Drop (literalmente “El último trago” que pedían los que iban a ser colgados) se puede probar el mejor Haggis de la ciudad. 😉 

Free tour por Edimburgo

Reserva aquí tu Free tour por Edimburgo

2.2. La New Town (La ciudad nueva)

Otro punto de intéres, paralela a la Royal Mile, en la parte baja de la ciudad, es Princess Street, una enorme calle peatonal y comercial alrededor de la cual se fue desarrollando la Nueva Ciudad.

Paralela a Princess Street se encuentra Rose Street que tiene mucho ambiente. Allí encontraréis pubs, cafeterías y restaurantes geniales. Mi preferido el Standing Order (un pub clásico con hamburguesas caseras baratas y riquísimas).

Tampoco te puedes perder el Monumento a Walter Scott que está en unos bonitos jardines que separan la ciudad vieja de la ciudad nueva y la Galería Nacional de Edimburgo con obras de Velázquez, Tiziano o Van Gogh.

2.3. Carlton Hill

El mirador por excelencia sobre todo Edimburgo. La ciudad desde lo alto es realmente preciosa. Si bien es cierto, que las vistas también son impresionantes desde el Castillo de Edimburgo, me quedo con las de Carlton Hill, un lugar muchísimo menos turístico.

 

2.4. Los Museos de Edimburgo

Aunque no seas muy de museos, ten en cuenta que el tiempo en Edimburgo es muy cambiante. Los escoceses tienen un dicho de que en un solo día pueden tener las cuatro estaciones, por lo tanto, no viene mal, meterse en algún museo en los días de lluvia. ¿Lo mejor de todo? Que casi todos los museos de Escocia son gratuitos. Si buscais grandes obras maestras, en la Galería Nacional encontrarás cuadros de Velázquez, Tiziano o Van Gogh. La entrada a la Scottish National Portrait Gallery es un museo de retratos pero merece muchísimo la pena por encontrarse en un llamativo edificio de ladrillo rojo Gótico del s. XIX. También recomiendo el Museo National de Escocia que es de lo más entretenido y que gustará tanto a grandes como a pequeños. Tiene de todo un poco ciencia, tecnología, diseño… ¡Allí también podrás ver a la primera oveja clonada de la historia, Dolly! 

 

2.5. El Barrio de Leith

Si dispones de tiempo el barrio de Leith (la zona portuaria) también es una zona muy bonita. Si eres fan de la Reina de Inglaterra, también puedes visitar el barco-museo Britannia que se encuentra allí anclado.

Yate Real HMY Britannia

Haz clic en la imagen para más información

 

3. Excursiones de un día alrededor de Edimburgo

Si te apetece un poco de naturaleza y te gustan los castillos, es posible contratar excursiones de un día desde Edimburgo. Durante mi visita a Escocia hice dos sobre las que puedes leer en los siguientes enlaces.

3.1. Excursión por las Highlands (Tierra Altas de Escocia)

Excursión al Lago Ness

Haz clic en la imagen para más información

 

3.2. Excursión por las Tierras Bajas de Escocia

Excursión por las Trosssachs

Haz clic en la imagen para más información

 

3.3. Un día en Glasgow

Aquí encontrarás mi viaje y guía de Glasgow.

 

4. Dónde dormir en Edimburgo

Lo ideal es encontrar un alojamiento entre la ciudad vieja y nueva pero la estancia se encarecerá. Como ya comenté anteriormente es muy fácil de recorrer la ciudad de Edimburgo a pie por lo que no te obsesiones con una zona en concreto.

 Durante mi primera estancia, alquilé una habitación privada en Airbnb. La segunda vez, me he hospedado en el Motel One. Lo recomiendo porque tiene un precio razonable y está MUY bien ubicado.

💡 También te puede interesar Presupuesto para viajar a Escocia.

Free tour por Edimburgo

Reserva aquí tu Free tour por Edimburgo

5. Qué y dónde comer en Edimburgo

Durante mi primera estancia en el país, mi presupuesto no me permitió probar todo lo que hubiese querido. En esta segunda visita he podido probar más cosas y descubrir un poco más su gastronomía. Desgraciadamente, mi veredicto sigue siendo el mismo. La gastronomía escocesa no sigue sin parecer gran cosa.

  • El desayuno escocés: Si te gusta desayunar fuerte, Escocia es tu país. Huevos, beicon, alubias con tomate, morcilla, tostadas… ¡Una forma potente de empezar el día!
  • A la hora de la comida, los escoceses apenas paran para el almuerzo y se conforman generalmente con una sopa y un sándwich. Pizzas, perritos, hamburguesas, comida internacional: nunca os faltará comida basura.
  • El plato nacional (Reino Unido) es el Fish and Chips (abadejo rebozado y frito con patatas fritas).
  • El Scottish Egg: ¿Qué ocurriría si decidieses hacer una albóndiga gigante con carne picada (en vez de bechamel) y le metieses un huevo duro en el centro? Pues eso, un ¡Scottish Egg!
  • El Scotch Pie: una tarta salada de masa brisa rellena de carne picada de cordero. Es típica de Glasgow.
  • El Haggis: El plato tradicional escocés por excelencia, incluso existe un poema-oda dedicado a él. Si intentáis olvidar de qué se trata (vísceras de oveja picadas), podréis probar una especie de morcilla bastante sabrosa y condimentada que se acompaña de puré de patatas y puré de zanahoria y nabo (plato al que llaman haggis, neeps and tatties.
  • Los mejillones: Estamos en una ciudad con puerto. En Rose Street podréis encontrar numerosos pubs dónde los sirven preparados de miles de maneras.
  • El salmón escocés: Uno de los buques insignias de la economía del Reino Unido. Las heladas aguas del norte procuran las condiciones adecuadas para su crianza.
  • Los dulces: los golosos estarán encantados. Los Escoceses adoran las tartas, las galletas de mantequilla (short breads) y pasteles para acompañar un buen té.5.
  • Comer no comen bien pero, en los pubs, las pintas de cerveza, el whisky y la música en directo nunca suelen faltar.

