Warning: file_exists(): File name is longer than the maximum allowed path length on this platform (4096): /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/o0qt280x4nawz13yb32ufpi37guad21oe9ur6qfb8ntfpf1jd0dg2nb46nle92cio0uqcl33bqachpnjh0c4up4wkupisjpgi9xqpwi6aidl-53ulijsftk-6nus82izm23n562-cka94ebsdaxzepb-bqachp9jc1jqciswcgawn8xk2s4b32uquvjbhrxub-3ybsge7sneb2czs-mvdgg7-mjg14sio0uqcl342klb74dva1jqcis2clbnh6k920qqpc6dqc3iafpafz5x-iq36tlbz1yts6sr5qhc6tkea6iqm9robwekbqachp9jd7uz-nd60kbnh6k9w0vp2i8x2caghrimsv6d3k2q0e-j97k7l2ijanf5dsdle37ud62rfp1c2hnl9x1hv1jqcis2ckpc77bub5sp2i8x2yadg0koir6qgiqzjmd1pf6ifp872paxkqws-18hc-qn5jg87qkdw2ypk-sxgfbw73bnh6k9w0uvcna40mcbg0koirrqbhdx6v21h2k75df3k627be8eiedrisgogqfc6ptfa8awpgls-v155twm3vcvghcp2i8x2yaca6brd5ws4hdx6v2vh5luia5zkibxk-ormhsix18xif365v3le4dvo7ly5gb-1tde7w-zhiqoblb3djnwg0koirrqcj845knae7luia5zui9ybvljqhksis3g6b0kbxbesjnjb85d2ohe1jnddx1ysaqkbqb4dnnqb6cppl2wphdx6v2vh68od8utafcybvljq8kpjl5z280x2v364wjgv16qaiq63h3isjpgi9xqpkg71scla8jvp7jwzod64mmgz38rk-srf62-cka94ebsdaxzep0-bqach in /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/heartbeat-control/autoloader.php on line 7Warning: file_exists(): File name is longer than the maximum allowed path length on this platform (4096): /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/o0qt280x4nawz13yb32ufpi37guad21oe9ur6qfb8ntfpf1jd0dg2nb46nle92cio0uqcl33bqachpnjh0c4up4wkupisjpgi9xqpwi6aidl-53ulijsftk-6nus82izm23n562-cka94ebsdaxzepb-bqachp9jc1jqciswcgawn8xk2s4b32uquvjbhrxub-3ybsge7sneb2czs-mvdgg7-mjg14sio0uqcl342klb74dva1jqcis2clbnh6k920qqpc6dqc3iafpafz5x-iq36tlbz1yts6sr5qhc6tkea6iqm9robwekbqachp9jd7uz-nd60kbnh6k9w0vp2i8x2caghrimsv6d3k2q0e-j97k7l2ijanf5dsdle37ud62rfp1c2hnl9x1hv1jqcis2ckpc77bub5sp2i8x2yadg0koir6qgiqzjmd1pf6ifp872paxkqws-18hc-qn5jg87qkdw2ypk-sxgfbw73bnh6k9w0uvcna40mcbg0koirrqbhdx6v21h2k75df3k627be8eiedrisgogqfc6ptfa8awpgls-v155twm3vcvghcp2i8x2yaca6brd5ws4hdx6v2vh5luia5zkibxk-ormhsix18xif365v3le4dvo7ly5gb-1tde7w-zhiqoblb3djnwg0koirrqcj845knae7luia5zui9ybvljqhksis3g6b0kbxbesjnjb85d2ohe1jnddx1ysaqkbqb4dnnqb6cppl2wphdx6v2vh68od8utafcybvljq8kpjl5z280x2v364wjgv16qaiq63h3isjpgi9xqpkg71scla8jvp7jwzod64mmgz38rk-srf62-cka94ebsdaxzep0-bqach in /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/heartbeat-control/autoloader.php on line 7

flatiron-building-nueva-york-estados-unidos

Flatiron Building

 

Encontrar un ofertón para volar a Nueva York… ¡No tiene precio!

Creo en el karma y en el destino pero nunca he creído en la suerte. Creo que simplemente hay que buscársela. Quizás sea por eso me sonríe. Estaba yo en mi oficina “trabajando” cuando de repente entré en la página web de Iberia y estaban anunciando vuelos por 250 euros a Nueva York (¡Desde Santiago de Compostela!). El corazón me iba a mil. Me levanté, salí de la oficina con mi móvil, llamé al que era por aquel entonces mi novio y le dije: “Ve ahora mismo a hablar con tu jefe para pedir las vacaciones. Me da igual tu fobia a volar, me da igual todo, ¡¡¡nos  vamos a Nueva York!!! No podía creer que el azar me  llevaría a cumplir uno de mis sueños (y es que desde pequeña siempre me fascinó la “capital del mundo”).

edificio-chrysler-nueva-york-estados-unidos

Chrysler Building

Eran 10 días así que en vista de los precios carísimos de Manhattan, empecé a buscar alquileres de apartamentos tal y como había hecho para Londres pero la suerte volvió a sonreírme. A través de un amigo conocimos a un chico que vivía en Brooklin que deseaba alquilar su casa durante la semana que estaría en España. Acordamos precio y allá nos fuimos.

