santuario-fushini-inari-kioto-japon

Santuario Fushini-Inari

1º) El Santuario Fushini-Inari

Tuvimos mucha suerte. El día que visitamos el santuario hacía un día espléndido con un cielo azul que hacía destacar aún más esos millones de toriis que veríamos. Realmente es un lugar abrumador y no dudéis en visitar el santuario de Fushini-Inari con tiempo porque  es enorme. Nosotros en dos horas apenas conseguimos ver la mitad y alcanzar el primer nivel del parque con unas vistas increíbles sobre todo Kioto.

pabellon-dorado-kioto-japon

Templo del Pabellón Dorado

2º) El Templo del Pabellón Dorado

Otro monumento espectacular que te deja sin aliento por su belleza. El paisaje y la serenidad del Templo del Pabellón Dorado te deja totalmente sin habla nada más verlo. Los jardines a su alrededor son también preciosos (Nota: no se puede visitar el interior).

3º) El templo Sanjūsangen-dō

En Kioto hay millones de templos que visitar. Gracias a las indicaciones de mi amigo Miguel que los ha visitado casi todos, ya sabíamos cuáles podrían merecer la pena y cuáles no (sin llegar a la sobredosis de templos). Sanjusange-do era uno de los imprescindibles. ¡Desde luego que lo es! La sorpresa que uno de encuentra en el interior de este templo es simplemente brutal. ¡Mil estatuas de bronce del dios Kannon nada más y nada menos!

bosque-bambus-arashiyama-kioto-japon

Bosque de Bambús de Arashiyama

 4º) El bosque de bambú y los templos Arashiyama

A las afueras de Kioto se encuentra la barriada de Arashiyama: un pequeño ápice del Japón más tradicional y rural. Por allí os encontraréis a bastante personas vestidas con kimonos, un montón de templos, de jinrikishas (rickshaws japoneses) y el bosque de bambúes que tan famoso se hizo gracias a “Memorias de una geisha”.

 5º) El Castillo de Nijo

Unos 275 000 m2 de superficie total entre sus diferentes edificios y sus jardines hacen del Castillo de Nijo un lugar nada desdeñable a visitar. Pertenece a la era Edo durante la cual Kioto era capital de Japón y éste era el castillo donde residía la familia imperial por lo que, como os podéis imaginar, las estancias posee exquisitas decoraciones y pinturas sublimes (escuela Kano).

castillo-nijo-kioto-japon

Entrada al Castillo de Nijo

pontocho-kioto-japon

Barrio de Pontocho

6º) El Barrio Pontocho (más auténtico que el barrio de Gion)

He de confesar. ¡En 15 días por Japón, no tuve suerte de cruzarme con ninguna geisha, por lo que me veré obligada a volver! ¡No fue por no intentarlo! Nos recorrimos todo el impoluto (e insípido) barrio de Gion dónde se encuentran las casas de tés ¡¡¡pero nada!!! Seguimos por el más típico y agradable barrio de Pontocho, todo lo largo del río Yodo, y tampoco hubo suerte pero este segundo paseo al menos mereció la pena.

7º) El Complejo Kiyomizu-dera

Otro de los motivos por los que me siento obligada a volver a Japón. Mi amigo Adri y yo nos recorrimos todo el Complejo de Kiyomizu-dera y disfrutamos muchísimo del ambiente de las calles comerciales y peatonales de su alrededor pero no entramos a su templo principal y más representativo: Hon-do (sobredosis templaria). Aún así lo recomiendo. 🙂

 8º) El Santuario de Nara

Si os sobra un día entero, tras visitar Kioto, no dudéis en hacer al Santuario de Nara. Primero porque es genial verse rodeado todo el día de preciosos cervatillos (¡aunque ojito con ellos que a veces tienen muy mala leche!) sino que, además, todo el Santuario y sobre todo el templo de Todai-ji con su enorme Daibutsu-den merecen muchísimo la pena.

 9º) El área comercial de Karawamachi

Miles y miles de tiendas dentro y fuera del centro comercial de Karawamachi: ¡Encontraréis de todo! ¡Es perfecto para comprar todos los souvenirs que queráis! Allí encontraríamos tiendas de segunda mano dónde comprar kimonos a muy buen precio. 😉

kiyomizu-dera-kioto-japon

Complejo de Kiyomizu-dera

10º) Museo internacional del manga

Los cómics forman parte de la cultura nipona (ojo, manga en japonés se refiere a todo tipo de cómic), y a pesar de no ser aficionada a estos temas, realmente este museo me pareció muy instructivo (incluso hay un pequeño taller dónde podéis ver en directo cómo se dibuja, se hace el entintado y el coloreado ).

Deja un comentario