Kuala Lumpur en dos días

¡Por fin arrancaba mi mini vuelta al mundo! En el avión aún me costaba creérmelo del todo. ¡Al fin viajaba al sureste asiático! El Karma por fin me dejaba hacerlo y no sólo conocería Malasia sino que tendría tiempo, mes y medio, para recorrer varios países…

Nada más llegar me sorprendió lo moderno que era todo. Me iría a casa de Nurul, una chica malasia que me acogería durante un par de días en Kuala Lumpur con su familia. Estaba intrigada con saber más sobre Malasia y es que muy poco se conoce de ese país… Aunque la casa estuviese a las afueras, fuera de lo más humilde y tuviese que dormir con dos gatos en el salón, como siempre, la experiencia Couchsurfing fue estupendísima y gracias a Nurul, ya fui adentrándome en esa mezcla de culturas que es Malasia.

batu-caves-kuala-lumpur-malasia (2)

La subida a Batu Caves

batu-caves-kuala-lumpur-malasia (1)

El interior de Batu Caves

Visita a Batu Caves

Tras un desayuno indio en el bar de la esquina, Nurul me recomendó empezar mi recorrido en Batu Caves y es que ya temprano por la mañana hacía un calor asfixiante. Las cuevas Batu con su gigantesca estatua de Murugan me impactaron nada más llegar pero, sobre todo, me vi abrumada con la cantidad de gente que había y es que… ¡eran las fiestas de Thaipusam! Montones de fieles subían junto a mí los 272 peldaños para dar sus ofrendas o dar las gracias a sus dioses. Ver esos actos de fe en directo es realmente increíbles. El interior de las cuevas también es impactante así que, sin darme cuenta, me dieron muy pronto las tres de la tarde y viendo que el recinto seguía llenándose, decidí escapar de allí antes de encontrarme sola en medio de una marabunta de creyentes.

batu-caves-kuala-lumpur-malasia (4)

Lo que hace la fe…

batu-caves-kuala-lumpur-malasia (5)

Las cuevas a cielo abierto

Visita a las Torres Petronas

Tras una mañana intensa, me dirigía al “polo opuesto”: el centro de Kuala Lumpur con su impresionante skyline. Nurul me había recomendado tomar el KL Go Bus que es gratuito pero por desgracia, todos en Kuala Lumpur lo usan así que muy pronto abandoné el bus en vista de que no me daba mucha opción a disfrutar de las vistas. Me bajé para ver las famosas torres Petronas (no se puede entrar en el edificio). Había un ambiente muy divertido con montones de turistas sacándose fotos en los jardines que están alrededor. Lo cierto es que el edificio es precioso así que decidí volver a subirme al bus (ya más vacío) mientras caía la noche para volver a parar en el mismo lugar. Si de día las Torres Petronas me habían gustado, de noche, aún me parecieron más increíbles.

mercado-central-kuala-lumpur-malasia

El mercado central

centro-kuala-lumpur-malasia

El centro de Kuala Lumpur

Visita al centro de Kuala Lumpur: la Plaza de la Independencia y Central Market

Tras una noche sin apenas dormir (por estar de charla con Nurul hasta tarde), arrancaba el segundo día con sus recomendaciones. Empezaba desayunando y paseando por el Mercado Central. Las calles alrededor del edificio principal se venden todo tipo de souvenirs (la mayoría, made in China) pero su interior es bastante bonito. A continuación me iría a la Plaza de la Independencia donde se encuentran el ayuntamiento y un montón de edificios históricos.

Visita a Little India y Chinatown

Curiosamente el resto de la tarde, quizás debido al intenso calor del día, el tiempo se puso tormentoso cuando llegué al barrio de Little India. Aunque todas las guías lo recomiendan fue una gran decepción. Las calles de Little India o Chinatown no tienen nada de especial más que tiendas con productos de esos países. Esperaba algo un poco más “auténtico” y, como podéis ver en la foto más abajo, poco tiene de eso.

Kuala Lumpur me pareció una ciudad interesante pero tampoco recomendaría quedarse más de un par de días. Aunque la capital es enorme realmente tiene pocos lugares excepcionales que visitar exceptos sus rascacielos y Batu Caves.  Aún así la recordaré con mucho cariño debido a los bonitos momentos compartidos con Nurul y su pequeña familia. 🙂

little-india-kuala-lumpur-malasia

El barrio de Little India

Deja un comentario