isla-saarema-estonia

La Isla Saarema de Estonia: ¡Todo fiesta!

ESTONIA

1º) Isla de Saaremaa

Bien, Patricia, empezamos bien… ¿Una isla de 2600 km2 de extensión? Está claro que allí encontraremos paz y tranquilidad. Tiene su castillito medieval en la única ciudad de la isla, Kuresaare (16 000 habitantes), naturaleza, un spa… Parece que el único movimiento que hay es durante las celebraciones que se hacen el castillo del 23 de juni0, jajaja

2º) La ciudad vieja de Tallinn

La ciudad vieja medieval, llamada Vanalinn, conserva sus antiguas casas de comerciantes y callejuelas adoquinadas que confluyen en la Plaza del Ayuntamiento (Raekoja Platz). Según Patricia, la mejor forma de llegar a Tallín es tomando un ferry desde Helsinki para tener vistas a la ciudad desde el agua. Hoteles recomendados: El Three Sisters, el Hotel Schloessle y el Merchant House (como siempre, todo muy económico. Ironía modo ON).

riga-letonia

Riga en invierno, a -7º

LETONIA

1º) La ciudad vieja de Riga

Me estrené con los Países Bálticos el pasado mes de noviembre… ¡Y pasé mucho frío! Tenía ganas de mercados navideños así que hice una escapadita de fin de semana a Riga (y la verdad es que la ciudad es minúscula y llega de sobra un par de días para verla). Me esperaba un poco más de la Ciudad Vieja pero lo que sí me enamoró definitivamente, a un paso de allí, fue el barrio Art Nouveau (también mencionado en el libro por Patricia).

2º) El valle Gauja

Hacía demasiado frío como para irme de senderismo por el valle Gauja pero está apena 50 km de Riga. Queda pendiente para la próxima vez.

vilna-lituania

Vilna, Lituania

Vilna, Lituania (Foto: Internet)

LITUANIA

1º) El Istmo de Curlandia

Gracias a Patricia Schultz y su libro “1000 sitios que ver antes de morir” nunca te acostarás sin saber una cosa más. Parece ser que en Lituania hay un istmo de arena de 98 km que separa el lago de Curlandia y el mar Báltico (mitad lituano, mitad ruso). Desde luego, es algo singular y los países parecen realmente sorprendentes ya que lo llaman el Sáhara de Lituania y posee un parque natural protegido. Para “frikis” del escritor alemán Thomas Mann, en el pueblo pescador de Nida podéis visitar la casa-museo en la que veraneaba.

2º) La ciudad vieja de Vilna

Vilna, la segunda ciudad más importante del Báltico, por sus imágenes me recuerda mucho a lo que he visto en Riga. Preciosa arquitectura gótica, renacentista y barroca cuidadísima… Otra capital más Patrimonio de la Humanidad que Patricia también añade al lote.

 

Personalmente estos lugares me parecen algo fríos (y no sólo estamos hablando de clima). ¿Las conocéis? ¿Qué os parecen?

Este post NO ha sido patrocinado. Los enlaces o las menciones a marcas que incluyo en este texto han sido introducidos porque creo que pueden tener interés para el lector. TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías.

Deja un comentario