La llegada al aeropuerto JFK ya fue impresionante: las vistas al famoso Skyline es realmente una pasada. Cuando llegamos al apartamento que habíamos alquilado el efecto “estoy en una película” me tenía tonta, no podía dejar de reírme. La primera noche el Jet Lag y la emoción de querer visitarlo todo no me dejaron dormir.

estatua-libertad-staten-island-nueva-york-estados-unidos

La Estatua de la Libertad desde el ferry gratuito que va a Staten Island

 

El efecto “estoy en una peli”

A la mañana siguiente permanecía el efecto “estoy en una peli americana”: andar por el viejo y sucio metro, ver a los típicos rapperos y con sus miles cadenas de oro al cuello, gente con camisetas de los Yankies, gorras de “I love NYC”, taxis amarillos por todas partes, las calles humeantes y finalmente Manhattan y sus rascacielos… Estas obras maestras de la ingeniería impresionan aún más en vivo: la Central Station, la NYC Library, el Chrisler, el Flatiron, el Empire State, el Rockerfeller Center, el bullicio y los carteles luminosos de Time Square

empire-state-nueva-york-estados-unidos

El Empire State… ¡Simplemente abrumador!

Además de un pisito estupendo, nuestro inquilino nos dio consejos estupendos para visitar la ciudad. ¿Para qué pagar 12 euros para coger el ferry cuando puedes coger el transporte público gratis hasta Staten Island y ver igualmente la Estatua de la Libertad? (En aquel momento aún no estaba permitido acceder a la estatua). Otra de las grandes recomendaciones fue subir al Rockefeller Center en vez de al famoso Empire State. ¿Por qué? Pues aunque el precio sea similar ocurre lo mismo que si uno sube a la Torre Montparnasse en vez de a la Torre Eiffel. Poder ver toda la ciudad y el Enorme Empire State en todo el medio es realmente impresionante.

Nos adentramos durante los días siguientes en Chinatown y Little Italy. A día de hoy aún no puedo olvidar lo bien que comimos en Chinatown, como todos los asiáticos realmente han hecho suya esa parte de la ciudad y el enorme mercado de pescado y mariscos, la gran variedad y calidad de frutas y verduras en las tiendas… Otra de las grandes recomendaciones fue ir a ver al atardecer al otro del puente de Brooklin para ver cómo se enciende la ciudad y la verdad es que fue precioso.

central-park-nueva-york-estados-unidos

Un respiro en Central Park, sin perder de vista los rascacielos

atardecer-puente-brooklyn-nueva-york-estados-unidos

Atardecer desde Brooklyn (Foto: skandal00)

 

¿Green Day dando un concierto gratis? NO WAY!

Otro de los lugares ineludibles era Central Park. La anécdota: El día anterior nos dieron un panfleto en el que se anunciaba que Green Day daría un concierto gratuito allí a las 08h00. Pensamos que era una broma pero cuando llegamos allí a las 09h00 nos quedamos atónitos viendo a un montón de adolescentes con camisetas que decían “Yo he visto a Green Day gratis en Central Park”. No siempre se puede tener suerte, jejeje. Aún así disfrutamos de lo lindo del paseo por el pulmón verde de la metrópolis. El ambiente es genial y me sorprendió durante todo nuestro viaje la amabilidad de los estresados neoyorkinos. En ningún momento me sentí insegura en la ciudad.

rockefeller-building-nueva-york-estados-unidos

Rockefeller Building (Foto: skandal00)

Los museos de Nueva York y el parque de atracciones de Coney Island

Los museos tampoco podían faltar y aún más a esos precios. En el Metropolitan piden la voluntad y en el MOMA la entrada es gratuita los viernes por la tarde. Entramos en el Guggenheim pero nos faltaron horas para visitarlo.

 

El tiempo acompañó así que decidimos pasar nuestra última tarde  en Coney Island y disfrutar de los míticos parques de atracciones como en las citas entre adolescentes de las pelis americanas.

 

Los días pasaron volando, cada barrio tiene su carácter, multiculturalidad a tope (cada día probamos comida de algún país del mundo y ¡cómo olvidar los increíbles hot dogs del Gray’s Papaya!). Hay tanto que ver, que oír, sentir que Nueva York te hipnotiza. Creo que es difícil que a alguien no le guste Nueva York (incluso aunque no seas muy urbanita) porque la ciudad que nunca duerme tiene tanta variedad y vitalidad que te atrapa (aunque vivir allí debe ser un estrés). Creo que sin lugar a duda si tuviese que repetir alguno de mis viajes sería este, sobre todo porque aún me quedaron los barrios de Bronx, Harlem y Queens por conocer y porque creo en Nueva York es imposible aburrirse.

 

4 Respuestas

  1. Gema

    Mira que é unha cidade que nunca me tirou demasiado, pero levo un par de anos rondando a idea… e case me acabas de convencer, xa che pedirei consello se chega o momento… Esto non se fai Sandriña, que teño que aforrar!!!

    Responder

Deja un comentario