Las rutas turísticas en tren por Galicia, en mi opinión, una de las mejores formas de conocer los secretos de mi Comunidad autónoma.

Este año mi primer tren turístico de Galicia 2017 sería la Ruta de los vinos de las Rías Baixas, una tierra de valles y viñedos.

1. Introducción

El sur de Galicia ha ido adquiriendo durante los últimos años muchísima fama gracias a los Ribeiros y sus Albariños. Con este tren turístico de Galicia, la Ruta de las Rías Baixas, podrás disfrutar de un poco de todo: gastronomía, paisajes e historia. Para empezar, conocerás dos de las bodegas más prestigiosas de esta denominación de origen (la bodega Martín Códax y el Pazo de Fefiñáns) y recorrerás Cambados. Después de almorzar en Vigo, tendrás toda la tarde para pasear y descubrir las trágicas historias de la Isla San Simón en plena ría de Vigo.

 

2. Visita a la bodega Martín Códax

En el caso de la bodega Martín Códax estamos ante una de las marcas más prestigiosas e internacionales en la actualidad. Su sede tiene unas espectaculares vistas a los viñedos de la región, al mar y a Cambados. Lleva ese nombre en honor a un trovador gallego del medievo. Su albariño se elabora totalmente con uva albariño y tiene un ligero toque cítrico con notas florales. Es muy fresco, al igual que los tradicionales vinos de la región del Salnés.

El segundo vino que tuvimos el placer de probar fue Organistrum, un albariño fermentado en barrica de roble francés de Allier. ¡Todo un descubrimiento! Posee un aroma mucho más complejo que los demás vinos de este tipo que haya podido probar: una importante carga frutal envuelta de matices a madera. Acompañado de un poco de queso ahumado de San Simón, hizo que más de uno volviésemos para el autobús de lo más “felices”…

3. Visita a la bodega Pazo de Fefiñáns

Con la visita al Pazo de Fefiñans, tuvimos la suerte de dar un breve paseo por la bonita villa de Cambados, llena de encanto. El Pazo de Fefiñáns, de estilo renacentista, se encuentra en pleno centro formando una plaza junto con la iglesia. En esta bodega no sólo se trabajan los albariños sino que también se producen aguardientes y licores tradicionales gallegos.

 

Tras dos horas libres para almorzar en Vigo, la Ruta de los Vinos de Rías Baixas sigue por la tarde con un paseo en ferry por la preciosa Ría de Vigo para llegar hasta la Isla de San Simón.

 

4. Visita guiada por la Isla de San Simón

Esta isla, que pertenece a Redondela, ha vivido momentos a través de la historia de lo más curiosos y la visita guiada se hizo de lo más entretenida en ese sentido.

Dicen que los primeros pobladores de la isla fueron monjes, primero templarios y luego franciscanos. Desgraciadamente estos fueron muy pronto atacados por los piratas ingleses, entre ellos, el famoso Francis Drake.

Durante el siglo XVIII se convirtió en un punto estratégico en batallas navales (tanto durante la batalla de Rande como durante la Guerra de Independencia contra Napoleón).

Al convertirse en lugar de paso y punto de aduana de la Ría también se crearía un hospital allí del que aún se conserva el edificio.

Durante la Guerra Civil, la isla vivió sus horas más siniestras: sirvió de campo de concentración y exterminio de los presos políticos contrarios al franquismo. Finalmente durante la posguerra, dejó de utilizarse como cárcel y se convirtió en lugar de vacaciones para la Guardia de Franco.

Parece increíble que un lugar tan extremadamente bello haya podido ser el escenario de momentos tan terribles de la historia…

5. Rías Baixas: Qué ver

Hay muchísimos lugares que visitar en la provincia de Pontevedra, sin embargo, no siempre es fácil si uno no dispone de coche.

Los lugares a los que se puede acceder con más facilidad (porque hay buenas comunicaciones en transporte público) serían:

 

Si ya dispones de más tiempo o vas en coche, mis recomendaciones ya se extenderían a los pueblos de:

  • Cambados (del que te hablo en este artículo)
  • Moaña, Cangas e Islas Cíes: Si vas a Vigo y dispones un poco más de tiempo, te recomiendo pasar al menos un par de días en el paraíso que son las Cíes. Si no, coge al menos alguno de los numerosos ferries que recorren la ría de Vigo. Muy recomendable, la Ruta del Mejillón dónde podrás ver cómo funcionan las bateas y disfrutar a bordo de estos deliciosos bivalvos con denominación de origen.
  • Mondariz: Si buscas un poco de relax y eres más de bosques frondosos, mi recomendación es disfrutar de las aguas termales de su balneario y de su bonito paseo junto al río Tea donde disfrutar de la naturaleza gallega en todo su esplendor.
  • Baiona: Esta localidad portuaria, que nació en el siglo XIII, posee tanto monumentos románicos como góticos. No dejes de recorrer la playa de la Ribera dónde se encuentra su antigua muralla del Castillo de Monterreal.

Existen muchos más lugares, sin embargo, sin coche, aún no he tenido oportunidad de conocerlos y por ese motivo, no os los puedo recomendar todavía. 😉

REGRESO A LOS TRENES TURÍSTICOS DE GALICIA

 

 

Deja un comentario