Tras mi corta visita a Budapest, aquí os dejo la lista de los lugares que creo que no deberías perderos durante una escapada de fin de semana…

bastion-pescadores-budapest-hungria

Bastión de los Pescadores

1. Bastión de los Pescadores y la bonita iglesia de San Matías

Además de tener una arquitectura de lo más pintoresca (neogótica/neorromántica – que da la sensación de estar en un cuento de hadas), las vistas al Río Danubio, al Puente de las Cadenas y al Parlamento, de toda la orilla de Pest, son simplemente espectaculares. La Iglesia de San Matías, a un paso de allí, con su bonito tejado de colores, nos recuerda la misma delicadeza y alegría que los bordados florales tan típico de Hungría.

artesania-budapest-hungria

Artesanía húngara

2. Castillo de Buda, la Colina Gellért y su increíble spa

Buda es la parte más frondosa y montañosa de la capital. Desde el antiguo Castillo Real de Buda, actual Galería Nacional, se pueden ver las antiguas ruinas de Aquiqum, un primer asentamiento celta que luego se convertiría en ciudad romana.

Si os animáis a subir hasta la Colina Gellert (si no sois capaces a pie, podéis subir en bus, jejeje) obtendréis otra de las mejores vistas de la ciudad y del Danubio.

Tras subir la “cuestecilla” y pasear por el Parque de St. Gellert nada mejor que disfrutar de un poco de relax y es que Budapest es la capital de los baños termales. Por recomendación de Patricia Schultz fui al famoso Spa Gellert y es una visita que recomiendo totalmente: por unos 16 euros no sólo disfrutaréis de los beneficios de sus servicios terapéuticos sino que estaréis visitando un increíble balneario de estilo señorial construido a principios del s. XX. Nadar de espaldas mientras observas sus increíbles vidrieras… ¡Una experiencia inolvidable!

colina-gellert-budapest-hungria

Impresionantes vistas desde la Colina Gellert

parlamento-budapest-hungria

Parlamento de Budapest

3. El Parlamento de Budapest

El Parlamento de Budapest, construido a finales del s. XIX-principios del XX, es uno de los edificios más imponentes y emblemáticos de la capital. La majestuosidad que transmite es digna de mención.

 

4. El Puente de las Cadenas y Pest

La ciudad se desarrolló básicamente alrededor del Danubio. De un lado, Buda y Óbuda y del otro, Pest. El Puente de las Cadenas, el más antiguo de la ciudad, es la unión más representativa de ambas partes.

Tras recorrer la orilla más elevada y tranquila (Buda), os recomiendo una tarde de compras por Pest, que es totalmente diferente. Esa parte de la ciudad es muchísimo más bulliciosa, totalmente llana y posee bonitos edificios modernistas… Vamos, Budapest es como visitar dos ciudades en una. 😉

Durante mi recorrido por Pest, me llevé una cajita de los famosos bombones Gerbeaud , un caprichito que no estuvo mal pero me quedo con los bombones suizos o belgas 😛

kurtoskalacs-budapest-hungria

¡Kurtoskalacs ricos ricos!

5. El Mercado Central + Salir de marcha por Budapest

Si hay una visita que nunca falta en mis viajes es darme una vuelta por los mercados (es lo que tiene que te guste cocinar y comer). El edificio del Mercado Central de Budapest construido a finales del s. XIX es especialmente interesante por la gran variedad de productos y sobre todo porque alucinaréis con las variedades de pimientos secos y pimentones (el famoso paprika) que hay. Para los más golosos, una de mis recomendaciones son los Kurtoskalacs.

Una de las cosas que más me sorprendió de Budapest es que jamás pensé que los húngaros fueran tan marchosos y después de mi noche en la discoteca-sala de conciertos A38  y, leer más sobre el tema, me han entrado ganas de repetir. 😛

Nota: ¿Qué esta lista de Imprescindibles te ha sabido a poco? Aquí te dejo más información práctica sobre qué ver en Budapest en 3 días del blog Un poco de Sur . 😉

2 Respuestas

  1. Maruxaina Ysumochila

    Me falta Memento Park 🙂
    El resto muy de acuerdo , la subida de la colina cuesta pero merece la pena !!

    Responder

Deja un comentario