Visité por primera vez Polonia hace unos meses. Sólo cinco lugares están listados por Patricia Schultz pero estoy convencida de que este país guarda muchos más secretos. ¿Le echamos un vistazo a esa lista de sitios que ver en Polonia? 😉

auschwitz-polonia

Prótesis encontradas en el campo de concentración de Auschwitz

1. Auschwitz

Confieso que era una visita que no apetecía. Mi idea es desconectar unos días en Cracovia pero, una vez recorrida toda la ciudad, las alternativas que se presentan son: visitar las minas de sal de Wieliczka, dirijirse al pueblo de montaña Zakopane (que también está en la lista) o visitar Auschwitz. Mi primera opción era un poco de naturaleza (Zakopane) pero el tiempo no acompañó así que al final opté por un poco de historia… ¡La visita me dejó de piedra! A pesar de haber visitado anteriormente el campo de concentración de Dachau, uno no es consciente de hasta qué punto llegó a desbocarse la barbarie nazi hasta que descubres Auschwitz. Tras una excursión con guía (totalmente recomendable) de un día, uno se da cuenta de por qué es una visita imprescindible aunque triste y escalofríante…

plaza-mercado-cracovia-polonia

Rynek Glowny, la plaza del mercado de Cracovia

2.  Rynek Glowny (Cracovia)

Nada más llegar a Cracovia, confieso que me recordó muchísimo a Praga por lo bien cuidada que está. Sin embargo, Praga, me había parecido muy de postal, demasiado perfecta, y Cracovia me pareció más humana y más cercana. La Plaza del Mercado (Rynek Glowny) está llena de ambiente en cualquier momento del día y al final le pillas el gusto a pasar por ella 14 veces al día porque realmente es un lugar precioso y especial, jeje.

colina-wawel-polonia

Colina de Wawel

3. La Colina de Wawel (Cracovia)

El Castillo de Wawel ha sido de lo más pintoresco que he visto en mucho tiempo. Sus edificios de estilos arquitectónicos muy diferentes y su ubicación son espectaculares (se encuentra en una colina sobre el río Vístula). La Catedral de Wawel también me pareció impresionante, sin embargo, el interior del castillo (state rooms) me decepcionó un montón (es muy muy sencillo). Me quedaré con la duda de si los apartamentos reales privados (se habían agotado las entradas) merecen un poco más la pena…

Otro de los grandes “reclamos” del Castillo es poder visitar la Cueva del Dragón, emblema de Cracovia, que procede de leyendas del s. XVI.  Hoy en día, puedo confirmarnos que ya no existe tal dragón pero todos los niños (y mayores) alucinamos con la estatua que echa fuego a la salida de la cueva. 🙂

tumba-chopin-varsovia-polonia

Tumba de Chopin en Varsovia

4. Ruta de Chopin (Varsovia y Zelazowa Wola)

¡Estos son los pequeños momentos en los que no me arrepiento hacerle caso a Patricia Schultz! No me esperaba demasiado de Varsovia y sorprendentemente fue una ciudad que me enamoró. Nuestra autora recomendaba la Ruta de Chopin y al sólo tener un día para recorrer la ciudad me fui directa a la oficina de Turismo a pedir información sobre el tema. Por desgracia, la casa natal y museo del compositor en Zelazowa Wola (a las afueras de Varsovia) estaba cerrada el lunes (¡una excusa más para volver!) pero decidí hacer igualmente la ruta por la ciudad. ¡Y menuda sorpresa! Junto a cada edificio emblemático, relacionado con la vida y obra de Chopin, podréis encontraros un banco de piedra oscura con un maravilloso botón que os permitirá disfrutar de su música. Al final no sé si fue Varsovia o Chopin… ¡pero volveré!  😛

5. Zakopane

Otra excusa más para volver a Polonia. Como os comenté, el tiempo no acompañó durante mi visita así que tendré que volver para visitar este pueblo de montaña que parece realmente increíble.

Una lista muy corta, ¿no creéis? ¿Conocéis Polonia? ¿Qué añadiríais?

[plain]Este post NO ha sido patrocinado. Los enlaces o las menciones a marcas que incluyo en este texto han sido introducidos porque creo que pueden tener interés para el lector. TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías. [/plain]

Deja un comentario