💡 También te puede interesar Presupuesto para viajar a Escocia.

6. Cómo moverse por Edimburgo

Para bajar del aeropuerto al centro, los opciones más fáciles son el tranvía y el bus.

Es muy fácil moverse por la ciudad: hay muchísimos buses y en las paradas suele venir indicado el tiempo de espera (también te puedes descargar la aplicación al móvil). Se compra el billete a bordo (un viaje sencillo o para todo el día) y es necesario entregar el cambio justo. Se entra y sale por la única puerta delantera del bus (por lo que siempre hay que esperar a que la gente baje antes de subir). Los autobuses son de dos plantas. Al bajarte del bus, no te olvides de darle las gracias al conductor, tal y como lo hacen los autóctonos (muy educados, ellos). 😉

 

7. Otros consejos para visitar a Escocia

Edimburgo es una ciudad extremadamente turística y aún más si viajas durante alguno de sus festivales. Anticípate y reserva con antelación.

7.1. Los escoceses lo hacen todo al revés…

Recuerda que el Reino Unido siempre ha sido y será un país de “raritos”. (¡Es broma! :D)
a) Nada de euros. Recuerda cambiar tus euros a libras (lo puedes hacer antes de marchar, en el aeropuerto o in situ)
b) Recuerda que tienen una hora menos. Si son las 12 en España, serán las 11 en Escocia.
c) Acuérdate de que necesitarás un adaptador. Recomiendo llevar una regleta con adaptador en la que podrás enchufar todos tus aparatos a la noche.
d) Conducen al revés: si decides conducir por Escocia, tendrás que acostumbrarte a adelantar por la derecha, jejeje. Si eres peatón, recuerda siempre que hay mirar a la izquierda antes de cruzar. Si vas a coger el bus, cuidadín con las marquesinas. Suelen tener cristal del lado de la carretera o por los dos lados, para proteger a los pasajeros antes viento y marea.

 

7.2. El tiempo en Escocia

Los gallegos solemos estar acostumbrados a cambios de tiempo rapidísimos, pero Edimburgo nos gana. Hay un refrán escocés que reza que en Escocia se puede tener en un día, las cuatro estaciones. Lo ideal es vestirse por capas y siempre llevar el chubasquero y el paraguas a mano. Aunque amanezca soleado, puede llover e incluso granizar en el mismo día. ¡Doy fe! Además en Edimburgo suele hacer casi siempre viento.

7.3. Los Castillos escoceses… para hartarse

Existen unos mil castillos entre Aberdeen y Edimburgo. En mi opinión, tan pronto ves uno, los has visto todos. Recordad que suelen ser fortalezas medievales y en su interior, muchas veces, sólo hay simples reconstrucciones. Eso sí, si sois muy frikis, recomiendo visitar el castillo de Doune, escenario de “Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y sus locos seguidores” de los Monty Python, el “Castillo Invernalia” de Juego de Tronos y “Castillo de Leoch” en Outlander.

 

7.4. La verdadera historia de Braveheart

La que has liado, pollito! Tú, todo emocionado, te vuelves a ver Braveheart y Rob Roy antes de irte a Escocia para meterte en el papel y te enteras que Hollywood te ha liado la cabeza. William Wallace era un señor que luchó efectivamente contra los ingleses (y levantó su kilt para mostrarles su hermoso culete) y perdió la vida por la libertad. Por otro lado, tenemos a Braveheart, alias Robert the Bruce que también tuvo sus encontronazos contra los ingleses y fue rey de Escocia después de que muriese su amigo, William Wallace. ¡Alguien tenía que advertiros para que no metáis la pata ya que la mayoría de los escoceses odian la peli de Mel Gibson por ese motivo!

 

7.5. El idioma oficial de Escocia: el Gaélico

En la actualidad, apenas un 1% de la población habla gaélico. Es lengua oficial en Escocia y podréis ver cómo los carteles indicadores llevan las dos nomenclaturas: en blanco (inglés) y en amarillo (gaélico). Sin embargo, no es obligatorio estudiarlo en el colegio por lo que muy pocos escoceses serán capaces de deciros algo en este idioma.

Free tour por Edimburgo

Reserva aquí tu Free tour por Edimburgo

💡 Quizás también te interese…

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Actualizado: 07/11/2018

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.