maleta-rosa

Mi famosa maletita rosa

A estas alturas, las cosas que os voy a contar me parecen más que obvias, sin embargo, todos mis conocidos siempre parecen estar obsesionados con la preparación de sus maletas… Yo es que soy de viajar ligera de equipaje (siempre se puede comprar allí dónde estés) 😉

A raíz del escándalo con los empleados de Alitalia os expongo las conclusiones a las que he llegado tras años de viajes en cuanto al tema “Maletas”:

EQUIPAJE DE MANO:

1º) Creo que es muy útil siempre incluir un pequeño kit de sobreviviencia en tu equipaje de mano (una bolsita de aseo, muda) por si justamente se pierden las maletas que vas a facturar.

2º) Si voy a hacer escala, personalmente, intento facturar todo lo que puedo para andar más ligera durante las horas de espera pero si veis que vuestra maleta facturada no os llega, recordad que la mayoría de las compañías aéreas permiten viajar con equipaje de mano de entre 8 y 10 kilos.

3º) Puestos a repartir, os aconsejaría llevar siempre las cosas más valiosas con vosotros. ¡Ojo con despistaros en el aeropuerto que los robos son cada vez más sofisticados!

4º) Ya que la mayoría de las compañías son estrictas con las medidas del equipaje en cabina (¡maldito cajón de Ryanair, que aún por encima es más pequeño que el de las demás compañías!) suelo preferir las maletas rígidas con cremallera para evitar que esta ceda al llenarla demasiado (Además pensad que si la cargáis demasiado luego os arrepentiréis cuando tengáis que andar cargando con ella de un lado a otro…).

gato-maleta

Exceso de equipaje incontrolado

EQUIPAJE PARA FACTURAR

1º) La mayoría de las compañías aéreas permiten viajar con hasta 23 kg. ¡Ojo con los excesos de equipaje ya que podéis pagarlo muy caro! (tarifas por kilo)

2º) Teniendo en cuenta, que lo más frágil y/o valioso irá con vosotros (equipaje de mano) facturaréis principalmente ropa por lo que yo, personalmente, suelo viajar con maletas blandas a las que siempre les pongo candado.

Si la rajan para abrirlas, los hechos son muy fáciles de demostrar. Si las tiran de lo alto del avión, no reventarán. Si es blanda, al regresar, dobléis o no dobléis bien la ropa, la maleta estirará y vuestros regalitos siempre podéis colocarlos en el interior (vuestra ropa sucia servirá de “amortiguador” en caso de malos tratos).

3º) ¡No dejéis de tener en cuenta también a dónde vais a viajar! Olvidaos de las maletas con ruedas si pensáis ir a lugares menos “civilizados” y recurrid a mochilas.

4º) Si sois muy desconfiados (Yo sí he recurrido a estos servicios para viajes largos), aquí van más trucos para proteger vuestras maletas:

–        Cintas para maletas (las hay con combinación).

–        Fundas para maletas (Más dificultades para los ladrones y protege el exterior de vuestra maleta de rallazos además de customizarla).

–        Precintar y asegurar vuestro equipaje en el aeropuerto. Secure Wrap or True Star son las empresas más habituales en la mayoría de los aeropuertos en los que estuve. Suele ser caro precintar (entre 6 y 15 euros) y también tenéis la posibilidad de contratar seguro por unos cuantos euros más.

5º) Finalmente, si sois unos paranoicos y no queréis dejar vuestras pertenencias a un aeropuerto ahora existen empresas como Sinmaletas y Serviequipaje que se dedican a sacaros ese peso de encima.

Conclusión: ¡Dejad de agobiaros con vuestras puñeteras maletas y disfrutad del viaje!

Deja un comentario