queimada-galicia

Queimada

Una tradición muy gallega transmitida por mi abuela

Patricia no lo ha incluido en la lista pero da igual, a mí me encanta: las celebraciones de la noche de San Juan en España deberían venir incluidas en el libro.

Estoy convencida de que es una noche especial en muchos lugares de España pero yo creo que en Galicia aún más.

Para empezar, esa noche me trae muchos recuerdos de infancia ya que mi abuela gallega, gran experta en esto de las plantas y flores autóctonas, preparaba y vendía ramos de San Juan en el mercado de San Agustín en A Coruña. Mi hermana y yo la fuimos a ayudar un par de años a venderlos. Aún la recuerdo explicándonos cual era cada planta (aunque por desgracia hoy en día mi memoria flojea): malva, ruda, “fiuncho” (hinojo), hierbaluisa, rosas…

hogueras-san-juan-galicia

Hogueras de San Juan

Ese ramo se pondría a remojo durante la noche de San Juan para luego lavarse la cara con aquella agua a la mañana siguiente para supuestamente estar más guapa, encontrar novio o tener suerte durante el año (elija la opción más conveniente en función de a quién le quieras encasquetar el ramo). Las flores, luego, se pondrían a secar y colgarían detrás de la puerta para que no entrasen en casa las “Meigas” (brujas).

Olor a sardinas y a madera quemada

Tras una buena Sardiñada (no hay verano en Galicia sin sardinas), otra de las costumbres gallegas que me chifla  es preparar la Queimada. A parte de su riquísimo sabor (licor con aromas a frutas y café), me encanta ver cómo arde el alcohol (el orujo – aguardiente). Una se convierte en una bruja con sus pociones mágicas por unos instantes, 😛

Galicia se llena de hogueras pero si tenéis la oportunidad de acercaros a la playa, no lo dudéis. El ambiente es entre mágico y tribal. Eso sí, no apto para aquellas personas que le tengan miedo a las multitudes.

playa-riazor-san-juan-galicia

Playa de Riazor, A Coruña

En Coruña, absolutamente todas las playas, calas e incluso parques se llenan de hogueras. Es realmente espectacular. Cada playa con su gente y ambiente particular, incluso, algunas de ellas más preparadas que otras con carpas, chiriguitos, aseos portátiles…

Se trata de un ritual primitivo, sin embargo, resulta hipnótico pasarse toda la noche viendo cómo el fuego se lo lleva todo hasta el amanecer. Además del típico ambiente festivo, la noche suele transcurrir de forma relativamente relajada, incluso me atrevería a decir, con cierta paz y tranquilidad. Cuando bajan las llamas, toca saltar 3 (7) veces por encima de la hoguera para alejar de nuevo todos los males e incluso existe la tradición de quemar algo nuevo, algo viejo y/o incluso aún papel con lo que queramos dejar atrás (como un ritual de renovación parecido al de Noche vieja).

La noche de San Juan, un ambiente diferente, indescriptible, mágico…

Deja un comentario