El pasado fin de semana, al fin encontraba un hueco en mi apretada agenda para probar uno de los Trenes Turísticos de Galicia: empezaría por el recorrido nº 7 ofrecido por Turismo de Galicia y Renfe: La ruta de los vinos de Valdeorras y Ribeira Sacra. (Sí, lo sé es vergonzoso. Viajo por todo el mundo y me faltan tantos rincones bellos de Galicia por ver, jejeje. ¡Pero poco a poco!)

El billete del tren turístico que comienza en este caso en Ourense incluye el traslado Santiago-Ourense y tiene el precio de 40 euros para una excursión muy completa que dura todo el día. En el trencito, con una capacidad para unas 50 personas, os ofrecerán una botellita de agua, hay aseos y hasta cargadores para móviles (¡Aleluya!).

 

1. Introducción

La Ruta de los Vinos de Valdeorras y Ribeira Sacra, en mi opinión, no tiene desperdicio ya que además de la comodidad del tren, se recorren esos preciosos paisajes gallegos yendo todo lo largo los ríos Miño, Sil y Cabe. (cosa imposible de hacer en coche ya que la carretera va por encima).

 

catamaran-ribeira-sacra

Amanecer en los Cañones del Sil

catamaran-canones-sil

La maravillosa Ribeira Sacra

2. Catamarán por los Cañones del Sil

La primera parada se hace en Santo Estevo do Sil. Allí nos esperaría un bus para trasladarnos al embarcadero. El madrugón habría merecido la pena. Eran las 9,30 y podríamos disfrutar de cómo salía el sol en los Cañones del Sil. El paseo en catamarán duraría en torno a una hora. Desde luego, una experiencia 100% recomendable. ¡La Ribeira Sacra es realmente impresionante!

3. Cata en las Bodegas A Coroa

Tras este delicioso paseo, el autobús nos llevaría de vuelta al tren dónde nuestra próxima parada sería el Valdeorras. Los paisajes seguían siendo impresionantes y la temperatura empezó a ir en aumento. Cuando llegamos a A Rúa-Petín con 37 grados, allí estaba de nuevo otro autobús que esta vez nos trasladaría a las Bodegas A Coroa. Si el Valdeorras es conocido por algo, es por su Denominación de Origen. ¡Había que probar sus vinos!

Tras ver sus magníficos viñedos y visitar sus bodegas milenarias, nos explicaron de forma sencilla y concisa todo el proceso de elaboración de estos godellos e incluso tuvimos el privilegio de probarlos y comprar botellas in situ.

El bus nos trasladaría de nuevo a A Rúa – Petín dónde tendríamos una hora y media libre para comer dónde quisiésemos. ¡Qué dura es la vida del turista, jeje!

visita-bodegas-a-corona

Visita a la Bodega A Corona en el Valdeorras

santuario-ermidas

El impresionante Santuario de las Ermitas

4. Visita al Santuario barroco de As Ermidas

A las 16,30 retomaríamos el bus para la que sería nuestra última visita: el Santuario barroco de As Ermidas. En medio de los valles espectaculares del Valdeorras, entre A Rúa y Viana do Bolo, tras una cuesta que ninguno de nosotros olvidaremos, se encuentra esta impresionante construcción del siglo XVIII.

A continuación volveríamos a nuestro “Tamagochi” pero, por desgracia – cosas del directo – a nuestro trenecito no le sentó bien el calor y no quiso llevarnos hasta Os Peares para nuestra última visita.

Gracias a nuestra maravillosa guía Rosa (una impresionante fuente de conocimiento), a la gran amabilidad de Laura (siempre sonriente) y a la atención impecable de Óscar (preocupadísimo en todo momento por el bienestar de todos los viajeros), todo quedó en algo meramente anecdótico.

Los Trenes Turísticos de Galicia, que han recibido el Premio Fitur 2015 al Mejor Producto de Turismo Activo Nacional en la modalidad de Cultura Nacional 2014 lo tienen muy merecido.

Una forma excelente de descubrir Galicia, espectacular, cómoda y muy económica. ¡Todo un acierto!

REGRESO A LOS TRENES TURÍSTICOS DE GALICIA

santuario-ermidas

Fachada barroca del Santuario de las Ermitas

2 Respuestas

  1. Migue

    Hace algunos meses mi pareja y yo nos perdimos un fin de semana por Parada do Sil. Es sorprendente la facilidad con la que nos dejamos seducir por tierras lejanas, con los maravillosos paisajes que tenemos en nuestra querida “Patria Galega”…
    Algunas fotografías son espectaculares.
    Tal vez probemos este verano lo de los trenes turísticos de Galicia ya que me acaba de entrar muchísima morriña.
    Lo de los cargadores para los móviles en los trenes hará mucho bien a mi Nomofobia jeje

    Responder

Deja un comentario