piramides-giza-egipto

Si has venido a Egipto, es por algo…

1. Las Pirámides de Giza, la Esfinge y El Museo Egipcio

Vamos a ver… ¿¡Has ido hasta Egipto y no vas a ver las famosas Pirámides (las de Guiza, Keops y Kefrén) y la Esfinge?! ¡Anda yaaaaa! ¡Pues claro que son uno de los 5 imprescindibles para conocer El Cairo (bien es cierto que de todas formas en Egipto tienes unas 120 pirámides más que visitar). Personalmente no me decepcionaron en absoluto y por algo, la Gran Pirámide fue y sigue siendo una de las siete maravillas del mundo (la única que se conserva de hecho). Se puede acceder al interior pero mi guía me avisó que no había nada destacable dentro (así que mejor te ahorras ese dinero para entrar en las Tumbas de los Valles de los Reyes, por ejemplo). Para completar este primer punto, añado el Museo Egipcio de El Cairo a la lista para aprender más sobre la cultura e historia de este pueblo milenario. Os recomiendo contratar un guía ya que apenas hay explicaciones y, con tantísimos objetos de un valor incalculable que allí os encontraréis, acabaréis totalmente perdidos y mareados.

museo-egipcio-cairo-egipto

Museo Egipcio de El Cairo

2. El Cairo histórico

El Cairo histórico transcurre todo lo largo de la calle Al-Muiz. Alberga auténticos tesoros arquitectónicos medievales (s. XIV): la Mezquita de Ibn Tulun (la más antigua y grande de El Cairo), la Universidad de Al-Azhar, la Mezquita de Al-Hakim… Un apasionante paseo por el tiempo.

cairo-historico-egipto

El Cairo Histórico

cairo-historico-egipto

El Cairo Histórico

 3. La ciudadela de Saladino

Aunque esta fortaleza medieval que alberga tres mezquitas en su interior no llamó excesivamente mi atención, lo que jamás olvidaré son las increíbles vistas que nos ofrece de la ciudad.¡Nos os las perdáis, merece mucho la pena! 

ciudadela-cairo-egipto

Vistas a El Cairo desde la Ciudadela de Saladino

 4. Las calles de El Cairo: una ciudad en constante ebullición (El mercado de Jan el Jalili, el tráfico y El Cairo de noche)

Cuando pienso en El Cairo no puedo dejar de recordar sus calles repletas de gente a todas horas así que mi recomendación es que callejeéis mucho.

El mercado de Jan El Jalili es enorme y como en muchos bazares árabes es muy fácil perderse allí durante horas. El tráfico del Cairo es una auténtica aberración de coches (¡Rezad cuando vayáis a cruzar) y si sois realmente aventureros y os gustan las emociones fuertes, no dejéis de subiros a un taxi (eso sí, no olvidéis de negociar bien la tarifa antes de subiros sobre todo si no tiene taxímetro). Gracias a mis aventuras con Hossam, me atreví a salir de noche (no lo hubiese hecho de estar sola) y la verdad es que la ciudad de noche es aún más increíble: cantidades abrumadores de gente por las calles y puestos y tiendas que nunca cierran. Un paseo a lo largo del río Nilo en plan romántico – curiosamente de noche me recordó muchísimo París con sus puentes (excepto por el horrible tráfico) – tampoco viene mal. 🙂

mercado-jan-el-jalili-cairo-egipto

Mercado Jan El Jalili

5. El barrio copto

Por desgracia mis tres días en El Cairo no llegaron a nada y no me quedó tiempo para visitar el barrio copto ¡Ya tengo excusa para volver! Este barrio de callejuelas estrechas y adoquinadas esconde un montón de secretos como la Iglesia de Santa María (la Iglesia colgante), la Iglesia de San Sergio (construida en una cueva dónde dicen se refugió la Sagrada Familia cuando huyeron a Egipto), la Iglesia de Santa Bárbara, el Monasterio de San Jorge (que se construyó sobre la antigua fortaleza de Babilonia) y el Museo Copto (donde se encuentran los famosos Manuscritos de Nag Hammadi).

 

Deja un comentario