desayuno-peruano-peru

Mi primera comida con Julio: un desayuno sencillo, sabroso y muy contundente

Al igual que lo he hecho con anterioridad con mis otros viajes, me gusta dejar pasar unos días, sentarme y ponerme a analizar todo lo vivido durante las semanas anteriores…

Se puede decir que mi llegada a Lima fue triunfal. Una vez más gracias a Couchsurfing, tuve la gran suerte de conocer a Julio, con el que descubriría la increíble gastronomía peruana. “¡La gastronomía peruana es… como los Ramones!” me soltó en una de nuestras muchas horas de charlas. Desde entonces no he dejado de darle vueltas a la divertida comparación.

Durante estos 15 días (aparte de daros el coñazo con que Perú no era sólo Machu Picchu), confieso que este país me sorprendió aún más de lo que me esperaba… Independientemente de haber tenido unas de las vacaciones más intensas de toda mi vida (nadando con lobos marinos, haciendo surf en el desierto, sobrevolando las líneas de Nazca, visitando ciudades coloniales como Arequipa y Cusco, y quedándome anodada con sus impactantes paisajes y sus ruinas incas), no podía ni de lejos imaginar lo enorme que es y lo rápido que está creciendo su capital, Lima, ni que el punk había nacido en Perú, ni lo desarrollado que está el sector turístico, ni que fuese haber Internet en todas partes a pesar de que tener una lavadora sea un lujo o que haya aún muchos barrios repletos de favelas…

nazca-turismo-peru

Nazca vendiendo souvenirs a los turistas

Los colonizadores del Nuevo Mundo no se interesaron ni quisieron entender qué era el Perú, quiénes eran los que allí vivían (y aún nos lo echan en cara y con razón). Nunca fue una unidad, un país con fronteras tal y como lo conocemos ahora, sino un enorme territorio habitados por varias tribus muy diferentes entre sí, con diferentes cultos y tradiciones. Hoy en día, ese crisol de culturas vuelve tímidamente a asomar la cabeza pero el amor a la madre tierra, la Pachamama, ya no está de moda en un mundo que se enfoca cada día más hacia la tecnología, la supuesta Modernidad…

Contrariamente a lo que podía imaginarme, los graves problemas de educación llamaron más mi atención que la pobreza. Al igual que ocurre en muchos otros lugares del mundo, más vale que el pueblo no sepa mucho y, si le sumamos a la impresión que me llevé de los peruanos, una población muy tranquila y servicial, humilde y trabajadora, tienes los ingredientes perfectos para mandar, gobernar a tus anchas (y de paso meterte mucho dinero en los bolsillos). Un muy buen ejemplo de lo que os quiero contar me lo dio una guía indígena, Rosalía, con la que pasé el día en Tiwanaco. Me comentaba que su padre que nunca había salido de su comunidad pero que le había permitido estudiar turismo le preguntaba que qué querían ahora los “gringos” con los que ella trataba…

isla-uros-turismo-peru

Los turistas “ateniendo a la lección” en la isla de los Uros

Tuve momentos de dudas y sentí un profundo malestar durante mi visita a las islas de Uros y Taquile. Esas tribus que intentan mantener su patrimonio se ven abocadas a recrear un “parque de atracciones” para turistas con el fin de poder sobrevivir en el mundo actual. Ya no llega con pescar y cazar, mantener tu cabañita sobre el agua. Los niños de hoy demandan chocolate y necesitan de un portátil e Internet para poder estudiar. El turismo parece haberse convertido como la solución a todos los problemas porque es fácil ganar dinero gracias a él… ¿Pero a qué precio?, me pregunto.

El ceviche, considerado como parte de la identidad nacional, es un sencillo plato que principalmente requiere de excelente material prima (pescado fresco) y buen hacer (en su sazonado que busca el equilibrio perfecto entre la lima, el ají, la cebolla roja y la sal). Como decía Julio, “al igual que los Ramones es sencillo pero contundente”. Golpea con fuerza  con cada acorde y, sin embargo, no puedes dejarlo porque engancha. Engancha y sorprende porque a pesar de su frescura, por detrás está la acidez y picante. Sin embargo, el peruano no deja de ser cauto, prudente (y no tan incendiario a lo mejor como el mexicano). Acompaña el ceviche de los productos básicos y serenos de la Tierra, la papa y el maíz que, con gran sabiduría, suavizan todo con su dulzura.

El punk tenía su razón de ser y pervive hoy en día en la cultura peruana pero quizás le falte el punch suficiente. La historia ya se ha repitido demasiadas veces. Falta que el pueblo, el país se lo crea, sobresalga y golpee con fuerza. Perú tiene las armas (en sentido metafórico), posee un enorme potencial del que sentirse orgulloso. Sólo tiene que descubrir por qué pelear para no perder su verdadera identidad…

 

6 Respuestas

  1. Irene

    ¡¡Qué ganas de Perú!! Creo que me voy a pasar Norteamérica por el forro y voy a volar directamente de NY a Lima. Pim pam.
    Lo que comentas sobre las tribus, es una triste realidad y además globalizada. También es el destino de muchos grupos en Asia, y seguro que África no se queda corta.

    Responder
    • El Viaje de mi Vida

      Muchas gracias! Me gusta intentar entender los lugares que visito un poco más allá que lo que simplemente ve el turista. Para eso somos viajeros, no? 😉

      Responder
      • Rudy Sandoval Paucar.

        Si es verdad mucha gente de todoel mundo viene a Peru pensando que hablar de Peru significa solo Machupicchu y Nazca pero al estar aquu se dan con la sorpresa de que Peru alberga gran variedad de paisajes naturales los cuales termina cautivando a la gente , es verdad que por ser considerado pais de tercer mundo hay lugares peligrosos pero solo hay que tener cuidado creo que en los mejores lugares siempre hay situciones peligrosas solo hay que tener cuidado siempre sobre todo con las cosas de valor.Muchas veces a los turistas les pasan robos y asaltos por buscar opciones baratas en precios como taxis informales , alojamientos de mala muerte. En Peru se usa un termino popular “Lo barato sale caro”. En el Peru se vive y se promueve el turismo pero muchas veces lo veen como comisionistas , pagar de mas y tan solo es facilitar ayuda al turista que obviamente tiene una remuneración

      • El Viaje de mi Vida

        Hola Rudy,
        Pues a Perú le pasa como a otros muchos lugares turísticos, ni nada más ni nada menos. Es sólo cuestión de tener un poco de cuidado con la gente aprovechada pero por lo demás, ¡qué gran país!¡Y lo que me faltó por conocer! Saludos!

Deja un comentario