contradicciones-singapur

El barrio árabe y los rascacielos asomando por detrás

Impresiones de Singapur

Siempre pienso que Asia nos llevas unas cuántas décadas de ventaja. Para bien y para mal, ahí tenemos el ejemplo de Japón, de Corea… Singapur no podía ser menos.

A la mayoría de los mochileros que recorren el Sureste asiático no les convence esta ciudad por ser demasiado moderna, demasiado cara. Sin embargo, a mí me ha parecido fascinante quizás porque intento pensar en lo que se esconde detrás de lo que veo.

La sociedad singapureña es compleja por su multietnicidad (al igual que Malasia) y, a pesar de las diferencias étnicas, culturales y religiosas, todos sus habitantes comparten una identidad nacional. Los malays, los chinos e los indios viven juntos pero no revueltos en una increíble armonía.

Sin embargo, a diferencia de Malasia, Singapur sigue creciendo ahora mismo a una velocidad de vértigo y se ha convertido en un pilar fundamental del mundo de de las finanzas y del comercio internacional. Eso se nota cuando uno pasea por Raffles Place en la que uno parece estar en un Wallstreet asiático, con chicos estilosos y chicas que parecen querer imitar a Carrie Bradshaw corriendo para todos los lados.

Los símbolos de Singapur

El nuevo símbolo de Singapur (para los turistas) el Marina Bay es un ejemplo de esa modernidad y si te quedas sólo en eso, en efecto, Singapur parece una ciudad insípida, de escaparate.

A mi gran pesar, empecé a cogerle el gusto a la ciudad demasiado tarde. Cuando ya tocaba irme, fue cuando me encontré con esas enormes contracciones que a mí tanto me gustan…

tiger-balm-singapur

El tiger balm que según se indica en la caja, lo cura todo

Singapur también es el Merlion, mitad pez, mitad león, una imagen sumamente reveladora. Las primeras generaciones de este joven país conservan sus templos de 200 años y siguen manteniendo sus costumbres que importaron de sus países de origen. Las indias siguen llevando sus joyas y sus saris, los malays siguen llamando a la oración desde sus mezquitas y los chinos celebran tan por lo alto su Año Nuevo que ahora toda la comunidad lo celebra con ellos. Todo se ha edulcorado pero las tradiciones siguen ahí.

Los antiguos valores enfrentados a las nuevas necesidades

Los padres siguen pasándole a sus hijos el mensaje de que lo más importante es la familia. “Allá tú si cumples los 30 y no has presentado aún el novio a tu familia” – me contaba mi amiga Joycelyn. “Incluso hay gente que contrata a otra para que se hagan pasar por sus novios y evitar así las preguntas durante las celebraciones del Año Nuevo Chino”.

noodles-singapur

Comida casera versus toneladas de noodles instantáneos

Pero esos viejos edificios de esos primeros emigrantes conviven ahora con los enormes rascacielos donde viven y trabajan sus hijos que han tenido otras oportunidades totalmente diferentes a las de ellos.

¿Pero cómo compatibilizar el encontrar pareja, el formar una familia en una ciudad con un ritmo desenfrenado, cada día más cara dónde el éxito se mide en función del dinero?

Si no tienes tiempo, nosotros te buscamos pareja” – reza un anuncio en el metro de Singapur de camino al aeropuerto de Changi, uno de los aeropuertos más enorme, funcional y limpio en los que he estado.

La ciudad de los jardineros y de los hombres de negocios

Pienso entonces en la visita que curiosamente más me ha gustado de Singapur: The Gardens by the Bay, unos jardines de los más inspiradores, un lugar donde la naturaleza se mezcla con ciencia y nos demuestra que se puede conseguir un equilibrio.

Por un lado, se puede conservar nuestra esencia, nuestras raíces, la base (la Tierra) pero sin por ello dejar de avanzar, progresar, utilizar la tecnología con fines positivos (esos grandes árboles de acero tan famosos son estaciones acumuladoras de energía solar). Ese es el mensaje con el que me quedo tras esta visita.

Decididamente, de ahora en adelante, siempre recordaré Singapur como la ciudad de los jardineros y los hombres de negocios, un humilde puerto lleno de emigrantes que llegó a convertirse en una metrópolis futurista. 

gardens-by-the-bay-singapur

Los jardines “Garden by the bay”

Aquí os pongo un ejemplo muy ilustrativo de la campaña de Ikea en Singapur con la llegada del Año Nuevo Chino 😉

Deja un comentario