Escapada último minuto a León

Llega el fin de semana el puente de las Letras Gallegas. Sandra está en casa y recuerda que durante ese mismo periodo el año anterior visitaba Egipto. Esta vez no hay ningún plan. Decido ir el día anterior hasta la estación de Renfe. ¿Cuánto se tarda en llegar de Santiago a León? Unas cuatro horas me contestan. 1,2,3… Ok ¡Allá, vamos!

leon-castilla-espana

Llegada a León

catedral-leon-espana

Plaza con encanto detrás de la catedral

vidrieras-catedral-leon-espana

Vidrieras de la Catedral de León

claustro-catedral-leon-espana

Claustro de la Catedral de León

Madrugo para poder aprovechar el viernes ya en la ciudad y llegar allí a la hora de comer. El tren es cómodo no hay queja. Mi maletita rosa y yo tenemos ganas de aventuras. León es un lugar perfecto para pasar un fin de semana relajado. Encuentro un hostal en el centro en el centro a muy buen precio.

 

1. Paseo por el río Bernesga

La ciudad me sorprende muy gratamente. ¡No me esperaba que fuese tan bonita! No dejo de sonreír. Me recuerda mucho a Santiago y aún más cuando decido empezar el recorrido con el impresionante Convento de San Marcos. La estatua de un Peregrino me recuerda que el Camino pasa por aquí. Es mayo y hace un tiempo agradable. Sale el sol y decido darme un agradable paseo todo lo largo del río Bernesga.

Me dirijo hacia el centro y me encuentro enseguida con la bonita Casa Botines y a “Gaudí” sentado en un banco frente a su obra. Justo al lado está el Palacio de los Guzmanes y recorro la Calle Ancha con sus preciosos edificios de estilo modernista. Sin querer ya me encuentro con la famosa Catedral. En parte he venido por ella ya que Patricia Schultz la menciona en el libro pero me doy cuenta de que está muy equivocada. Visito la catedral y efectivamente es espectacular, las vidrieras son increíbles pero en realidad yo ya me he enamorado de toda la ciudad de León.

estilos-epocas-leon-espana

Mezcla de épocas, León

Decido hacerme una primera parada para tapear en la ciudad vieja y empiezo a perder por las callejuelas que rodean la Playa Mayor. Tras unas tapas de los más contundentes sobre las 4 de la tarde (otro gran parecido con Santiago de Compostela) ne doy cuenta de que mi primer día en León ha pasado volando. Me voy para el hostal encantada y relajada. Mañana más y mejor.

convento-san-marcos-leon

Convento de San Marcos, León

2. Basílica de San Isidro

Al día siguiente el tiempo está nubladete así que me meteré más en los museos: decido pasear todo lo largo de la muralla hasta llegar a la Basílica de San Isidro, ya que me ha llamado la atención el Panteón Real, una pequeña capilla Sixtina del románico. Es curiosa, particular. Me gusta. Vuelve a salir sol así que me pierdo de nuevo por el bonito Barrio Húmedo y hay mercado ante la Casa Consistorial de la Plaza Mayor. El ambiente es la mar de agradable. Callejeando sin parar acabo en la encantadora Plaza del Grano que aún conserva su empedrado medieval Me quedo allí sentada en silencio, viendo la vida pasar, durante casi media hora ¡Precioso!

Por la tarde decido visitar el renombrado MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León que no me defrauda en absoluto con unas exposiciones de lo más interesantes.

 

3. El MUSAC

Si León ya me tenía más que encantada, para ponerle el broche final a mi segundo día, se daba la casualidad que mi amada Zahara estaba en la ciudad. El concierto me destroza el corazón pero estoy feliz y tranquila.

Un fin de semana improvisado, sin grandes expectativas en un principio, que sin embargo fue perfecto en todos los sentidos. ¡Me encanta León y me encanta que los “no planes” salgan bien!

 

Aquí tienes la lista de los lugares de León que más me han gustado.

2 Respuestas

  1. Verónica (Artabria)

    Nosotros estuvimos hace unos años unas horitas y nos quedaron ganas de volver con más tiempo. Menos mal que nos queda cerquita.

    Responder

Deja un comentario