Warning: file_exists(): File name is longer than the maximum allowed path length on this platform (4096): /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/kuc870tgcfayx9skuu9y5x0u-eck490tn06s8tfqx-kd-wsnvun1701paibh5y5mku8afmwqk9al2menzurgxqpdt9rasxjv0z9i6yj4m8hi2p4voyc9-q1r3dhhmf0oxr1t4setjab4uzjmku8afmwp7ejh592twv2afrlnld-a26wc3ubau58riq3b5x5n-1-buqj4oqajuxjxp3a4-wam0f9ew551kn5y9u2pj-i9v6salue4708gaijlty0twzdt70w688kbmx3nvce87jqnwury3uwumhb6cjv4okrav5waty269xetzi99vlyyp366fx1ub9i4qjt0-v2afrlnleflx-vrw5c-5r5gu1ak3gwsm5fabroa8cnt-wen0ur4av14kkhj5x5vmh7w2t5n3ad4s4tup41c4q6t3jkjh42ryzr-5r5gu1alt63ony93fqfga8j327xym5ejnr1gtt671ujm3u6au03mt9hjauwuuurxdu3n0gdifkusn17b3wclcdag5fu0yyfi6uwpli6ax-3szxa5etvvlealux2mku8af8wll0o3iyealce47j14kkhj5x5vmha41uarzcg7q-zvxrfw2r4l3hf8vy5ln4r-5r5gu1alt63ony92bqfga8j327xym5ejnr1gtt671ujm3ucau04qi0-jasent2eiczys9e9gqlupzs-94ycpiid4hgstu3a2uqfga8j326zsv1f7gx4f08jac9wtlue470tg783oukak-vfacrop9iiy3s173u637jdm96bexjsvvr1y5x5s97kjjzuyn15c3sof08jac9wsz5888v6md9daxx7qm4dt70w6m8fa-zku7cr-nr3gtegl- in /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/heartbeat-control/autoloader.php on line 7Warning: file_exists(): File name is longer than the maximum allowed path length on this platform (4096): /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/kuc870tgcfayx9skuu9y5x0u-eck490tn06s8tfqx-kd-wsnvun1701paibh5y5mku8afmwqk9al2menzurgxqpdt9rasxjv0z9i6yj4m8hi2p4voyc9-q1r3dhhmf0oxr1t4setjab4uzjmku8afmwp7ejh592twv2afrlnld-a26wc3ubau58riq3b5x5n-1-buqj4oqajuxjxp3a4-wam0f9ew551kn5y9u2pj-i9v6salue4708gaijlty0twzdt70w688kbmx3nvce87jqnwury3uwumhb6cjv4okrav5waty269xetzi99vlyyp366fx1ub9i4qjt0-v2afrlnleflx-vrw5c-5r5gu1ak3gwsm5fabroa8cnt-wen0ur4av14kkhj5x5vmh7w2t5n3ad4s4tup41c4q6t3jkjh42ryzr-5r5gu1alt63ony93fqfga8j327xym5ejnr1gtt671ujm3u6au03mt9hjauwuuurxdu3n0gdifkusn17b3wclcdag5fu0yyfi6uwpli6ax-3szxa5etvvlealux2mku8af8wll0o3iyealce47j14kkhj5x5vmha41uarzcg7q-zvxrfw2r4l3hf8vy5ln4r-5r5gu1alt63ony92bqfga8j327xym5ejnr1gtt671ujm3ucau04qi0-jasent2eiczys9e9gqlupzs-94ycpiid4hgstu3a2uqfga8j326zsv1f7gx4f08jac9wtlue470tg783oukak-vfacrop9iiy3s173u637jdm96bexjsvvr1y5x5s97kjjzuyn15c3sof08jac9wsz5888v6md9daxx7qm4dt70w6m8fa-zku7cr-nr3gtegl- in /usr/home/viajedemivida.es/web/wp-content/plugins/heartbeat-control/autoloader.php on line 7

Dos añitos más tarde, empezábamos a dar algo de latín así que el colegio al que iba en Francia organizó esta vez una excursión a Italia. Gracias una vez más al apoyo total de mis padres allá me fui por tercera vez.

¡La verdad es que no sé cómo fuimos capaces de tirarnos tantas horas en autobús! Aún tengo guardado el trayecto: París, Auxerre, Beaume, Mâcon, Lyon, Chambéry, Turín, Ovada, Génova, Florencia, Roma, Nápoles y Sorrento. ¡Qué locura!

coliseo-roma-italia

Coliseum, Roma (Foto: skandal00)

foro-romano-roma-italia

Foro Romano (Foto: skandal00)

1. Florencia y Roma

De Florencia sólo recuerdo quedarme fascinada por los colores de la ciudad. Eran unos días soleados y me pareció una ciudad tan alegre, tan bonita. Subimos cómo no a la cúpula de Santa María del Fiore y a fecha de hoy creo que no recuerdo ninguna ciudad tan preciosa vista desde arriba.

Visitamos también el museo de los Uffizi y sólo recuerdo alucinar con absolutamente todo. El David de Miguel Angel, el Nacimiento de Venus de Boticelli… En aquella época, aún era muy joven, y no había estudiado arte y aún así me vi totalmente sobrecogida por lo que veía.

Más de lo mismo al visitar Roma. El Coliseo me pareció tan inmenso… El Foro romano dejándonos muy en mente todo lo que aquel Imperio había llegado a ser…

 

2. Pompeya

Pero al fin llegó el momento tan esperado para mí y la razón por la que les había pedido a mis padres ir a este viaje: Pompeya.

Mi madre me solía dejar a veces por las tardes con una vecina encantadora, Madame Robin. Aquella señora me fascinaba porque era una persona extremadamente culta y que sabía alimentar sin cesar mi sed por aprender. Me hablaba de sus viajes, me daba clases de historia, me prestaba libros…

Aún recuerdo el momento en el que me habló de la trágica historia de Pompeya, de aquella erupción del volcán Vesubio que había enterrado vivo a todo un pueblo en el año 79 d.C. A partir de aquel momento empecé a soñar con aquel lugar y por suerte, siendo yo tan jovencita, se me ofrecía la oportunidad de ir allí…

Pompeya no me defraudó en absoluto. A día de hoy creo que es uno de los sitios que más recomiendo a toda la gente que me pregunta dónde viajar. Realmente es un lugar sobrecogedor, con una energía muy especial e increíble para los amantes de la historia. Muchísimo más impactante en mi opinión que Roma.

Tras la visita a la ciudad fantasma, como guinda en el pastel, nos llevaron de excursión para ver el Vesubio de cerca. Aún conservo un trocito de piedra volcánica y aún recuerdo al guía, que por irse de listo, casi cae dentro del cráter.

A la noche volvíamos a nuestro pequeño hotel de Sorrento, antes de emprender el camino de vuelta. Recuerdo aún el lugar porque salía agua natural con gas de los grifos. Imaginaos qué risas ducharse o lavarse los dientes con esa agua, jejeje.

A día de hoy, creo que este viaje fue el detonante, la razón por la que a partir de aquel momento creció mi deseo por viajar…

Grazie, Italia 😉

fontana-di-trevi-postal

Fontana di Trevi (Postal)

Deja un comentario