1º) Niseko

Primera recomendación “o sea tú ya me entiendes” de la Patri: ir a esquiar a Japón a la isla de Hokkaido. Personalmente me quedo de piedra. Creo que ni de coña me iría a Japón a esquiar con todo lo que hay. Espero vuestros comentarios…

festival-nieva-sapporo

Festival de la nieve de Sapporo

2º) El festival de la nieve de Sapporo

Está sí en cambio me parece una buena recomendación. curiosa y diferente. Este festival se realiza en Sapporo desde los años 50 y los japoneses se esmeran en realizar esculturas de nieve a lo grande y ¡Qué pasada!

3º) La Península de Shiretoko

Paisajes extraordinariamente montañosos y bosques, el parque nacional de Shiretoko posee por lo visto una fauna sin igual. Gran recomendación, Señora Patricia Schultz.

4º) Takayama

Tras varios siglos de aislamiento, Takayama es un típico pueblecito tradicional, de ensueño que nos podemos imagen cuando pensamos en un Japón rural, y particularmente Sanmachi Suji. Fundada en el siglo XVI posee las típicas casitas de madera tradicional, museos, templos y seis pequeñas fábricas de sake. Takayama, además, se ha vuelto muy popular estos últimos años entre los turistas por sus particulares festivales como el matsuri, sanno y hachi-man. Lo cierto es que, personalmente, me parece realmente precioso. 🙂

torii-miyajima-japon

El famoso Torii de Miyajima

5º) Hiroshima y Miyajima

¡Misión cumplida! Durante mi viaje de 15 días por Japón, este fue uno de los lugares de nuestra lista. Lo cierto es que el museo de Hiroshima y el memorial son muy emotivos y la pintoresca isla de Miyajima (a media hora en ferry) es muy bonita. No olvidemos que su majestuoso torii en la bahía es todo un emblema del país del Sol Naciente.

6º) Kanazawa

Kanazawa parece otro lugar con mucho encanto. Se encuentra en la costa, es una antigua ciudad feudal con preciosos jardines, casas de té de madera con geishas, una exquisita gastronomía…. Patricia Schultz también destaca su modernísímo Museo de Arte Contemporáneo.

fushimi-inari-kioto-japon

Fushimi Inari en Kioto

7º) Kioto

¡Aquí empieza el auténtico estrés! ¡Hay tanto que ver en Kioto y alrededores recogido en un solo punto! ¡OMG! No podían faltar Fushimi Inari y sus miles de toriis, Kinkaku-ji (el Templo Dorado, que quita el aliento por su belleza), el castillo Nijo (Patrimonio de la humanidad, por algo será),  Sanjusangendo  (con sus abrumadoras 1000 estatuas de Kannon). ¡Y aún así me han quedado por ver de la lista los templos Ginkaku-Ji, Kiyomizu-Dera, Ryojan-ji, Saiho-Ji, y Tenryu-Ji! Por si no fuera suficiente, Patricia Schultz añade alegremente dentro de este mismo punto, el distrito de Gion (el famoso barrio de las geishas, y de paso recomienda visitar a una) y el mercado Nishiki-Koji. Siempre dentro del mismo punto, una escapadita a Nara Keon (el paraíso de los ciervos), al Museo Miho y visitar también la preciosa ciudad de Himeji y su precioso castillo que parece sacado de un cuento de hadas.

ciervos-nara-japon

Los ciervos de Nara

8º) Recorrer la ruta Nakasendo

Esta ruta que nos trasladará al siglo XVII pasa por  los antiguos pueblos feudales de Narai, Tsumago y Magone. ¡A cada cual más bonito! ¡Ya me entran aún más ganas de volver a Japón, grrrr!

9º) Visitar Japón durante la época de los cerezos en flor

Otro de los motivos por los que debo volver a Japón. Aunque los colores del otoño son preciosos me falta por ver sus famosos cerezos en flor. Para ello, Patricia Schultz recomienda disfrutar del Sakura no sólo en los parques de las ciudades sino especialmente en Yoshimo, a 30 km de Nara.

10º) El Monte Fuji

Sin duda, 15 días por Japón no suelen dar para nada. ¿¡Otro de los grandes pendientes!? ¿¡Cómo no iba a estar en la lista esta montaña sagrada, símbolo nacional!?

templo-senso-ji-tokio-japon

El famoso Templo Senso-ji en Tokio

11º) Tokio

¡Vuelve el estrés similar a Kioto con Tokio! ¡Un montón de cosas recogidas en solo un apartado! El Palacio Imperial y sus jardines, el templo Senso-Ji, el Museo Nacional de Tokio, un crucero por el río Sumida, visitar el Mercado del Pescado (el Tsukiji Market), recorrer el triángulo del arte de Roppongi (Museo Mori, Suntory y el Centro Nacional de Arte), recorrer el barrio Yanaka (¿¡se deja en el tintero todos los demás míticos barrios como Shibuya, Shinjuku, Harajuku, Odaiba o Akihabara?¡OMG!), Museo Nacional de Tokio y asistir a un combate de sumo (un poco guiri, ¿no? ¿Merece la pena?). Finalmente, al igual que con Kioto, sí Tokio os ha parecido poco pues añadimos excursiones de un día a Kamakura y a Nikko. ¡Yuhú!

 

¿Qué os parece la selección de Patricia Schultz para Japón? ¿Un poco agobiante, no? Espero vuestras opiniones 😉

Este post NO ha sido patrocinado. Los enlaces o las menciones a marcas que incluyo en este texto han sido introducidos porque creo que pueden tener interés para el lector. TODAS las opiniones y experiencias recogidas en mi blog son REALES y ÚNICAMENTE mías.

Deja un comentario