1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Tras mi parada en Singapur, regresaría en avión a Kuala Lumpur y, desde allí, me dirigiría al norte de Malasia. Una vez más, para bien y para mal, seguiría los consejos de mi querida Patricia Schultz que había incluido en el libro “1000 sitios que ver antes de morir” la región de Cameron Highlands.

💡 Quizás también te interese más información sobre Malasia

1. Mi viaje a las Cameron Highlands

Malasia es un destino turístico que aún está en pleno desarrollo por lo que tampoco conseguí encontrar mucha información sobre lo que iba a ver en Tanah Rata. Lo único que me indicaron fue que la región de Cameron Islands era de las más caras del país (para nuestros precios nada demasiado caro pero sí para Asia) porque mucha gente V.I.P. tiene allí su casita/mansión de campo para descansar y ir a jugar al golf…

Por suerte, encontré un hostel bueno, bonito y barato y me alegraría de quedarme allí dos noches ya que la primera tarde, nada más llegar, se puso a llover. Aprovecharía para descansar e ir al punto de información de este pueblecito para planificar qué haría al día siguiente. Me ofrecieron un recorrido en jeep para visitar con un experto los campos de té de la región y para ver la Mossy Forest de Gunung Brinchang.

Aproveché también para pedir información sobre el proyecto Bukit Merah Orang Utan Island Foundation del que había encontrado información en Internet…

Al regresar al hostel conocí a un chico australiano, Lachie, que también había acabado en Tanah Rata un poco de casualidad. Acabamos cenando juntos y lo convencería para unirse al tour para el día siguiente, jejeje.

Aquella mañana, después de la lluvia, increíblemente saldría un sol espléndido así que pudimos disfrutar de la naturaleza de la zona en todo su esplendor. Éramos cuatro personas por lo que el tour fue muy agradable.

Excursión a Cameron Highlands

Haz clic en la imagen para más información

2. Excursión por las plantaciones de té de Cameron Highlands

Empezamos el día en los campos de té de Cameron Highlands y me vi gratamente sorprendida por aquellos paisajes de ensueño. Los arbustos del té son mucho más bajitos de lo que me esperaba y es bastante impresionante ver todas esas colinas ondeantes en las que se encuentran. No sabía que era una planta tan delicada y que, hoy en día, se siguen seleccionando los tallos más verdes a mano. ¡No es posible recoger la planta con ninguna máquina! Por eso, normalmente son mujeres (por sus manos delicadas) las encargadas de recolectar esas pequeñas hojas olorosas. Luego al momento de juntarlas en enormes fardos y pasar entre esos miles de arbustos (un trabajo de lo más duro) ya ayudan los hombres. En la actualidad, muchos emigrantes procedentes de países como Bangladesh son los encargados de realizar esa labor que nadie más quiere desempeñar.

A continuación, nos fuimos a un pequeño invernadero de fresas ya que también son muy típicas de la zona. Nada muy increíble en aquellas pequeñas fresas bastante ácidas pero tuvo su gracia poder cortarlas nosotros mismos y comerlas in situ.

La siguiente parada del tour sería la Tea House de la fábrica Boh Tea. Se nos explicó todo el proceso. ¡No os podéis imaginar todo el trabajo que hay detrás de una simple bolsita! El picado, el secado, los aromas que se le pueden proporcionar, el envasado… Todo tiene su ciencia, tal y como también ocurre con los vinos.

Además de la fábrica, también pudimos degustar ese delicioso té en un fantástico edificio en medio de aquellos increíbles países.

3. Excursión por la Mossy Forest de Gunung Brinchang

Durante la última parte de la mañana, nos iríamos hasta los límites de la Mossy Forest de Gunung Brinchang. Este bosque que, según se ha descubierto recientemente es uno de los más antiguos del planeta, tiene un ecosistema muy propio, con flores y árboles que sólo se encuentran allí. Por ese motivo, para su preservación, ya no se puede acceder directamente a él pero sí es posible ver muchos de las ejemplares desde la misma carretera que la rodea. Además se ha creado un pequeño mirador para ver todos estos árboles desde lo alto.

Aquella noche ya me despediría de Lachie.  Él se quedaría más tiempo por la zona mientras que yo ya me iría hasta Kuala Kangsar. Aún así, quedamos en volver a vernos muy pronto ya que coincidiríamos en Penang. 🙂

4. Visita a Kuala Kangsar

Al día siguiente, me fui en bus desde Tanah Rata hasta el pueblo de Kuala Kangsar, antigua capital de los sultanes. Sin embargo, tan pronto llegué allí, nada de información turística en la estación de bus. Cuando pregunté dónde estaba la zona monumental a unos taxistas, todos se quedaron ojipláticos, jajaja. Así que tras negociar con uno de ellos, por unos 10 euros, me llevaría a hacer un tour privado improvisado de dos horas por el pueblo.

Aunque pueda parecer caro para los precios en Malasia, muy pronto me di cuenta de que había hecho un buen trato ya que ni de broma se podía caminar de un lugar al otro porque estaban muy distantes. Así que primero pasamos todo lo largo del impresionante palacio real Istana Iskandariah (no se puede entrar en dicho recinto) y luego nos pararíamos en el monumento más importante de Kuala Kangsar, la mezquita Ubudiah Mosque, que – tal y como podéis ver en las fotos – parece sacada de las mismísimas mil y una noches. También nos detuvimos en el antiguo palacio y actual museo real, Istana Kenangan.

Finalmente, al regreso, paramos junto al río Perak para ver algunos de sus bonitos puentes.

Definitivamente mereció la pena esta parada con esta excursión organizada sobre la marcha. 🙂

5. Dónde dormir en Cameron Highlands

Como comenté anteriormente, Cameron Highlands es muy turístico porque hay numerosos hoteles pero pocos hostels. Afortunadamente conseguí reservar en el Cameronian Inn,  un alojamiento con mucho encanto. Las habitaciones sencillas con baño compartido pero el desayuno era bueno y tienen un patio de lo más agradable en el que uno puede saborear una rica taza de té… ¡Invitación de la casa!

 

Este post posee enlaces de afiliados, es decir, que cuanto compres a través de ellos, el precio para ti no se verá incrementado pero yo recibiré una pequeña comisión por parte de la empresa. ¡Este dinero me ayuda a seguir viajando! ¡Muchas gracias!

Actualizado el 27/05/2018

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.