cesky-krumlow-republica-checa

Cesky Krumlov

1 . Cesky Krumlow

El primer día que llegué a Brno a casa de mi Couchsurfer y le pedí recomendaciones sobre lugares que visitar en la República Checa aparte de la famosa Praga. Sus primeras menciones fueron para Cesky Krumlow y a Karlovy Vary así que no veo la hora de volver para conocer estas dos pequeñas ciudades de ensueño. Por lo que he visto en fotos, probablemente son igual de encantadoras que Praga pero quizás no tan turísticas.

2 .Karlovy Vary

Otra joyita de la República Checa bastante desconocida para nosotros. Karlovy Vary es una ciudad pequeña llena de color que, al igual que Cesky Krumlov, parece sacada de un cuento de hadas. A mayores es una ciudad balneario así que, con lo que me gusta a mí estar a remojo, creo que voy a tener que plantear muy en serio el volver pronto a la República Checa.

huesos-kutna-hora-republica-checa

Originales arañas de huesos humanos de Kutna Hora

3. Kutna Hora

A falta de tiempo, sólo visité Kutna Hora por recomendación de Adrienne y ¡No me defraudó en absoluto! Este pueblecito de Bohemia, con un centro histórico impecable lleno de casitas del s. XVI, con una arquitectura sumamente elegante y calles adoquinadas, posee además un enorme colegio jesuita y la impresionante Iglesia barroca de Santa Barbara. El osario de Sedlec, a apenas dos kilómetros del centro, es todo un reclamo para los turistas más osados. Se calcula que unos 40 000 esqueletos humanos han sido utilizados para su decoración (y en mi humilde opinión le da mil vueltas al de Évora que visité hace poco).

4. La cerveza checa

Nuestra periodista neoyorkina considera que uno no puede visitar la República Checa sin probar su cerveza. Nos recomienda hacerlo en Pivovarsky Dum (un restaurante, cervecería y pequeña destilería de Praga. Parece un lugar acogedor; tomo nota para la siguiente.) y en Pivovarsky Klub (Resturante y boutique de la cerveza de la misma cadena que el anterior). Otro lugar recomendado es la cervecería Kasterni Pivovar que se encuentra en el emplazamiento de un antiguo monasterio.

Para aprender más sobre la cerveza checa nos menciona el Museo de la cerveza de Praga y el Museo de Pilsner Urquell (fábrica de unas de la cervezas checas más famosas).¿Alguien que las haya visitado y pueda opinar?

plaza-ciudad-vieja-praga-republica-checa

Plaza de la Ciudad Vieja de Praga

5. La Ciudad Vieja de Praga

Sorprendentemente Patricia divide en dos puntos la pequeña capital imperial. Obviamente tanto la Ciudad Vieja como el Distrito de los Castillos se lo merecen pero volvemos a que el reparto de los 1000 sitios está un poco desequilibrado (en Madrid, por ejemplo, vienen muchísimas más cosas enumeradas dentro de un solo apartado/punto). La Ciudad Vieja de Praga vendría a ser el barrio de Stare Mesto que incluye el famosísimo reloj astronómico, la Iglesia de San Nicolás, la Plaza de la Ciudad Vieja y como no el puente Carlos. ¡Nada que objetar en ese sentido!

distrito-castillos-puente-carlos-praga-republica-checa

El Distrito de los Castillos desde el Puente Carlos en Praga

6. El distrito de  los castillos de Praga

Tras cruzar el puente, a lo alto de la colina, destacan la Catedral de San Vito y la monumental fortaleza que representa el Castillo de Praga. Pegado a ellos os encontraréis el Palacio Real, el Palacio de San Jorge además de las galerías de arte más importantes de la ciudad dentro del Convento de Santa Inés de Bohemia y del Palacio Sternberg. El colorido barrio de Mala Strana con calles laberínticas discurre bajando desde el castillo.

santa-trinidad-oloumouc-republica-checa

La Columna de la Santa Trinidad de Oloumouc

7. Moravian Borderlands

El sur de la región de Moravia, por lo visto, guarda un gran parecido con la Toscana. Patricia Schultz resume este punto como : “Castillos, vino y un pedacito de Italia”. Recomienda las visitas al Castillo Valtice (un mini Versalles) y al Castillo Lednice (una curiosa mansión-palacio, patrimonio de la Humanidad, destacada por su diseño paisajístico típico de la Ilustración) que fueron propiedad de la dinastía de los Liechtenstein. Para visitar la zona toma como punto de partida el pequeño pueblo de Mikulov.

8. Olomouc

Esta pequeña ciudad de Moravia es otro de los secretos mejores guardados de la República Checa según Patricia. Destaca principalmente por la Columna de la Santa Trinidad, de estilo barroco, de 50 metros de altura, que también fue nombrada Patrimonio de la Humanidad. ¿Alguno que haya visitado la ciudad? ¿Merece la pena ir sólo por ese Columnón?

[plain]Este post NO ha sido patrocinado. Los enlaces o las menciones a marcas que incluyo en este texto han sido introducidos porque creo que pueden tener interés para el lector. TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías. [/plain]

Deja un comentario