compartir-coche

Compartir coche

1) Gastos de transporte

Para desplazarse por una ciudad (o por un país) hoy en día ya podéis informaros por Internet de todos los precios y horarios de trenes y buses e incluso reservar online. Muchas veces es mejor huir de las excursiones organizadas (excepto que la opción de tener un guía os parezca interesante y rentable) si no queréis pagar de más. Además si veis que la ciudad que vais a visitar es bastante grande, no dudéis en preguntar por Bonos de varios días, semanales o para grupos. Siempre se acaba ahorrando un montón. Para los más atrevidos (¡¡¡yo nunca lo haría en ciudades como El Cairo!!!) el alquiler de coche también puede ser una buena opción sobre todo si se reserva con bastante antelación (también suele haber muchas ofertas online). El autostop, una opción más para los más valientes y los que disponen de tiempo, y sino siempre podéis buscar alguien con quién compartir coche a través de páginas como Blablarcar, Carpooling o Amovens.

bocadillo-caballa-estambul-turquia

Increíble recomendación de Enrique en Estambul

2º) Visitas y entradas a monumentos

Buscad en guías o en Internet los días de “Entrada libre” de los sitios más turísticos para ver si coincide con vuestra estancia o tened en cuenta qué tarjetas de descuentos son admitidas (estudiante, profesor, jubilado internacional, alberguista, etc.). Si vais sin rumbo fijo, también podéis buscar en Internet listas de “Things to do for free in” y simplemente dejaros llevar, jejeje

3) Pedirle consejos a los autóctonos

Si hacéis Couchsurfing, ¡no dudéis en pedir consejos a vuestros anfitriones! También podéis consultar Foros o Blogs como Los ViajerosMi nube, Tripadvisor y encontrar buenos consejos sobre qué cosas merece la pena visitar (y cuáles no). También podéis encontrar páginas como Nomaders o City Free Tours donde locales, por un módico precio, a cambio de la voluntad o gratuitamente, os enseñarán los encantos de su ciudad.

gato-maleta

Félix metiéndose en mi maleta

4) Seguridad ante todo

Si viajáis por la Unión Europea, no os olvidéis de solicitar vuestra Tarjeta Sanitaria Europea, sino podrían pediros abonar los gastos médicos (luego tendréis que solicitar el reembolso al llegar a casa). Si viajáis fuera de la Unión Europea, contratad algún Seguro de viaje privado ya que si os pasa algo, podéis acabar pagándolo muy caro (situación de desamparo total y gastos médicos a precios desorbitados).

5) Viajar ligeros de equipaje

Si habéis comprado un vuelo Lowcost, ojo con la maleta y sus medidas (las maletas Ryanair no miden igual que las maletas del resto del mundo) y depurad vuestras técnicas de “packaging” (A mí hasta me cabe mi gato Félix si me despisto, jajajaja). Muchas veces pecamos de viajar con demasiadas prendas o cosas inútiles y luego no hay sitio para los pequeños regalos así que ¡sed prácticos!

[plain]Este post NO ha sido patrocinado. Los enlaces o las menciones a marcas que incluyo en este texto han sido introducidos porque creo que pueden tener interés para el lector. TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías. [/plain]

Deja un comentario