Queridos míos, acabo de aterrizar y ante los numerosos “Qué suerte tienes”, me he visto obligada a desmontar el mito.

Sí, yo estuve en la Oktoberfest 2012 en Munich pero esto es lo que tenéis que saber…

La Oktoberfest en sí, no mola tanto como podría parecer.

1. Cómo llegar a la Oktoberfest

Si voláis a Múnich, tendréis que reservar con meses de antelación y aún así el vuelo es bastante caro. Si viajáis con Ryanair a Memmingen (que es lo que hice yo), no es todo oro lo que reluce. Memmingen es una aldea con un aeropuerto horrendo a una hora cuarenta de Múnich en tren. Hay buses (3 euros) a la estación de tren para luego ir a Múnich (22 euros) y luego tenéis buses directos para guiris a la Oktoberfest (30 euros el trayecto). ¡Hasta os venden ya en el aeropuerto el gorro y todo! Conclusión: lo barato sale caro.

disfraces-guiris-oktoberfest-munich-alemania

Disfraces para guiris en la Oktoberfest

mapa-recinto-oktoberfest-munich-alemania

Mapa del recinto de la Oktoberfest

2. ¿Qué es la Oktoberfest?

La Oktoberfest es un enorme parque de atracciones dónde a mayores tenéis unas 10 carpas enormes en las que se puede comer y beber cerveza. La entrada al recinto y a las carpas es gratuita pero evidentemente tendréis que pagar por subir a las atracciones y por una “mass” de un litro de cerveza os pedirán unos 10 euros (he pagado la mitad por la misma cerveza en una taberna bávara). Sólo podréis encontrar mesa entre las 10 y las 12 de la mañana. A partir de esa hora hay que reservar (con varios meses de antelación) y para ello el precio mínimo es de 2 cervezas y 2 medios pollos asados (no reembolsables). Yo no soy bebedora y madrugué así que afortunadamente pude entrar en todas las carpas y la verdad es que el ambientazo de las 10 ya era leche (me habían avisado que no dejan acceder a las carpas cuando se llenan de gente) ¡A las 18h no os quiero ni contar cuánta gente y borrachos había por metro cuadrado en la estación de tren principal, la Hauptbahnhof (a 10 minutos de la Oktoberfest andando)!

pollos-asados-oktoberfest-munich-alemania

Toneladas de pollos asados en la Oktoberfest

3. El ambiente internacional de la Oktoberfest

La verdad es que al igual que el carnaval de Venecia, la Oktoberfest está muy “prostituida”. Está muy de moda en Múnich desde hace 10 años que todos los autóctonos lleven el traje típico de Baviera durante sus fiestas pero claro el guiri se pasea con su disfraz de 40 euros (para las chicas) / 100 euros (para los chicos) y tan contento. Mis Couchsurfers me explicaron que un traje auténtico suele rondar los 1000 euros y tradicionalmente las chicas no llevan ni faldas tan cortas ni tan escotes exhuberantes (esto ahora es parte del espectáculo).

primeros-guiris-oktoberfest-munich-alemania

Llegada de los primeros guiris a la Oktoberfest a las 10h00

4. Cómo funciona la Oktoberfest

Este año se han acercado 6,4 millones de visitantes a Múnich y la verdad es que cuando acaba la Oktoberfest, la ciudad se queda vacía. Personalmente disfrute mil veces más en un restaurante tradicional al que me llevaron a cenar dónde sólo había gente alemana o incluso haciendo un pic-nic en el famoso Biergarten del Englisher Garten – con su torre china en la que tocaba una banda regional. El ambiente era más auténtico y la cerveza más barata (en los Biergarten está permitido llevar tu comida o sino también puedes comprar allí pollo, cerdo o pescado asado).

recinto-oktoberfest-munich-alemania-2

Recinto de la Oktoberfest

Con tantas pandillas de guiris borrachos no resultó ser el mejor lugar para conocer a gente. Perderse e intentar encontrar a alguien de Múnich que te sepa indicar parece misión imposible. Aún así la experiencia con los bávaros ha sido 100% positiva porque aunque parecen muy serios (como todos los alemanes), toda la gente que he conocido ha sido extremadamente amable y generosa. La Baviera y Galicia tienen muchísimo en común: el verdor de sus paisajes y el carácter de sus gentes.

5. Conclusión

Si tenéis mucha pasta y queréis emborracharos en un parque de atracciones con vuestros amigos junto a millones de guiris, esta es vuestra fiesta. Si no, os recomiendo conocer a fondo la Baviera y especialmente Múnich, una ciudad muy segura que me ha parecido espectacular, preciosa para pasear y llena de museos de todo tipo interesantísimos.

Deja un comentario