He estado 3 veces en Roma y estos son mis experiencias y lugares favoritos.


1. El Coliseo romano y el foro romano

Visitar Roma sin ver el Coliseo, vendría ser como marcharse de París sin ver la Torre Eiffel. Sólo verlo desde fuera os sacará una enorme sonrisa. El interior…hay que echarle mucha imaginación para visualizar los 50 000 espectadores que podían caber en este anfiteatro y cómo era la arena (hoy en día no existe y sólo se pueden ver los túneles y mazmorras que había por debajo). Confieso que cuando lo visité por primera vez, con 14 años, me decepcionó un poco, pero ya de adulta, entiendo que sea una visita obligada.
A unos 10 minutos andando, recorriendo la Vía Sacra, podréis visitar los ruinas que quedan de la antigua Roma y sumergiros en su pasado.

 

2. Fontana de Trevi

La fachada barroca más famosa de Roma mide nada más y nada menos que 40 metros de largo. Al estar en el cruce de tres calles, la primera vez que la vi, me sorprendió que la plaza en la que se encuentra parezca tan diminuta. Mentalizaos, indiferentemente a la hora a la que vayáis, siempre os encontraréis aquello lleno de turistas (¡incluso de noche, no seáis ingenuos!). Yo no sé si será verdad pero la primera vez que visité Roma, tiré la monedita como manda la tradición… Años más tarde volvería así que yo de vosotros lo haría por si las moscas. 😛

 

3. El Panteón de Agripa

Otro imprescindible. Independientemente que os guste o entendáis de arquitectura este edificio sin igual os dejará anonadados y os sorprenderá por su majestuosidad. Total, sólo ha sido construido en el año 27 a.C y ha sobrevivido a 19 siglos sin ninguna reforma…

 

4. El Vaticano

Si queréis visitar los Museos Capitolinos, tendréis que madrugar ya que las colas son extremadamente largas y podríais pasaros todo el día allí esperando para entrar. Os espera un empacho de obras de arte y de suntuosidad. La joya de la corona, la Capilla Sixtina, pierde un poco su encanto debido a las hordas de guiris irrespetuosos que entran cada 20 minutos en la sala. La visita a la cúpula de San Pedro merece la pena, tanto por ver el interior de la basílica desde arriba, como para deleitarse con las mejores vistas de todo Roma.

 

5. Plaza de España y Plaza Navona

Mi consejo más repetido para todas las ciudades del mundo es que os perdáis por sus calles. En mi opinión uno de los paseos más bonitos y románticos que os podéis dar por Roma sería empezando desde la Piazza Spagna – con su famosa escalinata llena flores, gente y con las bonitas calesas de caballos para turistas – en dirección a la maravillosa Piazza Navona – con bonitas casas coloridas con enormes balcones y persianas – y a cinco minutos de allí, acabar en el Campo di Fiori entre flores… 🙂

6. Paseo por el río Tiber y Castillo de Sant’Angelo

Pasear de noche todo lo largo del río Tiber y ver todos los monumentos iluminados será realmente precioso. De nuevo, So romantic!

 

7. Comer por el Trastevere

La comida italiana, para qué engañarnos, está buenísima pero si queréis realmente escapar de los sitios más turísticos, pasead por el pintoresco barrio del Trastevere y seguro que encontraréis lugares increíbles para disfrutar de la gastronomía local.

 

8. Iglesia menor de San Pietro in Vincoli y iglesia de Santa María de la Victoria

Viajar a Italia implica empaparse de arte en mi opinión. No os perdáis dos obras de lo más impactante y medio escondidas dentro de la ciudad: el Moisés de Miguel Angel (en la Iglesia menor de San Pietro in Vincoli) y el Éxtasis de Santa Teresa de Bernini (en la iglesia de Santa María de la Victoria). Están a apenas 10-15 min de distancia andando la una de la otra.

 

9. Galería Borghese

Sólo apto para gente muy fan del arte (sobre todo si aún no habéis tenido suficiente con lo anteriormente citado). Personalmente me quedé aún más enamorada de Bernini tras esta visita. Si necesitáis un descanso, el museo está rodeado de unos jardines de lo más agradables, perfectos para un picnic.

 

10. Monumento nacional a Víctor Manuel II y Bocca della Verità

Cuando pienso en Roma pienso en el tráfico apabullante, caótico y ruidoso del centro, las famosas apareciendo por todas partes. Para bien o para mal también forma parte de su esencia. Y es que… ¡Roma es única!

9 Respuestas

  1. Mamá en Bulgaria

    Jooo me falta la Capilla Sixtina porque cuando fui estaba en reformas, qué rabia! Y el punto 9 también me falta.
    Como anécdota, no fuimos a Roma de vacaciones, sino que Alitalia nos dejó tirados ahí ¡en Navidad! y nos dieron hotel hasta que hubiera un vuelo disponible.

    Responder
    • skandal00

      Bueno, pero si has tirado la moneda a la Fontana di Trevi, volverás a Roma para pegarte el atracón final de arte entre la Galería Borghese y los Museos capitolinos, jajaja!
      Pues que suerte poder quedarte más días a costa de una compañía aérea (ya me podía pasar a mí eso…)
      Muchas gracias por tu comentario y gracias por seguirme. 😉

      Responder
    • skandal00

      Yo he vuelto a viajar allí al redactar este artículo, jejeje. Te digo lo mismo que a Mamá en Bulgaria: Non ti preocupare!Si hemos tirado la moneda, volveremos 🙂
      Gracias por seguirme. Un saludo

      Responder
  2. The Wandering S

    ¡Qué recuerdos! 🙂 A mi lo que mejor sabor de boca me dejó de mi viaje a Roma fue, sin ninguna duda, perdernos tranquilamente por la callejuelas que había alrededor de Piazza Navona mientras nos comíamos un gelatto (¡ñam!) por la noche… al fin y al cabo, como bien dices, lo mejor es perderse por los sitios no tan turísticos!

    Sandra.

    Responder
  3. Maruxaina Ysumochila

    Totalmente de acuerdo con tu lista !! Sobre todo con el nº 8 : soy una enamorada del ” Moisés ” , es parada obligatoria en cada viaje a Roma 😉
    Un saludo!!

    Responder
    • El Viaje de Mi Vida

      Muchas gracias, Maruxaina! Sí, el Moisés – te guste/entiendas el arte o no – es impactante. Da la sensación de que se va a mover de un momento a otro, jajaja 😉

      Responder
      • Maruxaina Ysumochila

        Con decirte que yo la 1ª vez que lo vi … me eché a llorar !!!
        Nos vemos pronto , un bico 😉

Deja un comentario